• Grant Shapps, ministro británico de Transportes, informó que Reino Unido prohibió los viajes al país euroasiático debido a la situación del covid-19. Por lo tanto, desde Inglaterra ya surgieron tres sedes para celebrar el partido definitorio entre el Manchester City y el Chelsea. Foto principal: UEFA – Agencia Anadolu

Nuevas dudas surgen en torno a la final de la UEFA Champions League de este año entre el Manchester City y el Chelsea. La definición del torneo, que estaba previsto celebrarse el próximo 29 de mayo en Estambul, Turquía, ahora podría cambiar de sede debido a la situación de la pandemia del covid-19 en el país euroasiático.

El ministro británico de Transportes, Grant Shapps, informó que Reino Unido puso a Turquía en la “lista roja” de países. Esto quiere decir que solo se permite viajar allí bajo circunstancias muy excepcionales y quienes regresan desde ese país deben cumplir una cuarentena de 10 días en hoteles dispuestos por las autoridades. Además de las dificultades que crearía en el tema logístico, también tiene un coste de 1.750 libras.

La UEFA había programado que 9.000 personas acudieran al Estadio Olímpico Atatürk en Estambul. Sin embargo, Shapps enfatizó que no se permitiría el viaje de aficionados a la ciudad turca por estar en la lista roja. Además, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, anunció que desde el miércoles 29 de abril y hasta el 17 de mayo, habrá un confinamiento total en Turquía. Las tasas de infección en ese país son de las más altas de Europa.

Inglaterra quiere su final

Debido a esta situación y a que los clubes finalistas son ingleses, la Federación británica de fútbol (FA) ya negocia con la UEFA el traslado del partido a Inglaterra. El ministro Shapps reconoció que “la FA está en conversaciones con la UEFA”, y que por lo tanto están “abiertos a acoger la final”. No obstante, señaló que la última palabra la tendrá la asociación del fútbol europeo.

Christian Martin, reportero argentino del medio El Gráfico en Reino Unido, detalló que son tres las alternativas que maneja la FA para albergar la final. La primera es en el estadio de Wembley, en Londres, donde si bien están previstos otros partidos, informó que estos podrían cambiar de fecha.

Con una capacidad de 82.000 espectadores, Wembley ya ha sido sede de otras finales. Una de ellas, en el año 2011, justamente la ganó Pep Guardiola con el FC Barcelona, y quien es el actual entrenador del finalista Manchester City. Otro dato curioso es que este año, en un partido de semifinales de la FA Cup, se enfrentaron el City y el Chelsea, con victoria de estos últimos 1-0.

Los otros estadios que podrían celebrar la final de la Champions son el Tottenham Hotspur Stadium, también en Londres, y el Villa Park, en Birmingham. De acuerdo con Martin, esta última figura en la lista debido a que está en un punto medio entre las ciudades de Manchester y de Londres, por lo que el movimiento de fanáticos de ambos equipos sería más fácil.

Peligra la final de la Champions en Turquía: ¿En dónde podría jugarse?
El Villa Park, del club Aston Villa, es una de las alternativas que se manejan en Inglaterra

De celebrarse en Inglaterra, podría entrar hasta 10.000 espectadores. El ministro de Transporte recordó que ya en el país se están celebrando eventos deportivos con público debido a la alta tasa de personas vacunadas contra el covid-19.

Turquía se planta

A pesar de la intención de Inglaterra, desde Turquía no tienen dudas de que la final se jugará en Estambul. Las delegaciones de ambos clubes ingleses ya están en Estambul para organizar todos los detalles de la final junto a representantes de la UEFA y miembros de la Federación de Fútbol de Turquía.

Servet Yardımcı, miembro de la junta directiva de la UEFA y vicepresidente de la Federación de Fútbol de Turquía, catalogó las dudas con respecto a la sede de la final como un “alboroto populista”.

“Hay oportunismo en Inglaterra debido a que los dos equipos británicos llegaron a la final. Podemos llamarlo alboroto populista en Inglaterra. No hay ninguna situación que deba tomarse en serio de ninguna manera. Esto está fuera de cualquier duda. Está fuera de discusión que Estambul sea sacrificada tres semanas antes de la final. La declaración de la UEFA se hará de todos modos”, dijo Yardımcı al medio deportivo español AS.

El directivo turco recordó que llevan un año y medio trabajando en este partido. La final de la Champions de la edición pasada estaba prevista llevarse a cabo en Estambul, pero debido a la pandemia se trasladó a Lisboa.

“Las capacidades organizativas de nuestro país ya son evidentes. Esta final es la final más importante del mundo y tiene muchos detalles. Tiene que ser perfecta”, declaró. 

Noticias relacionadas