• César Amaris y José Güipe conversaron en exclusiva para El Diario sobre su clasificación a los Juegos Olímpicos. Dieron detalles sobre lo complicada que fue su preparación durante la cuarentena y las expectativas que tienen de cara al evento universal | Foto: Prensa COV

Por primera vez en la historia, una dupla venezolana de remo estará presente en unos Juegos Olímpicos. Los remeros César Amaris y José Güipe certificaron su clasificación a Tokio 2020, debido a su buena actuación en el Preolímpico Americano que se celebró en Río de Janeiro, Brasil.

Tokio 2020: pese a que se postergaron para 2021, los Juegos Olímpicos conservan el mismo nombre.

La ruta de clasificación de este certamen, donde compitieron 60 remeros de 21 países, establece que cinco embarcaciones individuales para hombres y mujeres obtienen su boleto a Tokio 2020. Además, ofrece tres plazas para los dobles ligeros en ambos sexos.

En este sentido, los remeros venezolanos se ubicaron en el sexto lugar de la gran final A de doble ligero masculino (LM2X) con un tiempo de 07:12.530. Esta definición se llevó a cabo el pasado 5 de marzo.

Esta calificación es un gran paso que da el remo venezolano. Esto incentiva a nuestros compañeros a seguir luchando y a dedicarle tiempo a esto; de que las metas sí se pueden cumplir, siempre y cuando tú tengas esa constancia y ese esfuerzo por querer lograr un objetivo”, considera César Amaris en exclusiva para El Diario.

La dupla uruguaya, conformada por Bruno Cetraro y Felipe Kluver, dio la sorpresa, al adueñarse del primer lugar con un tiempo de 06:37.970, seguidos por la representación de Chile (César Abaroa y Eber Rojas, con 06:38.290) y Brasil (Becker Evaldo y Emanuel Dantas, con 06:40.360).

“Para nosotros, la clave viene de la constancia y la perseverancia. Son muchos años de experiencia y de dedicación a este deporte, que no es nada fácil; pero nunca se nos hizo imposible. Siempre, con la mente positiva, y tratando de hacer las cosas bien”, comenta Amaris.

César Amaris en los Juegos Olímpicos de Tokio
César Amaris | Foto: Cortesía

Se trata de la tercera participación del remo venezolano en los Juegos Olímpicos, luego del debut de Dhison Hernández (puesto 24 en remo corto) en Pekín 2008, y la pasada actuación de Jackson Vicent (puesto 29 en single masculino) en Río 2016.

“Esto apunta a que más duplas y botes en conjunto estén metidos en unas olimpiadas. El apoyo de las gobernaciones y el ministerio es clave, porque este es un deporte que lleva demasiada inversión: el movimiento de las embarcaciones, las palas, la pista, el lugar. Esto incentiva a que nuestros compañeros no decaigan y sigan en pie de lucha”, complementa Amaris.

Criterio de clasificación para Tokio 2020

Los chilenos inscribieron los tres botes —single masculino, femenino y doble masculino— en las finales del Preolímpico. No obstante, debido a restricciones técnicas, participarán en Tokio 2020 solo con la embarcación de single masculino (M1X).

Por eso Venezuela consiguió el tercer cupo en dobles masculinos para los Juegos Olímpicos, pero no fue la tercera mejor dupla, aclara José Güipe para El Diario. Esto se debe a que los boletos que otorga la Federación Internacional de Sociedades de Remo (FISA) son escasos.

“Es un poco complicado de explicar. En el caso de los otros dobles, que llegaron de tercer, cuarto y quinto lugar, hubo embarcaciones de su país que obtuvieron mejor posición. Esos tres dobles quedaron fuera de los cupos, por lo cual, se corren las posiciones y quedamos nosotros como el tercer clasificado”, detalla Güipe.

José Gúipe | Foto: Cortesía

Si más de una embarcación queda en zona de clasificación mas no gana su serie final, de acuerdo con el sistema de clasificación de la FISA, el país logra un solo un cupo. En caso de que una delegación culmine en puestos diferentes, el boleto queda en manos del mejor ubicado en la final. 

De finalizar todos en el mismo puesto —como en el caso de Chile, con el segundo lugar en single y dobles masculino— la federación nacional deberá elegir la embarcación que competirá en Tokio 2020.

“Para mí, Dios nos ayudó en todo momento. Fueron días difíciles, en los que solo le aclamaba que me diera fuerza y paciencia para seguir y no abandonar. Fueron muchas motivaciones, aparte de cumplir el sueño de ir a unos Juegos Olímpicos, como la llegada de mi primer hij@. Esa es otra bendición para este año”, añade Güipe.

Preparación de César Amaris y José Güipe

Difícil, así fue el proceso de preparación de la dupla venezolana para el Preolímpico de Río de Janeiro. En el remo, indican los remeros, se requieren muchas sesiones de agua para tener coordinación y sincronización en la embarcación. Sin embargo, la pandemia por covid-19 alteró la práctica de esta disciplina.

“Si me pongo a pensar en todo lo que hicimos para dedicarle tiempo a los entrenamientos y no abandonar… Fue una lucha durante todo el año, desde que anunciaron la cuarentena hasta octubre de 2020, cuando nos juntamos como dupla para remar juntos. Tenemos una historia de lucha y constancia por hacer nuestro sueño realidad”, dice Güipe.

Remo venezolano: una historia de lucha y constancia por clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio
Foto: Cortesía

Los dos trabajaron en remoergómetros, unas máquinas que simulan la acción de remar, como si el atleta estuviera sobre un bote. En este sentido, apuntan los venezolanos, se cumplió con el entrenamiento, aunque no es lo mismo que ir al agua.

Fue un poco complicado. Realmente en sí, comenzamos la preparación en enero, hasta que en marzo comenzó la competencia; pero el año pasado fue difícil, muy difícil. El técnico (Andrés Rojas) se encarga de estar atento a todos los tiempos, tanto en agua como en simuladores, para buscar el mejor resultado y ubicación ranking”, agrega Amaris.

César es de Caracas y tiene 14 años practicando remo. José es de Santa Fe, estado Sucre, y lleva 15 años en la disciplina. Desde 2009 compiten juntos, cuando se disputaron los Juegos Bolivarianos en la subsede de Lima, Perú, y se llevaron el oro. En 2010, se bañaron de plata en los Juegos Suramericanos de Medellín y los Centroamericanos y del Caribe de Mayagüez.

Obtuvieron el tercer lugar en los Panamericanos de Guadalajara 2011, y en los Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla 2018 quedaron segundos. Antes de celebrarse los Juegos Bolivarianos de Santa Marta 2017 —allí salieron campeones— Amaris tuvo un retiro de cuatro años. “Eso me frenó a obtener mejores resultados”, declara el caraqueño, sin dar mayores detalles.

Próximas competencias de la dupla criolla

Los representantes de Venezuela volverán a la acción en mayo de 2020, cuando se lleve a cabo el clasificatorio y el mundial de remo en Lucerna, Suiza. Previamente, en abril, esperan concentrarse en Europa, siempre y cuando cuenten con el apoyo de las autoridades e instituciones deportivas.

Remo venezolano: una historia de lucha y constancia por clasificar a los Juegos Olímpicos de Tokio
Foto: Cortesía

“Por los momentos, solo haremos preparación física en Caracas, nada de remar. Estamos analizando la solicitud de preparación, a la espera de una respuesta positiva. Yo tengo fe de que contaremos con el apoyo de las autoridades, así como lo han estado haciendo a principios de año, cuando nos preparamos para el Preolímpico”, afirma José Güipe.

Ahora el sucrense ve al remo como un deporte a flote en Venezuela. “Hace unas semanas veía que se desvanecía; temía que desapareciera, ya que no ha sido atendido. Yo creo que con esta clasificación muchos jóvenes van a sentirse esperanzados, de poder lograr sus sueños en una dupla o single para unos Juegos Olímpicos”, sentencia.

Para César Amaris, los rivales más complicados que podrían enfrentar en el evento universal son las embarcaciones de Alemania, Nueva Zelanda, Rusia y Francia, que son potencias en esta disciplina.

“En sí, todo el gremio europeo tiene mucho nivel. Con el favor de Dios, trataremos de hacer una buena preparación y optar por conseguir, al menos, un diploma olímpico. A decir verdad, buscar una de esas tres medallas y estar en el podio es algo difícil, muy difícil”, concluye.

La cita olímpica se disputará del 23 de julio al 8 de agosto de 2021. A menos de cuatro meses para la inauguración, Venezuela cuenta con 22 atletas clasificados. Entre ellos se encuentran César Amaris y José Güipe, quienes ya hicieron historia durante el Preolímpico Americano. Ahora tienen como objetivo realizar la mejor actuación posible en Tokio 2020.

Noticias relacionadas