• Anthony Uribe y Henry Plazas contaron en exclusiva para El Diario cómo vivieron el partido entre Águilas Doradas Rionegro y Boyacá Chicó, en Colombia. Este compromiso estuvo salpicado por la polémica el pasado fin de semana, debido a la decisión de la Dimayor | Foto: @AguilasDoradas

El fútbol colombiano es uno de los campeonatos que más generan interés en Venezuela, debido a la cantidad de venezolanos que militan en equipos de ese país. Sin embargo, el pasado 11 de abril se vivió un hecho insólito con Águilas Doradas Rionegro: saltó al terreno de juego con solo siete futbolistas, debido a un brote de covid-19 en el club. La División Mayor del Fútbol Colombiano (Dimayor) no les permitió postergar el compromiso.

El conjunto donde militan los futbolistas venezolanos Anthony Uribe y Óscar Hernández, junto con el director técnico Francesco Stifano, solicitó a la Dimayor aplazar el partido contra Boyacá Chicó, correspondiente a la penúltima fecha del Torneo Apertura. De sus 29 jugadores inscritos en el certamen, 16 dieron positivo por covid-19 —incluyendo cuatro miembros del cuerpo técnico— y otros siete estaban lesionados.

Fue algo inédito; pero, a su vez, una anécdota linda que contar. Lo vimos bastante raro. El equipo acostumbra concentrarse antes de los partidos y no lo pudimos hacer. Yo esperaba que algún miembro del fútbol colombiano o la Dimayor levantara la mano y le diera la suspensión al partido; pero asumimos la responsabilidad con mucho carácter, valentía, esfuerzo y sacrificio”, cuenta Anthony Uribe en exclusiva para El Diario.
Anthony Uribe: "Salir con siete futbolistas y dejar el arco en cero es algo inédito"
Anthony Uribe | Foto: Águilas Doradas

Fernando Jaramillo, presidente de la Dimayor, quedó salpicado por la polémica al negar esta solicitud. De acuerdo con sus declaraciones a Caracol Radio, Águilas Doradas contaba con 17 futbolistas habilitados y les sugirió inscribir a jugadores sub-20. Además, el reglamento indica que no es posible aplazar los partidos por razones de covid-19, y que si un equipo cuenta con siete elementos disponibles es viable disputar los partidos.

“Las circunstancias no estaban dadas. Muchas personas criticaron al presidente del club, de por qué no jugamos con los sub-20; pero desde el año pasado no se disputa el torneo de esta categoría, así que no estaban inscritos para poder jugar. Creo que el único que estaba inscrito era el central que jugó con nosotros. El resto de los muchachos no está participando ni teniendo competencia”, explica el delantero venezolano.

Águilas aguantó con siete jugadores

Carlos Bejarano, Juan David Valencia, Juan Pablo Delgado, Giovanny Martínez, John Pérez, Juan Pablo Otálvaro y Anthony Uribe fueron los encargados de representar al conjunto antioqueño en el estadio Alberto Grisales, en Rionegro. Antes del pitazo inicial, los siete futbolistas salieron con unas pancartas, en las que se leía “Primero la Vida” y otra con la etiqueta #JuegoLimpio.

“Entrar al camerino y ver tan pocas camisetas en los puestos de nosotros fue algo bastante raro y atípico. Dejamos el arco en cero en los primeros 45 minutos. De los siete jugadores en campo hubo cuatro que no estaban en su posición habitual. Es algo increíble, totalmente rescatable. Fue al minuto 57 que nos marcaron el primer gol. Con todo y eso, por poco Bejarano casi la tapa”, expresa Uribe.

La inédita experiencia de los venezolanos que jugaron sin igualdad de condiciones
Foto: Águilas Doradas

Al final, Águilas Doradas perdió 0-3 frente al Boyacá Chicó. El partido cerró el telón al minuto 80, debido a una lesión de Giovanny Martínez. En el elenco ajedrezado juegan los venezolanos Henry Plazas, Galileo del Castillo y Delvin Alfonzo. Este encuentro era de suma importancia para ellos, puesto que se estaban jugando la permanencia en la máxima categoría.

“Siempre vamos a tener respeto sobre el rival. Es triste e injusto jugar un partido así, por la diferencia de condiciones, pero nos tocó cumplir con lo que estaba pautado. El gol me dio tranquilidad, porque necesitábamos ganar ese partido y pude abrir el marcador para que llegaran los demás goles. Si hubiera sido por mí, no juego”, comenta Henry Plazas en exclusiva para El Diario.

De acuerdo con la explicación de Jaramillo, aquellos partidos que involucran a dos clubes que pelean por el descenso se deben celebrar de forma simultánea; por ende, no había posibilidad de aplazar el cotejo. “Los dueños de los equipos fueron los que colocaron este reglamento. Ya eso no es culpa de nosotros, los jugadores, que ellos llegaran a ese acuerdo”, añade el central venezolano, quien marcó su primer gol del torneo.

Última jornada de infarto en Colombia

“Dejar el arco en cero con siete jugadores en campo es algo increíble con Águilas Doradas”
Foto: Dimayor

Con este resultado, Águilas Doradas bajó al puesto 17 de la clasificación y acumula 14 puntos; mientras que Boyacá Chicó llegó a 18 unidades y se aleja del descenso. La última fecha del Torneo Apertura —se celebrará el próximo fin de semana— será de infarto: Boyacá recibirá a Jaguares de Córdoba, Deportivo Pereira a Deportivo Pasto y Águilas, con el objetivo de mejorar su ubicación, visitará al Atlético Bucaramanga.

“Es evidente que en Colombia y en muchos países esto se ve mal. No me voy a poner a juzgar a nadie, porque no me corresponde. Son cosas que le competen al club, y ellos sabrán poner en tela de juicio las decisiones de la Dimayor. Obviamente, a ninguno de nosotros nos pareció algo justo. Son cosas que Dios te pone en el camino. Más allá del resultado final, es una historia muy linda que contar”, concluye Uribe.

Situación similar con siete futbolistas

La Sociedad Deportiva Aucas, dirigida por el argentino-venezolano Héctor Bidoglio, vivió este 12 de abril, en Ecuador, una situación similar a la de Águilas Doradas. Debido a un brote por covid-19 dentro de la institución, solo pudo contar con siete futbolistas ante el Barcelona SC. A los 18 minutos perdía 2-0 en Guayaquil. Su portero se lesionó y el encuentro finalizó 3-0 por default.

Independientemente de haber perdido los tres puntos en casa, el combinado que dirige Francesco Stifano se ganó el respeto de sus rivales. Dejar el arco en cero durante 57 minutos con cuatro jugadores menos es una hazaña. Pese al marcador, Carlos Bejarano, Juan David Valencia, Juan Pablo Delgado, Giovanny Martínez, John Pérez, Juan Pablo Otálvaro y Anthony Uribe fueron protagonistas en el fútbol colombiano.

Noticias relacionadas