• Expertos aún no han podido determinar el tiempo exacto en que el cuerpo de una persona permanece inmune luego de recibir la vacuna contra el covid-19. Sin embargo, recientes estudios revelan datos alentadores sobre la efectividad y tiempo de protección de estas dosis

La duración de la inmunidad que generan las vacunas contra el covid-19 es uno de los temas que más ha dado paso preguntas en los últimos meses. Esto a propósito de las millones de personas que han recibido las dosis en todo el mundo.

Aunque no se ha podido fijar un tiempo concreto de protección, diferentes estudios han arrojado periodos estimados de inmunidad. Dos de los más recientes indican que una persona que fue expuesta al virus y luego vacunada puede ser inmune por al menos un año y durante toda su vida.

No obstante, los datos expuestos en los estudios publicados en la revista Nature y en BioRxiv, sitio de investigación biológica, sugieren que las personas que no se han contagiado con covid-19 y se vacunan, sí van a necesitar refuerzos de estas dosis en un tiempo estimado. 

Tiempos de inmunidad de las vacunas contra el covid-19

Hasta la fecha, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha incluido al menos seis vacunas en su lista de aprobadas para su uso de emergencia. Esto desde que iniciaron los primeros programas de vacunación colectiva a principios de 2020.

Pfizer/BioNTech

Esta fue la primera vacuna en ser aprobada por la organización, consta de dos dosis que se aplican en un intervalo de 21 días. Una semana después de la segunda aplicación, la persona está inmunizada. 

Un reciente ensayo clínico en fase III realizado por este laboratorio reveló que su vacuna ofrece una inmunización fuerte que persiste durante al menos seis meses. 

Los expertos indican que la vacuna es 100% efectiva a la hora de evitar la enfermedad grave y un 95,5% en proteger contra el virus. Señalan que el hecho de que la efectividad de la vacuna se haya mantenido casi intacta durante el periodo de estudio “es una señal de que la protección será duradera”.

Inmunidad de las vacunas contra el covid-19
Foto: EFE

AstraZeneca

En el caso de la vacuna Astrazeneca, la última valoración de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) concluyó que la primera dosis de la vacuna ofrece una inmunidad de 80% durante un periodo de cuatro meses. 

En abril de 2021, el organismo se pronunció a favor de continuar administrando una segunda dosis de esta vacuna entre 4 y 12 semanas después de administrar la primera, tal y como sugiere la información del producto.

Moderna

Las dosis de laboratorio Moderna, basada en ARN mensajero, tiene una efectividad del 94,5% impidiendo la enfermedad por covid-19.

Un artículo de The New England Journal of Medicine indicó que “los anticuerpos provocados por la vacuna de Moderna persistieron durante seis meses después de la administración de la segunda dosis, según lo detectado por tres ensayos serológicos distintos”.

Johnson & Johnson

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC, por sus siglas en inglés) indican que la vacuna Johnson & Johnson tuvo una efectividad del 66,3% para prevenir el covid-19 en pruebas clínicas actuales.

“Las personas alcanzaron la máxima protección posible dos semanas después de inocularse. La vacuna tuvo un alto nivel de eficacia para prevenir la hospitalización y muerte de personas que contrajeron la enfermedad”, señala la institución. 

Hasta la fecha, los expertos que desarrollan y estudian la vacuna de Janssen no han ofrecido detalles sobre el tiempo de protección exacto que ofrece esta dosis. Sin embargo, mediciones tomadas 71 días después de la inoculación de esta vacuna encontraron que los niveles de anticuerpos permanecían estables o habían aumentado.

Foto: EFE

Sinopharm

Esta vacuna china utiliza partículas virales muertas para exponer el sistema inmunológico al virus sin riesgo de una respuesta grave a la enfermedad. Requiere de la aplicación de dos dosis, con tres semanas de diferencia. 

Aunque el Instituto de Productos Biológicos de Pekín, desarrollador de la dosis, no ha publicado ningún dato detallado sobre su eficacia, indicó que la vacuna tiene una efectividad del 79,34% para prevenir que las personas desarrollen la enfermedad, según reseñó la agencia de noticias Reuters.

Sinovac

Es otra de las vacunas chinas aprobada recientemente por la OMS, previene la enfermedad sintomática en el 51% de los vacunados y el covid-19 grave y la hospitalización en el 100% de la población estudiada.

No hay datos sobre el tiempo estimado de inmunización frente al virus de ambas vacunas asiáticas.

Inmunidad de vacunas contra el covid-19 no aprobadas por la OMS

La vacuna rusa Sputnik V, aunque no ha sido agregada a la lista de la OMS, se está empleando en al menos 60 países. Venezuela fue una de las primeras naciones en Latinoamérica en aprobar su uso. 

Según un análisis provisional de los datos del ensayo en fase 3, publicado en la revista médica The Lancet, la vacuna tiene una efectividad del 91,6% para prevenir el covid-19 sintomático y del 100% para enfermedades graves con el uso de las dos dosis.

Sputnik Light, aprobada por el gobierno de Rusia en mayo de 2021, es otra de las vacunas producida en esta nación, pero de una sola dosis. La fórmula cuenta con una eficacia de 79,4%, según los datos de sus desarrolladores. 

Según el director del Centro Gamaleya, Alexandr Ginzburg, la Sputnik Light puede ser una buena opción tanto para la vacunación inicial como para la revacunación por su porcentaje de eficacia.

“Sputnik Light no requiere de condiciones especiales de almacenamiento y transporte y tiene un precio asequible de menos de 10 dólares”, indicó un comunicado del Fondo de Inversión Directa de Rusia (FIDR). El 15 de mayo el régimen de Nicolás Maduro aprobó el uso de esta vacuna.

Hasta la fecha, no hay datos exactos respecto al tiempo de inmunidad que ofrecen ambas vacunas luego de la inoculación.

Vacunas aprobadas por la OMS

El 31 de diciembre de 2020 la OMS aprobó la inclusión en la lista para uso en emergencias de la vacuna de Pfizer/BioNTech contra el covid-19. Dos meses después incluyó también dos versiones de la vacuna AstraZeneca fabricadas por el Serum Institute de la India y SKBio.

El 12 de marzo de 2021 incluyó a la lista la vacuna desarrollada por Janssen (Johnson & Johnson). En mayo la organización agregó también las dosis de Moderna y Sinopharm.

El 1º junio la OMS informó que la vacuna Sinovac-CoronaVac fue aprobada para uso de emergencia.

Inmunidad generada por contagio y vacunación 

El informe publicado en la revista Nature, y otro en el sitio de investigación biológica BioRxiv, coinciden en que la mayoría de las personas que se han recuperado del covid-19, luego de ser inmunizadas no necesitarán refuerzos de la vacuna en los próximos años.

“Ambos informes analizaron a personas que estuvieron expuestas al coronavirus aproximadamente un año antes. Las células que conservan una memoria del virus persisten en la médula ósea y pueden producir anticuerpos cuando sea necesario”, reseñó The New York Times.

El estudio publicado en el sitio web señala que las llamadas células B de memoria continúan madurando y fortaleciéndose durante al menos 12 meses después de la infección inicial.

“Las personas que se infectaron y se vacunaron realmente tienen una respuesta excelente, un conjunto excelente de anticuerpos, porque continúan desarrollando sus anticuerpos”, dijo Michel Nussenzweig, inmunólogo de la Universidad Rockefeller en Nueva York. Agregó que espera que duren mucho tiempo.

Investigadores dirigidos por Ali Ellebedy de la Universidad de Washington en St. Louis señalaron que obtuvieron muestras de médula ósea de 19 personas, aproximadamente siete meses después de haber sido infectadas. De estas 15 tenían células B de memoria detectables, pero cuatro no, lo que sugiere que algunas personas pueden tener muy pocas células o ninguna.

“Me dice que incluso si se infecta, no significa que tenga una respuesta superinmune. Los hallazgos refuerzan la idea de que las personas que se han recuperado de covid-19 deben vacunarse”, dijo el doctor Ellebedy.

Foto: EFE

La OMS señala que las personas que han tenido covid-19 deben vacunarse cuando tengan la oportunidad.

“La protección que se obtiene al superar el covid-19 varía en cada persona y tampoco sabemos cuánto tiempo podría durar la inmunidad natural”, precisa el organismo en su página web.

Efectividad de las vacunas frente las variantes

El 20 de mayo de 2021 la OMS confirmó que todas las vacunas aprobadas contra el covid-19 son eficaces para las distintas variantes del virus. Asimismo, aseguró que mantienen la investigación en el contagio de las principales cepas.

En abril ya la organización había expuesto que se esperaba que las vacunas contra el covid-19 proporcionaran protección contra las nuevas variantes del virus. Esto debido a que estas dosis “generan una respuesta inmunitaria extensa, y la presencia de algunos cambios o mutaciones en el virus no debería hacer que perdieran por completo su eficacia”. 

Aunque hasta la fecha no se ha podido determinar el número exacto de cepas del virus, las que más preocupación han causado son: la descubierta en Brasil (P1), la encontrada en Reino Unido (B.1.1.7), la cepa de Suráfrica (B.1.351) y la cepa de la India (B.1.617).

Pese a los buenos resultados de la vacuna, la OMS llama a mantener la prudencia y no olvidar que la pandemia sigue siendo una amenaza real y llena de incertidumbre.

“Las vacunas pueden ser la luz al final del túnel, pero no podemos cegarnos por esa luz”, expresó el director regional de la OMS para Europa, Hans Henri Kluge.

De acuerdo con los datos recopilados por la plataforma Our World in Data, de la Universidad Johns Hopkins, en el mundo se han aplicado al menos 1.900 millones de vacunas contra el covid-19, que han logrado inmunizar a 851 millones de personas, equivalente a más del 10% de la población mundial.

En Latinoamérica, Chile es el país con más vacunados: el 34% de su población. Mientras que Venezuela se mantiene con las cifras más bajas de la región, con el 1,11% y apenas 316.000 dosis administradas.

Noticias relacionadas