• Todo comenzó en 1909, cuando una mujer estadounidense asistía a una misa conmemorando el Día de la Madre y se le ocurrió realizar otra para homenajear a su padre, un veterano de la guerra civil. Foto principal: PublicDomainPictures en Pixabay 

“He aprendido que cuando un recién nacido aprieta con su pequeño puño, por primera vez, el dedo de su padre, lo tiene atrapado para siempre”, dice un fragmento del cuento La Marioneta, del ventrílocuo mexicano Johnny Welch; frase que fue erróneamente atribuida al periodista colombiano Gabriel García Márquez. Y es que, para muchas personas, la palabra “padre” está compuesta por dos sílabas que marcan la vida eternamente. Para otros, también se representa en la figura de un abuelo, un tío, un padrastro o incluso una figura materna.

El tercer domingo del mes de junio se celebra el Día del Padre para reconocer y agradecer a aquellos que contribuyen al desarrollo de sus hijos, así como al cuidado y protección de su familia.

Pero ¿por qué se celebra este día? Todo comenzó en 1909, cuando a Sonora Smart Dodd, una mujer estadounidense que asistía a una misa con motivo del Día de la Madre, se le ocurrió realizar otra misa para homenajear a su padre, un veterano de la Guerra Civil de Estados Unidos.

La historia detrás del Día del Padre
Día del Padre. Imagen de skalekar1992 en Pixabay 

La intención de la festividad

Henry Jackson Smart era un veterano de la Guerra Civil, que quedó viudo luego de que su esposa muriera durante el parto de su sexto hijo. Por varios años, Henry se encargó de la crianza de cada uno de ellos; por lo que su hija, Sonora Smart Dodd, buscaba destacar el papel de los padres en la sociedad, especialmente de aquellos papás que, como el suyo, cumplían el rol de padre y madre a la hora de cuidar y educar a sus hijos.

Así fue como el 19 de junio de 1910, la celebración del primer Día del Padre tuvo lugar en Washington, Estados Unidos. Luego, para 1924 el entonces presidente de esa nación, Calvin Coolidge, apoyó la idea de establecer un día nacional del padre.

Finalmente, en 1966, el mandatario norteamericano Lyndon Johnson, para ese entonces, firmó la proclamación en la que testificaba que el tercer domingo de junio sería para celebrar el Día del Padre en varios países del mundo.

Actualmente, es un día en el que las personas, como en el caso de Venezuela, suelen darles presentes a sus padres como parte de la tradición.

¿El Día de los Padres?

De acuerdo con History, durante las décadas de 1920 y 1930 surgió un movimiento para eliminar por completo el Día de la Madre y el Día del Padre a favor de un solo día festivo: el Día de los Padres.

Todos los años, durante el Día de la Madre, un grupo de activistas, entre ellos, Robert Spere, acudían al Central Park, Nueva York para defender la idea de que «ambos padres deben ser amados y respetados juntos”.

No obstante, la crisis económica de 1929 conocida como “la Gran Depresión” opacó este esfuerzo por no comercializar las festividades. Los minoristas y anunciantes con dificultades lograron duplicar sus esfuerzos para hacer del Día del Padre una fecha ideal. Ese día vendieron productos como corbatas, sombreros, pipas y tabaco, palos de golf y otros artículos deportivos.

Al iniciar la Segunda Guerra Mundial, los anunciantes comenzaron a argumentar que celebrar el Día del Padre era una forma de honrar a las tropas estadounidenses y apoyar el esfuerzo de guerra.

En 1972, en medio de una campaña de reelección presidencial, Richard Nixon firmó una declaración que convertía el Día del Padre en un feriado. 

A pesar de la pandemia por covid-19 que golpea al mundo desde inicios de 2020, es un día significativo para los padres y los hijos; bien sea a través de recuerdos, videollamadas o desde el hogar, muchos intentarán pasar un día diferente y agradable con sus padres. 

Noticias relacionadas