• Cada 24 de marzo se conmemora la fecha para intensificar los esfuerzos que contribuyan a erradicar esta infección. Sin embargo, en Venezuela no existen pues se estima que para finales de 2021 se registren 72 casos por cada 100.000 habitantes.

La tuberculosis es una enfermedad infecciosa que se transmite a través del aire cuando la persona contagiada estornuda o tose. Ataca los tejidos infectados de los diferentes órganos del cuerpo, pero especialmente a los pulmones. Cada año, el 24 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Tuberculosis para concientizar a la población sobre las devastadoras consecuencias sanitarias, sociales y económicas de esta enfermedad, y para intensificar los esfuerzos para acabar con la epidemia mundial de tuberculosis.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la tuberculosis sigue siendo una de las enfermedades infecciosas más mortíferas del mundo. Cada día, casi 4.000 personas fallecen a causa de la tuberculosis y cerca de 28.000 enferman. Los esfuerzos mundiales para combatir la tuberculosis han salvado unas 63 millones de vidas desde el año 2000.

Sin embargo, en Venezuela esos esfuerzos se paralizaron hace unos 10 años. El infectólogo Miguelangel Navas explicó para El Diario que las políticas del gobierno para hacerle frente a la tuberculosis no se han cumplido. 

Se hicieron a un lado las políticas tanto para tuberculosis como para otras enfermedades como la malaria, difteria y sarampión. No se le hace seguimiento al núcleo familiar cuando se encuentra un caso de tuberculosis”, agregó el especialista.

La OPS capítulo Venezuela, indica que en 2019 los casos de tuberculosis se duplicaron en comparación con 2015, registrando entre 42 y 47 contagios por cada 100.000 habitantes. Según estimaciones del organismo, para finales de 2021 se podría llegar a 72 casos por cada 100.000 habitantes.

Sin acceso a los tratamientos 

Navas comentó que el incremento en los casos se debe a la crisis económica del país, ya que “desde hace bastante tiempo” la tuberculosis fue descrita como la enfermedad de la pobreza y tomada como un indicador de esta condición. 

“Donde hay pobreza y desnutrición, hay tuberculosis”, aseguró el infectólogo, una afirmación que también apoya la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Pobreza en Venezuela. De acuerdo con la encuesta Encovi (2019-2020), la pobreza en Venezuela es de 75,8% y más de 630.000 niños menores de 5 años de edad sufren de desnutrición crónica.

«La tuberculosis es un problema de salud asociado a la pobreza y las malas condiciones de vida que, sumado a las dificultades de acceso a los servicios de salud, requiere ser abordado por toda la sociedad», asegura el organismo. 

Agregó que a pesar de que la vacuna BCG protege contra la forma miliar de la enfermedad, no hace lo propio contra la tuberculosis pulmonar y extrapulmonar (que aparece fuera de los pulmones). Resaltó que aún no se han concretado los desarrollos de una vacuna para estos tipos de tuberculosis. 

“Lo que sí existe es un tratamiento terapéutico que en el caso de la tuberculosis pulmonar, consiste en un conjunto de tres drogas y cuando se trata de extrapulmonar se aplica un medicamento que contiene cuatro drogas. Son tabletas coformuladas que se aplican dependiendo del tipo de la enfermedad”, explicó el especialista. 

Pero, el problema en el país es que el acceso a los tratamientos “es bastante difícil”. Navas destacó que hay un largo camino por recorrer para que se le puedan garantizar las medicinas a la población que sufre de esta enfermedad.

Foto: AFP – Ronaldo Schemidt

¿Por qué se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis?

El 24 de marzo de 1882, el doctor alemán Robert Koch anunció que había descubierto la bacteria que causa la tuberculosis, lo que abrió el camino hacia el diagnóstico y el tratamiento de esta enfermedad.

El lema del Día Mundial de la Tuberculosis 2021 es: «El tiempo corre», para dar a entender de que al mundo se le está acabando el tiempo para actuar según los compromisos adquiridos por los líderes mundiales para acabar con la tuberculosis, asegura la OPS.

“Esto es especialmente crítico en el contexto de la pandemia de covid-19 que ha puesto en riesgo el progreso de poner fin a la tuberculosis, y para asegurar el acceso equitativo a la prevención y la atención en línea con el impulso de la OMS para lograr la cobertura sanitaria universal”, indicó el organismo.

Tuberculosis y covid-19

Navas detalló que existe la posibilidad de que un paciente que tenga tuberculosis se contagie también de covid-19 y dijo que se incrementa el riesgo cuando la tuberculosis en estado avanzado genera un daño significativo en los pulmones del paciente. 

“Las posibilidades de que una persona se contagie con las dos enfermedades son muy altas. Sin embargo, no tenemos registros de que una empeore la otra pero el riesgo de muerte es alto si la tuberculosis ya hizo daño en los pulmones”, resaltó el infectólogo. 

En este sentido, lamentó que en el país no existan cifras oficiales de la mortalidad por tuberculosis aunque, sin embargo, asegura que tanto él  como colegas del gremio han podido evidenciar un aumento en cuanto a las muertes por esta infección. 

“Evidentemente al no tener un acceso fácil a los tratamientos, la mortalidad aumenta. La tuberculosis es una epidemia que no ha sido controlada y que más bien fue desatendida”, sentenció el especialista. 

Foto cortesía

De acuerdo con la OPS, se prevé un dramático retroceso en el mundo si no se garantiza la continuidad de los servicios esenciales para atender la tuberculosis, ya que esta es la enfermedad infecciosa que más muertes ha causado, solo en 2019 fallecieron al menos 17.000 personas, según el organismo.

Noticias relacionadas