• El organismo publicó su boletín anual sobre el clima en todo el mundo. Detalló que con el paso del tiempo los niveles de temperatura continuarán incrementando

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) reveló datos climáticos que indican que existe 40% de probabilidades de que en los próximos cinco años la temperatura media anual de la Tierra supere los 1,5 °C de los niveles antes de la revolución industrial (0,9 °C a 1,8 °C). El organismo advierte que con el paso del tiempo continúe incrementándose. 

De acuerdo con la publicación de este 28 de mayo del Global Annual to Decadal Climate Update (Boletín sobre el Clima Mundial Anual a Decenal), un informe elaborado por la Oficina Meteorológica del Reino Unido (centro principal de la OMM), también hay 90% de probabilidades de que al menos un año, entre 2021 y 2025, sea más cálido que cualquiera que se haya registrado. 

El secretario general de la OMM, Petteri Taalas, advirtió que “no son meras estadísticas” y que el aumento de las temperaturas significa más deshielo, mayor nivel del mar, más olas de calor y aumento de fenómenos meteorológicos extremos de diversa índole.

“A su vez esto va a generar grandes repercusiones en la seguridad alimentaria, la salud, el medioambiente y el desarrollo sostenible. Este estudio es una nueva llamada de atención sobre la necesidad de acelerar la adopción de compromisos mundiales para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y lograr la neutralidad en carbono”, afirmó Taalas en el texto

¿Quienes contaminan más? China 26,6%
Estados Unidos 13,1%
Unión Europea 9,2%
Resto del mundo + 40%

El organismo explicó que en 2020, que fue uno de los años más cálidos de los que tienen constancia, la temperatura media mundial se situó 1,2 °C por encima de los niveles preindustriales de referencia. En la declaración de ese año se destaca el deterioro acelerado por el cambio climático. Algunos de esos problemas fueron la subida del mar, la fusión de los hielos marinos y los fenómenos meteorológicos extremos. 

“En el boletín se tienen en cuenta las variaciones naturales. Así como también la influencia humana en el clima. A fin de proporcionar los mejores pronósticos posibles de la temperatura, la precipitación, la configuración del viento y otras variables para los próximos cinco años. Sin embargo, los modelos de pronóstico no toman en consideración los cambios en los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y aerosoles fruto de las medidas de confinamiento adoptadas a raíz del coronavirus”, detalló la OMM. 

Foto cortesía

Daño al medio ambiente

La pandemia desvió el foco del cambio climático en la agenda internacional. No permitió que se realizarán los esfuerzos necesarios en la lucha contra el calentamiento global. Los registros oficiales que maneja la Organización Meteorológica Mundial indican que desde que se instauró la era industrial, en 1850, los humanos están contaminando el planeta. 

La Agencia Internacional de la Energía prevé que durante el año en curso las emisiones de CO2 crecerán 5%. Generando el segundo mayor crecimiento registrado. El anterior en estas magnitudes se produjo en 2010. 

“Los indicadores mundiales muestran que las temperaturas medias de los últimos cinco años son las más elevadas de las que se tiene constancia. 1,2 grados centígrados por encima de la media del periodo 1850-1900″. Así señaló el programa de la Unión Europea, Copernicus este jueves 22 de abril. 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) actualmente realiza un seguimiento a las ayudas y estímulos que están poniendo en marcha los gobiernos de los 43 países miembros de este organismo.

Foto cortesía

Alimentar vacas con algas marinas reduciría las emisiones de gas metano

Los científicos creen haber encontrado la solución a la reducción de producción de gas metano: alimentar al ganado vacuno con algas marinas

Incorporar un poco de algas en la alimentación de las vacas puede ayudar a reducir las emisiones de metano de las reses hasta 82%. Esto sin alterar la calidad del producto. Estos son los nuevos hallazgos de los investigadores de la Universidad de California, en Davis, Estados Unidos, quienes publicaron su estudio en PLOS ONE

De acuerdo con el portal oficial de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO por sus siglas en inglés) el sector ganadero genera más gases de efecto invernadero (18% del total. En equivalente al dióxido de carbono) que el sector transporte. 

Ahora tenemos pruebas sólidas de que las algas marinas en la dieta del ganado son efectivas para reducir los gases de efecto invernadero y que la eficacia no disminuye con el tiempo”, detalló Ernias Kebreab, director del World Food Center para PLOS ONE.
Foto cortesía

Durante los últimos años se han llevado a cabo diversos estudios que consistieron en cambiar la dieta de 21 bovinos. Les daban a ingerir aproximadamente 80 gramos de algas marinas rojas de la especie Asparagopsis taxiformis. Esto hizo que los bovinos aumentaran de peso. Adicionalmente, mientras observaban los niveles de metano que producían, registraron que estos disminuyeron 82%, frente a lo que ocurría con su dieta habitual. 

El problema es que en la naturaleza no hay suficientes algas de tipo Asparagopsis taxiformis. Por ello la nueva tarea de Kebreab y Roque es encontrar la forma de cultivarlas para poder satisfacer la demanda. 

Noticias relacionadas