• A propósito del Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino, en El Diario publicamos algunas recomendaciones que pueden ayudar a prevenir esta enfermedad 

Cada 26 de marzo se conmemora el Día Mundial de la Prevención del Cáncer de Cuello Uterino para reforzar las acciones de concientización e información sobre la importancia de efectuarse controles ginecológicos para evitar padecer esta enfermedad. 

El cáncer cérvico-uterino (como también es denominado) es la segunda causa de muerte por cáncer en mujeres entre 35 y 64 años de edad. 

Bajos ingresos

+ 85%

de las muertes ocurren en países de medianos y bajos ingresos.

En Latinoamérica, durante 2018, aproximadamente 72.000 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de cuello uterino y casi 34.000 murieron, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS). En agosto de 2020, la Asamblea Mundial de la Salud aprobó una estrategia global para la eliminación de esta enfermedad, que consiste en tres pilares fundamentales: prevenir, detectar y tratar. 

Además, la estrategia detalla que se habrá eliminado el cáncer cervicouterino cuando todos los países alcancen una tasa de incidencia de menos de 4 casos por cada 100.000 mujeres en el mundo. La meta está planteada para el periodo 2020-2030. 

En Latinoamérica, durante 2018, aproximadamente 72.000 mujeres fueron diagnosticadas con cáncer de cuello uterino y casi 34.000 murieron
Foto referencial

Prevención del cáncer de cuello uterino

Existe la disponibilidad de vacunas para ayudar a proteger a los niños y adultos jóvenes contra ciertas infecciones por VPH y estas inmunizaciones pueden prevenir los casos de precáncer y cáncer del cuello uterino. 

Por lo general, los efectos secundarios de estos fármacos son leves. Los más comunes: enrojecimiento breve, hinchazón, dolor e irritación en el área donde se aplica la inyección. Además, se recomienda permanecer sentado durante 15 minutos para reducir los riesgos de desmayo luego de que se administre el medicamento. 

Aplicar la vacuna contra el VPH entre los 9 y 12 años de edad (ayuda a prevenir más casos de cáncer que cuando la inmunización se realiza en edades mayores)
Foto cortesía

¿Qué recomienda la Sociedad Americana Contra el Cáncer?

– Aplicar la vacuna contra el VPH entre los 9 y 12 años de edad (ayuda a prevenir más casos de cáncer que cuando la inmunización se realiza en edades mayores).

– Las personas de entre 13 y 26 años de edad que no se han vacunado o que no han recibido todas las dosis, deberán acudir a vacunarse lo antes posible. 

– La sociedad desaconseja que los mayores de 26 años de edad se apliquen la vacuna.

Además, la institución resaltó que ninguna vacuna protege 100% a las personas contra todos los tipos de VPH que causan cáncer. Por ello, exhortan a las personas a continuar los chequeos anuales para una detección temprana del cáncer de cuello uterino.

Otras recomendaciones

– Una vez que la mujer inicie su vida sexual, debe acudir anualmente a citas con el ginecólogo y realizarse la prueba de citología. 

– Mantener adecuadas normas de higiene íntima. 

– Cumplir los tratamientos para las infecciones y lesiones sospechosas. 

Una detección temprana de lesiones en el área íntima femenina es la forma más eficaz de prevenir el cáncer de cuello uterino y así disminuir las muertes que causa esta enfermedad. 

Noticias relacionadas