• Cada 22 de marzo se conmemora la fecha para concientizar sobre la importancia del agua y la necesidad de buscar medidas para acabar con la crisis mundial de este recurso

Cada 22 de marzo se celebra el Día Mundial del Agua para crear conciencia sobre la relevancia de este recurso esencial para la vida y la necesidad de buscar medidas para abordar la crisis del agua. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU), 2,2 millardos de personas en el mundo viven sin acceso a agua potable. 

Valorar el agua. Este es el lema planteado por la ONU para 2021. “Una gota de agua es más necesaria que nunca”, asegura el organismo.

“Hoy en día, el agua está muy amenazada por el crecimiento de la población, las crecientes demandas de la agricultura y la industria, y el empeoramiento de los impactos del cambio climático”, destaca la ONU en su sitio web

Agua y saneamiento para todos en 2030

El punto número 6 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) tiene como finalidad garantizar la disponibilidad de agua y saneamiento para todo el mundo en 2030. Para lograr esto, la ONU propone las siguientes perspectivas:

1- Las fuentes de agua como recursos hídricos naturales y ecosistemas.

2- Las infraestructuras hidráulicas de almacenamiento, tratamiento y suministro.

3- Los servicios relacionados con el agua potable, saneamiento y servicios de salud.

4- El agua como insumo para la producción y la actividad socioeconómica, tales como alimentación y agricultura, energía e industria, empresas y empleo. 

5- Los aspectos socioculturales del agua como las cualidades recreativas, culturales y espirituales.

Foto cortesía

¿Por qué se celebra el Día Mundial del Agua?

En 1992 se realizó la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Río de Janeiro. Allí surgió la propuesta de declarar un día para reconocer la importancia del agua en el mundo. Ese mismo año, la Asamblea General adoptó la resolución donde se declaró que el 22 de marzo es el Día Mundial del Agua, que se empezó a celebrar al año siguiente.

Foto Reuters Archivo

Venezuela y la constante crisis de agua

De acuerdo con el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS), de 9.633 protestas que hubo en el país durante 2020, 5.951 fueron para exigir servicios básicos como agua potable y gas doméstico. 

Exigencia de servicios

1.833

protestas para exigir agua

1.963

protestas para exigir electricidad

2.109

protestas para exigir gas doméstico

Los venezolanos están obligados a cumplir un confinamiento para mitigar los contagios por coronavirus y sus variantes. Pero deben estar resguardados en casa sin contar con los servicios básicos. Esto llevó a que a pesar de los riesgos por la pandemia, los ciudadanos salieran a cerrar calles y a manifestar para exigir agua, luz o gas. 

“El hábito de limpieza personal que es posible y lo más normal alrededor del mundo, en Venezuela es un derecho vulnerado. Desde hace años el acceso al agua se ha convertido en privilegio de pocos”, aseguró el OVCS en su informe anual de 2020.

El experto en políticas públicas y director de la ONG Ojo Avizor, Norberto Baussón, advirtió en febrero del año en curso que la falla en el suministro de agua corriente afecta, en el mejor de los casos, a casi 9 de cada 10 hogares del país.

El porcentaje por región varía entre un 87% y un 99% de afectación por falta de agua. Eso lo que quiere decir es que es un problema nacional, no un problema asociado a una región o alguna circunstancia”, señala.
Foto cortesía

Según el experto, la mala gestión de los acueductos del país y la pérdida del personal calificado por la masiva emigración de venezolanos por causa de la crisis económica son los causantes de las fallas en el suministro.

“Tenemos instalados, en todo el país, unos 140.000 litros por segundo y hoy en día solo podemos bombear más o menos la mitad; unos 70.000 litros por segundo”, explica.

En la actualidad, diariamente se siguen registrando protestas para exigir agua en diferentes partes del país. Demostrando que Venezuela está lejos de cumplir con el ODS y que tiene grandes debilidades en cuanto a garantizar agua potable a la mayoría de su población.

La falta de este recurso agudiza la crisis hospitalaria en el país. La mayoría de los centros de salud no cuentan con agua potable para atender debidamente a los pacientes, ni para mantener la higiene de los espacios y del personal médico.

Noticias relacionadas