Es falso. El canciller del régimen de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, dijo que ya se hubiesen comprado las vacunas contra el covid-19 que necesita la población venezolana si las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos no bloquearan este proceso.

“Si Venezuela no tuviera sus recursos bloqueados (en el extranjero), hubiésemos comprado hace tres meses las 30 millones de vacunas que le hacen falta al país”, expresó Arreaza en una entrevista a la agencia de noticias AFP el 7 de abril.

Sin embargo, los recursos bloqueados a los que hace referencia Arreaza ya fueron puestos a la orden para adquirir 12 millones de vacunas a través del mecanismo Covax. En marzo, el gobierno interino de Juan Guaidó y el régimen acordaron destinar los fondos congelados en el exterior para la compra de las vacunas.

El avance se logró luego de crearse una Mesa Técnica integrada por dirigentes políticos opositores, sociedades médicas y académicas venezolanas, representantes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), UNICEF y el Ministerio del Poder Popular para la Salud del régimen.

El anuncio de la aprobación de los recursos para financiar el acceso al mecanismo Covax, fue realizado por la Asamblea Nacional (AN) legítima presidida por Guaidó. 

Asdrubal Oliveros, economista y director de Ecoanalítica, señaló que la declaración de Arreaza es falsa. Aseveró que Venezuela está exportando más petróleo que antes y que además vende oro y otros metales.

“Eso le reporta ingresos más que suficientes para comprar las vacunas que el país requiere. Utilizan la crisis sanitaria para presionar por levantamiento de sanciones, es lo único que les importa”, agregó el especialista.

Pago de la vacuna rusa

El régimen de Maduro prometió 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V. Una cantidad que tuvo que haber arribado al país durante el primer trimestre del año 2021. Pero no se cumplió.

El líder oficialista informó en febrero de 2021 que habían invertido 200 millones de dólares para la adquisición de la vacuna rusa.

Hasta la fecha, han llegado a Venezuela solo 250.000 dosis de Sputnik-V y 500.000 de la china Sinopharm, de las cuales el Ejecutivo no ha brindado datos oficiales de cuántas de ellas ha inoculado.

Lotes de vacuna

El primer lote de la vacuna rusa arribó al país el 13 de febrero, con un total de 100.000 dosis, las cuales serían aplicadas con carácter prioritario al personal de salud. El segundo cargamento con la misma cantidad llegó el 6 de marzo. Mientras, el tercer lote con 50.000 dosis de Sputnik V llegó el 29 del mismo mes.

Además de la vacuna rusa, el líder socialista autorizó el uso de la vacuna china Sinopharm para inmunizar a la población del país contra el covid-19. El 2 de marzo llegaron las primeras 500.000 dosis de este fármaco.

Régimen rechazó vacunas

El canciller no mencionó las vacunas de AstraZeneca que el régimen rechazó por supuestamente no ser seguras, aun cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) descartó que hubieran evidencias que vincularan estas dosis con la aparición de coágulos de sangre en el organismo.

“No vamos a traer ninguna vacuna que esté causando estragos en el mundo. Ya hemos enviado ciertas condiciones al mecanismo Covax. No va a entrar a Venezuela ninguna vacuna que no haya sido autorizada por el comité del país. Solo entrarán las vacunas que sean para nuestro pueblo”, dijo Maduro el 24 de marzo.

El lote de 1,4 millones de dosis AstraZeneca son las que Venezuela obtendría a través del mecanismo Covax de la OMS y del Fondo de Acceso Global para Vacunas contra el covid-19.

País sancionado recibió vacunas

Irán, nación sancionada por Estados Unidos, recibió el 5 de abril el primer lote de 700.000 dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca, a través del mecanismo Covax.

Kianush Jahanpur, portavoz de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Irán (IFDA), indicó que el cargamento fue enviado a Teherán desde Países Bajos. Agregó que esta ciudad espera recibir 16,8 millones de dosis a través del Covax.

Vacunas
Foto: Cortesía Reuters

Otro mecanismo de pago ofrecido por el régimen

Los planes de inmunización en Venezuela se han visto retrasados por no poder adquirir las vacunas necesarias y prometidas por el mandatario, quien rechaza una vacuna que ha mostrado ser eficaz y acepta participar en ensayos de fármacos cubanos.

Frente a esa situación, Maduro ofreció crudo para la obtención de las vacunas contra el covid-19

“La he aprobado (la propuesta) el día de hoy, dedicar petróleo por vacunas (…) dedicaría una parte de su producción para garantizar todas las vacunas que necesita Venezuela, petróleo por vacunas”, indicó el pasado 29 de marzo.

Sin embargo, este panorama no se puede mostrar muy claro debido a que el país atraviesa una crisis en la producción de petróleo en Venezuela, los precios son muy bajos y la distribución está comprometida por la deuda.

El Ejecutivo también inició las gestiones con el Centro de Virología y Biotecnologías Véktor de Rusia para adquirir la candidata a vacuna EpiVac Corona. La cual se encuentra en la segunda fase de ensayos.

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen, brindó la información el 29 de marzo y aseguró que esta dosis tiene 100% de eficacia frente al virus Sars-CoV-2. 

El régimen de Maduro no ha brindado información oficial acerca del avance de la vacunación. Cada día son más los casos de denuncias de trabajadores de la salud que no han recibido las dosis que han arribado al país.