• Desde su creación a finales de 2019, la compañía ha reciclado más de 665 millones de botellas PET. Con ello han logrado generar, usando tecnología austro-alemana de punta, la resina que les permite producir los envases de su propia marca, Pet2Go

La sostenibilidad ambiental es una palabra que poco se escucha en Venezuela. La economía se rige por el consumo lineal de productos, lo que aumenta la cantidad de desechos que luego se acumulan en el ecosistema, generando daños irreparables al planeta. Plastitec Group es la primera empresa venezolana que apuesta por un modelo de negocios sustentable y desde hace dos años ha dado pasos importantes para incluir a más compañías en una estrategia amigable con el medio ambiente. Su objetivo es transformar el plástico de un solo uso (botellas de refresco, alimentos, detergentes) en un material reutilizable indefinidamente y acabar así con la contaminante producción de plástico.

Patricia Pérez, gerente de comunicaciones de Plastitec Group, contó en exclusiva para El Diario que el camino de la compañía comenzó en 2016. Con grupo motivado por los desafíos globales en cuanto a contaminación y por tendencias como la sustentabilidad y la economía circular.

“Contamos con un equipo con más de 40 años en la industria química y más de 10 años en la industria del plástico. En 2016 el equipo decidió empezar con la producción sostenible y fue el inicio de un sueño que vimos hacerse realidad cuando sacamos al mercado nuestro primer producto, los envases Pet2Go, en octubre de 2019”, argumentó Pérez.

Foto: Víctor Salazar / @Adrian_producer

Desde entonces, Plastitec Group ha reciclado más de 665 millones de botellas PET (Tereftalato de Polietileno), para generar la resina que permite producir los envases.

Tres años para llevar a cabo la idea y luego la pandemia

Todo proyecto lleva su tiempo de gestación, debíamos conseguir la tecnología, enlazarnos con empresas y tener estos 35.000 metros cuadrados de la planta, además de sortear el dinamismo del país donde vivimos. Fue un sueño que nos tomó tres años, pero aquí estamos”, expresó Patricia Pérez.

Agregó que seis meses después se vieron obligados a modificar horarios y días de trabajo, así como modificar el esquema de operaciones de la fábrica para adaptarse a la contingencia generada por el covid-19 y la cuarentena decretada en el país. Sin embargo, como consecuencia de la pandemia proliferaron los servicios de delivery y con ello, el uso de envases de plástico PET. Fue en ese ámbito en el que Plastitec encontró un mercado ideal para su negocio sustentable. Entonces, cuando en el país se normalizó medianamente la actividad industrial, retomaron el proceso completo junto con la producción de la línea Pet2Go.

Pérez opinó que lo más complicado no fue sortear las circunstancias de la pandemia, sino mantener la idea y el propósito de la sustentabilidad. Lo más difícil, dijo la gerente de comunicaciones, es que cada ciudadano venezolano y cada empresa empiece realmente a separar los residuos y a reciclar. 

Foto: Víctor Salazar / @Adrian_producer
Es mucho más fácil no ser sustentable que serlo. Esto es lo más retador para nosotros como empresa y como individuos conscientes del daño que el ser humano le hace al planeta. Hay que educar sobre reciclaje para que sean cada vez más personas las que se preocupen por llevar a los centros de acopio el plástico que se puede reciclar”, destacó Pérez.

La fábrica y el proceso de producción de Plastitec Group

Al entrar en la planta de Plastitec Group, ubicada en la zona industrial de Guatire, estado Miranda, lo primero que se observa son grandes paquetes de plástico, de varios metros de largo, ordenados uno al lado del otro. Reciben en la planta botellas de refresco, detergentes, entre otros, en el área destinada al acopio de este material. 

La recepción del plástico, que la sociedad usualmente desecha, es la fase inicial de todo el proceso de reciclaje. La empresa, mediante una tecnología moderna, utiliza el plástico como materia prima para la producción de resina reciclada y a partir de ese material se pueden generar más envases, ropa u otros productos. Este ciclo es indefinido, es decir, el plástico creado a partir de resina reciclada puede someterse al mismo procedimiento una cantidad infinita de veces, lo que lo convierte en una actividad sustentable, de economía circular y que contribuye a la preservación del medio ambiente. 

Foto: Víctor Salazar / @Adrian_producer

Este ciclo sustentable se realiza mediante un procedimiento especial. Plastitec Group cuenta con certificación internacional y la maquinaria con tecnología de Vacurema Prime de Erema, que hace posible el reciclaje del plástico. 
“La tecnología de punta que tiene la empresa, junto a sus procesos para obtener de los desechos plásticos productos utilizables para la sociedad, nos hace innovadores. Somos los primeros en Venezuela con este concepto”, explicó para El Diario Noel Romero, gerente operativo de Plastitec Group.

Empresas en el mundo con la misma visión. Braskem, empresa petroquímica brasileña y la más grande de Latinoamérica.
Ecoplas, empresa argentina especializada en plásticos y medioambiente.
Ecoalf, empresa española de moda sostenible que fabrica prendas a partir de los residuos humanos.

El proceso para convertir el plástico usado en material útil nuevamente se realiza mediante cinco fases. Las tres primeras consisten en regenerar la materia prima. 

En la Zona 0 reciben y seleccionan todos los desechos plásticos que llegan a la planta. Ahí revisan los envases que provienen de la sociedad y determinan cuáles son aptos para el reciclaje. El plástico que utilizan en Plastitec como materia prima es el PET 1. Este material lo obtienen de centros de acopio en todo el país, a cargo de comunidades organizadas que recolectan el plástico y lo envían a la planta.

En esta fase, como en las siguientes, interviene la mano de obra de varios trabajadores que realizan una labor en cadena y en equipo. Es decir, ponen los desechos en una máquina que se encarga de hacer un primer lavado, luego los ponen en una cinta transportadora y un grupo de al menos ocho trabajadores selecciona el plástico. 

La siguiente etapa se lleva a cabo en la Zona 1, donde limpian el material seleccionado. Lo hacen bajo temperaturas y químicos especiales para garantizar la desinfección total.

Ese sistema de limpieza y lavado está certificado y cumple con los estándares internacionales. Aplica para todos los productos, los cristales que van a ser fibra de hilo para camisas no pueden tener contaminantes. Lo que se garantiza es que se elimina del PET cualquier contaminante”, explica Romero.
Foto: Víctor Salazar / @Adrian_producer

Después las botellas purificadas se muelen. Ahí se obtienen cristales de plástico que luego se transforman en resina PET reciclada para la fabricación de envases de alimentos y muchos otros productos. 

Esta resina regenerada se convierte en el producto final que pueden vender a otras empresas como materia prima. Las otras compañías las usan para la fabricación de varios tipos de envases, textil, entre otros. Sin embargo, en Plastitec Group también poseen una fase de laminado donde se producen envases para alimentos de la marca Pet2Go. Los únicos en el mercado venezolano hechos con plástico reciclado.

Foto: Víctor Salazar / @Adrian_producer

El plástico PET es uno de los muchos que existen en el mercado. Sin embargo, su composición molecular hace posible su regeneración y reutilización de manera indefinida.

La estrategia de Plastitec Group

Como parte de la estrategia circular de la empresa, se propone que todos los envases producidos regresen a la planta para volver a ser reciclados. Para ello, proponen al consumidor final y a los aliados comerciales que depositen los envases en puntos de acopio y no en la basura.

Los Pet2Go están disponibles en tres presentaciones: triangulares, redondos y rectangulares. Con cierres herméticos, semiherméticos, de broche y en bultos de 100 unidades para distribuidores y supermercados; o en bolsas de seis u ocho unidades para establecimientos más pequeños.

El plástico, principal contaminante 

En Plastitec Group tienen la capacidad instalada de procesar más de un millón de kilos de botellas PET mensuales. “El PET se visualiza como un commodity (un bien generalmente producido o vendido por varias compañías) a nivel mundial. Va a llegar un momento en que nadie va a producir PET virgen. Lo que va a existir es lo que se esté reciclando en todos los países”, explica Romero. 

Patricia Pérez explica que esperan que las empresas venezolanas se unan a la tendencia sostenible en torno al plástico. Hace énfasis en la importancia de la economía circular que deje de lado la tradición de producir-consumir-desechar y se adopte la tendencia de reducir-reciclar- reutilizar. 

El plástico de un solo uso, es decir el que se utiliza y se desecha, se ha convertido en el principal enemigo del medio ambiente. Su uso exacerbado por grandes compañías y la falta de conciencia y educación sobre el tema ocasiona que toneladas de plástico terminen en el mar. Destruyendo así el ecosistema. 

Foto: Víctor Salazar / @Adrian_producer

La revista National Geographic  estimó que al año se generan 275 millones de toneladas métricas de residuos plásticos. La acumulación de residuos plásticos en los océanos también se triplicará para el año 2040. Se estima que alcanzará una media de 29 millones de toneladas métricas al año. 

En el acuerdo alcanzado en la Cuarta Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente se estableció el compromiso de reducir el consumo de plástico de un solo uso. Por eso, cada vez más empresas en el mundo utilizan la resina reciclada para la producción de diversos productos. Apuestan por la sostenibilidad en la estrategia corporativa. 

La erradicación de la contaminación por plástico forma parte de la agenda de las Naciones Unidas. Es por ello que Plastitec Group aporta a los Objetivos de Desarrollo Sostenible en cinco puntos. Industria, Innovación e Infraestructura, Producción y Consumo Responsable, Acción por el clima, Vida Submarina y Vida de Ecosistemas Terrestres.

Somos una empresa con ganas de hacer algo diferente a favor del planeta y del país. Estamos trabajando en una Venezuela donde todos vamos a tener la conciencia del reciclaje, donde podemos ofrecerle a otras empresas resina regenerada y producida aquí en el país”, explica el gerente de operaciones de la planta.

Uno de los principales beneficios para la economía es que el plástico PET que existe en el país es importado; por lo que la resina reciclada se produce y usa dentro del territorio nacional. 

Foto: Víctor Salazar / @Adrian_producer

Plastitec Group cuenta con al menos 150 trabajadores directos y estima 500 trabajadores indirectos. Noel Romero explica que 150 familias directamente tomaron conciencia sobre la importancia del reciclaje; esperan ampliar sus capacidades para duplicar el número actual de empleados. Además, usualmente los puestos de trabajo en las fábricas los ocupan hombres. Sin embargo, el gerente de la planta comenta que al menos 30% del personal son mujeres. Desempeñan sus labores específicamente en las áreas de inspección.

Noticias relacionadas