• Se espera que el organismo internacional le suministre alimentos escolares y nutritivos a 185.000 niños en una etapa inicial

David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), logró un acuerdo para brindar alimentación a niños venezolanos al menos hasta el año 2023. Esta medida surge en medio de la pandemia por covid-19 y de la emergencia humanitaria que atraviesa Venezuela.

El anuncio fue público este lunes 19 de abril tras la visita que realizó el funcionario al país. El PMA había advertido en el año 2020 que 9,3 millones de venezolanos vivían en inseguridad alimentaria y en marzo de 2021 alertaron que esa cifra podría aumentar por el deterioro económico vinculado con la pandemia. 

El monitoreo centinela de seguridad alimentaria de Cáritas Venezuela halló en el año 2020 que 20% de los niños menores de cinco años de edad evaluados están en riesgo de desarrollar desnutrición aguda. Además registró que 59% tiene retraso de crecimiento o riesgo de retraso.

Ante esta realidad, el Programa Mundial de Alimentos decidió enfocar su labor en los niños más pequeños con el objetivo de evitar los daños a largo plazo que deja la desnutrición infantil. 

¿Cómo funcionará el plan del Programa Mundial de Alimentos en Venezuela? 

La ayuda comenzará proporcionando comidas escolares y nutritivas a 185.000 niños de instituciones preescolares o de educación especial. El PMA también invertirá en la rehabilitación de comedores en estos planteles. 

El equipo del organismo internacional capacitará al personal de las escuelas en prácticas para garantizar el acceso a la alimentación. Beasley dijo en un comunicado de prensa que las escuelas son la plataforma más apropiada para que el programa llegue a las comunidades de forma independiente. 

Foto: ONU

El apoyo del PMA irá aumentando gradualmente hasta alcanzar la meta de brindar alimentos a 1.5 millones de niños en Venezuela para el final del periodo escolar 2022-2023.

Para esto, la organización cuenta con un presupuesto de 190 millones de dólares, que forman parte del Plan de Respuesta Humanitaria de la Organización de Naciones Unidas (ONU). 

Visita del director del PMA a Venezuela 

Beasley llegó a Venezuela el pasado domingo 18 de abril. Al vocero del organismo lo recibió Jorge Arreaza, canciller del régimen de Nicolás Maduro. 

Arreaza aseguró que Beasley cumpliría una jornada de cooperación en seguridad alimentaria en Venezuela. En paralelo, Maduro anunció que el director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos firmó con su administración importantes convenios. 

El 19 de abril, Beasley se reunió con los representantes diplomáticos de la Unión Europea, Francia, Rusia, Alemania, Italia, Suiza, México y Reino Unido en Venezuela. También se incorporó el nuncio apostólico Aldo Giordano.

Remonaín Nadal, embajador de Francia en Venezuela, compartió en Twitter imágenes del encuentro entre el cuerpo diplomático y el director ejecutivo del PMA. 

Luego de que el PMA emitiera un comunicado de prensa sobre sus acciones en Venezuela, Juan Guaidó, presidente interino de la República, también recibió a Beasley y le agradeció públicamente por la decisión. 

Agradecemos al Programa Mundial de Alimentos por los esfuerzos y las gestiones realizadas para iniciar operaciones en nuestro país y combatir el hambre y la inseguridad alimentaria que padecen millones de venezolanos”, dijo.

El mandatario interino destacó la labor de la sociedad civil organizada y los trabajadores humanitarios que operan en Venezuela. Agregó que su esfuerzo está dando frutos finalmente. 

Reacciones tras el anuncio 

El anuncio del PMA de apoyar a la infancia venezolana lo recibieron bien distintos actores de la sociedad civil y de la política nacional. 

Julio Borges, comisionado especial para las Relaciones Exteriores de Venezuela, celebró el inicio de las operaciones del PMA en Venezuela. Destacó que esta decisión forma parte del camino para aliviar la “tragedia humanitaria” que vive el país.

Alejandro Crespo Freytes, presidente de la Sociedad Venezolana de Pediatría y Puericultura (SVPP), filial Aragua, manifestó su apoyo a esta decisión. El pediatra comentó que la medida la negociaron durante casi un año entre diversas partes. 

Agregó que en diciembre de 2020, el régimen bloqueó la entrada del PMA a Venezuela, pese al escenario desfavorable en materia de seguridad alimentaria que se atravesó en ese momento. 

La cuenta oficial de la Unión Europea en Venezuela publicó un mensaje de respaldo al PMA y se comprometió a brindar apoyo para alcanzar las metas de seguridad alimentaria fijadas. 

Marino Alvarado, activista de derechos humanos, aplaudió la posibilidad de que los niños venezolanos puedan acceder a alimentos de forma gratuita, sin que esto forme parte de una herramienta política. 

Esta decisión es, además, un reconocimiento a las solicitudes de diversas ONG que trabajan en pro de la infancia y la alimentación en Venezuela. El respaldo del PMA no solo será un beneficio para las comunidades, también respalda la labor de estas organizaciones de derechos humanos. 

Noticias relacionadas