• A pesar de que los presuntos responsables de la muerte de la adolescente de 16 años de edad están detenidos, la pandemia no ha permitido que avancen las audiencias en su contra. Su familia exige justicia

La noche que asesinaron a Ángela Aguirre sigue marcada con dolor en el recuerdo de sus padres y su familia. La adolescente, de 16 años de edad, salió a celebrar el cumpleaños de un amigo en el Club Italo Venezolano, en Ciudad Guayana (Bolívar), lugar que tiene acceso a una isla semiprivada llamada La Terecaya. Sin embargo, la ribera del río Caroní sería testigo de un femicidio que conmocionó al país en 2019 y por el cual todavía se exige justicia. 

La noche del 23 de marzo de ese año, Ángela Aguirre no regresó a casa. La angustia de sus padres los llevó a iniciar la búsqueda de tres días hasta que encontraron el  cuerpo sin vida de la adolescente, flotando río arriba, solo un traje de baño negro y un chaleco del mismo color. También presentó signos de violencia. El crimen de la adolescente se convirtió en el rostro de los femicidios en Venezuela y también en el reflejo de la inacción de la justicia venezolana. 

A dos años de su asesinato, la familia Aguirre lidia con un dolor difícil de superar. Pero también debe enfrentarse al sentimiento de impotencia al no poder obtener justicia por la muerte de su hija. 

A dos años del asesinato de Ángela Aguirre: “Mi niña no se merecía una muerte así”

La llegada de la pandemia por covid-19 a Venezuela retrasó la mayoría de los procesos judiciales en Venezuela, incluyendo el caso de Ángela Aguirre. Yerlis Yaguare, madre de la adolescente, comentó para El Diario que su caso no ha progresado debido al confinamiento.

“No hemos avanzado mucho. Por la misma situación de la pandemia son pocas las audiencias donde han podido asistir los testigos. Esperemos que pronto, con la ayuda de Dios, se calme esta situación y podamos retomar las audiencias”, comenta Yaguare. 

Los días sin su hija no han sido fáciles. El dolor la acompaña en cada momento y los recuerdos con ella siempre están presentes. Pero ha necesitado cubrirse de fortaleza y enfrentarse a los tribunales para exigir justicia. 

Siete personas fueron detenidas por estar presuntamente vinculadas con el crimen: José Alberto Cedeño (18 años), José Zorrilla (44 años), Glauder Zorrilla (19 años); Orlando Salazar (35 años), Wilmer Díaz (30 años), Joselyn Barreto (18 años), y Dayana Nicieza (28 años). Sin embargo, no hay condena aún para los presuntos responsables.

Este 23 de marzo la familia recuerda con amargo dolor aquel fatídico día. Esa noche recibieron una noticia que les cambiaría la vida. Ahora deben lidiar con la tristeza, aunque la tarea parezca imposible. 

Esta fecha a nosotros nos cambió la vida, nos marcó para siempre. Ahora no sabemos cómo aprender a vivir sin ella” Yerlis Yaguare, madre de Ángela Aguirre

En una entrevista previa realizada por El Diario cuando se cumplieron 18 meses del asesinato de Ángela Aguirre, su madre describió los recuerdos con su hija. 

A dos años del asesinato de Ángela Aguirre: “Mi niña no se merecía una muerte así”

“Era muy cariñosa y sociable, hacía rápido amistades. Nuestros mejores recuerdos son sus ocurrencias que nos hacían reír todo el tiempo y la nobleza de su corazón. Ella era muy compasiva”, expresa su madre. 

Entre sus peticiones está que los responsables por la muerte de su hija sean condenados y que se le dé continuidad a las audiencias donde se puedan presentar los testigos.

Femicidios en 2019 y 2020

Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (Mesecvi) registró 167 femicidios en Venezuela durante el año 2019
En 2020, el Monitor de Femicidios del Centro de Justicia y Paz (Cepaz) contabilizó 212 femicidios.
En dos años ocurrieron 379 asesinatos a mujeres por motivo de género.

Investigación viciada

Yerlis Yaguare aseguró que debe existir en Venezuela políticas más severas con respecto al maltrato contra la mujer y los femicidios. También pide más interés y menos apatía por parte de los funcionarios policiales con respecto a estos casos. 

“Dios ha peleado el caso por nosotros”, afirmó. Dijo que no ha guardado silencio ante la corrupción e irregularidades en torno al caso de Ángela.

La primera autopsia realizada al cuerpo de la adolescente reveló agresiones físicas antes de su muerte y signos de abuso sexual.  Sin embargo, realizaron una segunda autopsia sin autorización de los padres en la que negaban todo lo descrito en el procedimiento forense anterior. Los abogados del caso calificaron este estudio como inadecuado. 

Campaña de la familia para exigir justicia

“A esos vicios y corrupción se debe nuestra incansable lucha por alcanzar la justicia. Ha sido duro, sí, pero no imposible. Daremos hasta la última gota de esfuerzo, sudor y lágrimas hasta lograrlo, porque mi niña no se merecía una muerte así”, dice con firmeza. 

Los recuerdos con Ángela estarán siempre en la memoria de sus padres. Su familia fue golpeada no solo por la violencia de género que existe en el país, sino por un sistema judicial que no garantiza justicia y que expone a las víctimas a más dolor.

Noticias relacionadas