• Desde la agrupación gremial presentaron un proyecto de vacunación gratuito que beneficiaría a los trabajadores de la empresa privada y sus familiares

Fedecámaras presentó al país este 25 de marzo un proyecto de vacunación nacional que contempla la inmunización de los trabajadores de la empresa privada así como de sus familiares.

Ricardo Cussano, presidente de la agrupación gremial, indicó que la propuesta cuenta con el apoyo de la Academia Nacional de Medicina, así como diversas organizaciones no gubernamentales como Médicos Unidos de Venezuela y movimientos ciudadanos como Dale Letra.

“Hoy todos los actores tenemos que estar por encima de cualquier incentivo o beneficio personal o ideológico. Tenemos que ayudar a darle la oportunidad a los venezolanos a vacunarse”, comentó Cussano durante una rueda de prensa virtual.

Detalló que el plan presentado por Fedecámaras incluye la adquisición, la importación, el almacenaje y el control de la distribución de las vacunas, así como los materiales de bioseguridad necesarios y el control posterior a la aplicación de la vacuna con distintos niveles de auditoría.

Cussano reveló que la formulación del plan de vacunación contó con la asistencia de la empresa Meditron, dedicada a la importación, instalación y mantenimiento de equipos médicos.

Resaltó que ninguno de los actores involucrados en la propuesta, que esperan sea aprobada por el régimen de Nicolás Maduro, recibirá algún beneficio económico por participar del proceso de vacunación.

“Este no es un proyecto de comercialización, esto es un proyecto de apoyo al país. Aquí no hay ningún actor involucrado en la cadena que aspire o que pretenda generar riquezas con una situación tan compleja como la que estamos viviendo por causa de este enemigo silente llamado covid-19”, afirmó.

¿Cómo sería el proceso de vacunación?

Foto cortesía

El presidente de Fedecámaras indicó que luego de realizar estudios de factibilidad determinaron que el proceso de vacunación puede llevarse a cabo a través de la red de salud privada.

“Se plantea que su ejecución sea a través de la red de 100 centros de salud de la cadena privada que prestan servicios en estas áreas sobre la base de un estudio de las condiciones requisitos, capacidades y necesidades para poder insertarse en un proyecto tan ambicioso como este”, explicó.

Precisó que las clínicas que formarían parte del proceso de vacunación se encuentran distribuidas por el territorio nacional de forma equitativa.

Aseveró que si bien se tiene previsto utilizar las vacunas que se encuentran en el mercado actualmente, el uso de cada una de ellas dependerá si son aprobadas o no por el régimen venezolano. Argumentó que la empresa privada no puede actuar sin el visto bueno del Estado.

“Este programa contempla un primer lote de 6 millones de dosis para vacunar a 3 millones de personas en caso de utilizar los fármacos que requieren dos dosis, o bien a 6 millones si se utilizan las vacunas que solo requieren una dosis”, indicó al tiempo que dijo que los costos asociados a la compra y distribución de dichas vacunas correrían a cargo de la empresa privada y no del Estado venezolano. Por tanto, la vacunación sería totalmente gratuita para la población.

Acotó que, en caso de recibir la aprobación, 20% de las vacunas importadas serán destinadas a personas de escasos recursos, las cuales serían determinadas por el régimen de Nicolás Maduro.

Ellos nos dirían a quienes podemos apoyar con las dosis”, precisó.

La logística planteada por Fedecámaras

Antonio Centrangolo, presidente de la empresa Meditrol, explicó que la propuesta contempla diversos aspectos técnicos que hacen viable un proceso de vacunación de este tipo.

Uno de estos es el control de la cadena de frío que se requiere para transportar las dosis. En este sentido explicó que a fin de que esto se cumpla el fabricante de la vacuna que se adquiera debe responsabilizarse de que las mismas arriben al país a la temperatura adecuada.

“Quien nos vaya a suministrar la vacuna debe garantizarnos el embalaje o empaque en un sistema de enfriamiento pasivo que garantice como mínimo ocho días de conservación de la vacuna a la temperatura que indica el fabricante”, dijo el empresario.

Comentó que los contenedores además de preservar la temperatura deben contar con un sistema que permita el monitoreo de la misma para prevenir cualquier variación que pudiese resultar en la pérdida de las dosis.

¿Qué es Meditrol?

Meditrol es una empresa privada fundada en 1972 que cuenta con casi 50 años de experiencia en el sector salud y que forma parte de la Cámara de Equipos Médicos de Venezuela.

Actualmente es dirigida por el ingeniero eléctrico y presidente de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorio y Afines (Avedem), Antonio Orlando Centrangolo.

La empresa se encuentra inscrita en el Registro Nacional de Contratistas pues en el pasado ha prestado sus servicios a organismos públicos.

Señaló que según la planificación que manejan el arribo de las vacunas al país se realizará mediante vuelos chárter. Estos cargarán con 750.000 dosis cada 15 días, lo que se traduciría en un total de 6 millones de dosis en un lapso de cuatro meses.

El presidente de Meditrol dijo que como parte del proyecto, se le solicitará al régimen de Maduro que se les garantice poder descargar “a boca de avión” las dosis luego de que las aeronaves aterricen.

“Está planificado que en los centros de distribución tengamos neveras refrigeradoras. Esto se decidió para poder manejar diferentes tipos de vacunas”, aseveró.

Durante la rueda de prensa virtual el empresario también reveló que una vez las dosis se encuentren en el país, estas serían distribuidas a las clínicas donde serán administradas, mediante una flota de 18 vehículos especializados para tal fin.

Planteó que como parte del proceso de aplicación de las dosis cada una de las 100 clínicas contará con cinco puestos de vacunación para un total de 500 en todo el país.

¿Qué requieren los empresarios?

Foto cortesía

El presidente de Fedecámaras anunció que desde la empresa privada venezolana se han producido acercamientos a distintos gobiernos y compañías farmacéuticas a fin de lograr adquirir las dosis necesarias que requiere el país.

Señaló que estos esfuerzos serán inútiles si no cuentan con un marco regulatorio que permita que la empresa privada pueda importar las vacunas. Añadió que además de esto también es necesario que exista voluntad política de parte de todos los actores nacionales.

“Requerimos que los permisos sean aprobados de forma expedita. Nuestro país no puede esperar por burocracia. Necesitamos contar con los permisos necesarios para los salvoconductos que requerirán quienes tengan que distribuir las vacunas”, afirmó.

De igual manera señaló que es imprescindible que se les garantice el suministro tanto de gasolina como de diésel para que las dosis puedan ser trasladadas.

Noticias relacionadas