• El proyecto busca incluir a los migrantes venezolanos en el mercado laboral formal en la Mancomunidad Regional de los Andes, con el fin de que los técnicos y profesionales puedan ejercer su carrera y contribuyan con el desarrollo económico de Perú

Los venezolanos en Perú están en constante búsqueda de regularizar su estatus migratorio en el país. Esto para acceder a oportunidades laborales estables que le permitan mejorar su calidad de vida y la de su familia que quedó en Venezuela.

Sin embargo, en ocasiones, esta búsqueda se ve limitada. Debido a que unos sectores de la sociedad y algunos medios de comunicación suelen vincular a la comunidad venezolana con estereotipos negativos como la delincuencia y la prostitución. Estos afectan significativamente su imagen como migrante.

Todos sumamos

En febrero de este año nació Chance para sumar, un proyecto de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (conocida por sus siglas en inglés, Usaid), implementado por CEDRO (institución peruana con más de 30 años de trabajo, promoviendo el desarrollo y la legalidad a través de estrategias de educación, información y promoción), que busca integrar la capacidad productiva de profesionales y técnicos venezolanos en el mercado laboral peruano, para así dinamizar la economía en la Mancomunidad Regional de los Andes.

El programa tiene como objetivo capacitar y certificar a más de 3.000 migrantes en sus competencias y habilidades para que se inserten en el mercado laboral. Además, esperan entregar paralelamente capitales semilla a 60 emprendimientos liderados por venezolanos en Perú.

En Perú existen brechas en algunos sectores y la capacitación de técnicos y profesionales venezolanos busca responder a esas necesidades que existen en algunas regiones del país. Se trabaja por la inserción de los migrantes a la formalidad para que logren integrarse a la vida económica y social de Perú de forma segura”, expresó Nancy Arellano directora de proyecto en CEDRO en entrevista para El Diario.

Chance para sumar tiene como objetivo apoyar en la inserción laboral formal de la población migrante venezolana; reubicando a técnicos y profesionales para que puedan ejercer y contribuir al desarrollo económico del país.  

Actualmente captan los talentos en Lima, Trujillo y Arequipa, ciudades peruanas en las que viven un gran número de migrantes venezolanos. Son más de 300 participantes que son capacitados a través de cursos, talleres, charlas informativas y otros recursos.

Los cursos y la formación son totalmente gratuitos y online, previa inscripción y se realizan a través de las plataformas digitales. Durante esta primera etapa están ofreciendo capacitaciones en el sector tecnológico, debido a que diferentes sectores de la economía peruana han optado por el teletrabajo. Además, los entrenan para un mercado laboral post-pandemia.

Los representantes del proyecto explicaron que también brindarán capacitaciones en el área de la salud, pedagogía, docencia para educación física, administración de empresas y más.

En esta primera fase el participante podrá desarrollarse, por ejemplo, como profesional técnico de computadoras; se espera que pueda iniciar un emprendimiento dedicado al soporte técnico. Al finalizar la capacitación virtual se le entrega un certificado que acredita los conocimientos adquiridos. Este lo avalan importantes instituciones como Cisco Networking Academy (CNA).

Los cursos que se ofrecen en diferentes carreras y especialidades no tienen costo y se pueden escoger según la carrera profesional o técnica del migrante. Se certificarán competencias profesionales vinculadas a campos laborales que presentan brechas de recurso humano calificado.

Dentro de todo el equipo implementador hay peruanos y venezolanos, es un grupo binacional, lo que ha permitido profundizar en la comprensión de las necesidades de la comunidad migrante y de las comunidades de acogida”, sostuvo Nancy Arellano.

El proyecto también está dirigido a las poblaciones de acogida. Con el fin de fortalecer los lazos de integración y reducir de forma eficiente las brechas que existen; generando programas y proyectos que beneficien a todos, y que estos sean espacios para que todos aporten desde su experiencia, talento y habilidades.

Mercado laboral peruano

En el mercado laboral peruano existe una alta tasa de informalidad. Más del 70% de los trabajadores del país son informales; alrededor del 75% del total de empresas que existen en el territorio peruano son parte del sector informal.

Según los últimos estudios realizados por el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo (MTPE), solo el 5% de los venezolanos en Perú se encuentran en planilla; es decir, que el resto se ubica en el mercado informal o han decido emprender. Es por ello que, para que los migrantes logren mejorar sus condiciones laborales, deberán certificar sus habilidades, conocimientos y aptitudes. Así podrán cumplir con sus objetivos profesionales durante su permanencia en el país.

Entre las oportunidades que genera el proyecto, se encuentra la regularización. Cuando un migrante legaliza su situación en un país paga impuestos y esto contribuye a la construcción de un Estado formal con posibilidades de invertir más en infraestructura,  servicios de calidad, obras y más.

Chance para sumar para venezolanos en Perú

Si usted desea recibir capacitación profesional y ser parte de los cursos deberá ingresar a la página web https://chanceparasumar.pe/ o escribir al correo chanceparasumar@cedro.org.pe

Perú el segundo destino de los migrantes venezolanos

Según los datos recopilados por la Plataforma de Coordinación para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), más de un millón de venezolanos residen en Perú.

Se trata de personas que han huido de su país. Escapando de la escasez de alimentos y medicinas, inseguridad, hiperinflación y la violación de los derechos humanos; convirtiéndose en una de las principales crisis de desplazamiento del mundo. Esto de acuerdo con datos oficiales de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Más de 496.000 han solicitado la condición de refugiado en territorio peruano. Lo que convierte al país en la primera nación de acogida de personas venezolanas con necesidad de protección internacional y en el segundo destino de migrantes venezolanos en todo el mundo, según Acnur.

Pese a los obstáculos a los que se deben enfrentar los venezolanos en Perú, su profesionalismo, talento, experiencias, habilidades y  buenas acciones demuestran los importantes aportes que suponen los flujos migratorios a los países receptores. Por eso participan de diferentes proyectos que pueden beneficiar a todas las personas que viven en el país, dejando de lado las diferencias y rivalidades.

Noticias relacionadas