• El régimen inició la entrega del subsidio desde el 27 de abril. Se le entregará a los trabajadores del sector independiente

El régimen de Nicolás Maduro aprobó el bono especial “cuarentena radical II” que será asignado a través del Sistema Patria. El subsidio tiene un monto total de 7.500.000 bolívares, es decir, 2,78 dólares según la tasa oficial del Banco Central de Venezuela (BCV). 

“Llamo a la conciencia del pueblo para cumplir las medidas sanitarias y la cuarentena radical para disminuir los contagios por covid-19. ¡Cuidémonos!”, es el mensaje de texto, a través del número 3532, que les llegará a quienes reciban el bono.

Bono especial “cuarentena radical II” otorgado por el régimen: ¿qué se puede comprar con él?
Imagen: Twitter

De acuerdo con la cuenta de la Plataforma Patria en Twitter, la asignación de la bonificación inició este 27 de abril. El bono solo se le entregará a los trabajadores del sector independiente o por cuenta propia. 

Un bono menos significativo

Este bono sería el cuarto subsidio especial otorgado por el régimen en el mes de abril y, como su nombre lo sugiere, es una segunda parte del bono especial de “cuarentena radical”. 

No obstante, el monto del bono “cuarentena radical II” es significativamente menor que su predecesor. Distintas cuentas de Twitter señalaron que se les había había transferido 7.500.000 de crédito por concepto de dicho beneficio. 

Bono especial “cuarentena radical II” otorgado por el régimen: ¿qué se puede comprar con él?
Imagen: Twitter

El bono especial “cuarentena radical” fue aprobado el pasado 6 de abril por Nicolás Maduro, quien anunció que realizaría un pago de 15.000.000 de bolívares a cada trabajador independiente a través de la plataforma patria. 

“No llegan los bonos de la patria”

Usuarios en las redes sociales han manifestado su inconformidad por no recibir los bonos en el Sistema Patria. Esta falla puede ocurrir por problemas con la actualización de datos.

La plataforma Patria deja de consignar los subsidios cuando el usuario está inactivo en la plataforma y cuando detecta alguna irregularidad. A continuación algunos de los motivos por los que dejan de llegar los bonos:

– No fueron actualizados los datos personales, laborales, del nuceo familiar o de contacto.
– Hay más de un jefe de hogar registrado en el grupo familiar.
– No han escaneado el carnet en la aplicación movil MonederoVe.
– No han llenado las encuestas mensuales sobre los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP).
– El beneficiario está fuera del país o no selló su pasaporte al entrar a Venezuela nuevamente

¿Qué se puede comprar con el bono “cuarentena radical II”?

Los datos recogidos por el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas – FVM) indican que la canasta alimentaria familiar, conformada por 60 productos, tiene un costo de 322,57 dólares.

Por su parte, la canasta mínima alimentaria, conformada por 15 productos, se ubica en 30,16 dólares. Estos datos fueron publicados el pasado 20 de abril. 

El equipo de El Diario corroboró los costos de los productos de alimentación básica y confirmó que los precios en dólares se mantienen. Un kilo de harina de maíz precocida cuesta alrededor de $1; mientras un kilo de arroz, $0,90 dólares; un kilo de pasta, $1,4; 250 gramos de café, $1,5; un kilo de harina de trigo, $ 1,2; un litro de aceite, $2 y 500 gramos de mantequilla, $2,3. 

El bono cuarentena radical II tiene, según la tasa oficial del BCV, un valor de cambios de 2,78 dólares. Esto significa que con este monto se pueden adquirir uno o dos productos de esta lista. 

Por otra parte, la compra de proteína de origen animal es mucho más costosa. Una lata de atún puede costar $ 1,10; un kilo de carne, entre $ 3 y $ 4; un kilo de pollo, $ 3, un kilo de queso blanco duro, $ 3; un kilo de sardina fresca, $ 1,13 y un cartón de huevos, $ 4.

La hiperinflación y la dolarización de los productos impide que estos beneficios sean una mejora real para el poder adquisitivo. Pese a que el régimen de Nicolás Maduro continúa aprobando bonos periódicamente, estos pierden a diario su valor y difícilmente llegan a ser un verdadero apoyo para la calidad de vida de los venezolanos. 

Noticias relacionadas