• Durante su trayectoria musical tuvo el reconocimiento de Rómulo Betancourt, obtuvo más de 15 premios por sus canciones y trayectoria. Fue uno de los fundadores de Acción Democrática (AD) y compuso el himno de este partido político. Foto: Fabiola Ferrero / Clímax

Este 29 de junio se cumplen cinco años de la muerte de Inocente Carreño, reconocido como uno de los músicos más trascendentales de Venezuela. Su legado artístico continúa vigente en la actualidad y algunas de sus canciones más destacadas son El Quinteto de Vientos y La Margariteña

Durante su extensa carrera musical realizó composiciones para piano, guitarra, orquesta y solistas. Además, hizo trabajos corales. Por medio de sus obras logró recopilar más de 15 premios de gran importancia en Venezuela. 

En enero de 2016, poco antes de su partida, brindó su última entrevista para la revista Clímax, con el periodista Ángel Ricardo Gómez. En ese momento confesó sentir que estaba “en el final” (de la vida), pero que no temía a su destino. 

“No le tengo miedo a la muerte; yo lo que tengo es un gran amor a la vida, aunque yo sé que estoy en el final. Ahorita no me siento bien, siento un malestar, ya no escucho por este oído (derecho), pero hago ejercicio todos los días (…) La palabra ‘viejo’ a mí no me suena. Yo me siento como de 80 años de edad (para entonces tenía 96). (…) Rezo en la mañana, le doy gracias a Dios por el nuevo día”.

Infancia y primer contacto con la música

Nació el 28 de diciembre de 1919 en Porlamar, Nueva Esparta. Su madre tuvo que viajar cuando él tenía cinco años de edad, por lo que su abuela fue quien estuvo a cargo de su crianza y también la primera persona en notar su talento musical.

Cinco hermanos.

Inocente Carreño tuvo cuatro hermanos: Francisco, Remedios del Valle, Judith y Juan Bautista.

Carreño comenzó a estudiar música a los nueve años de edad con el maestro de bandas Lino Gutiérrez. Fue entonces cuando tocó por primera vez con un grupo musical y el instrumento que escogió fue la trompeta –aunque su tacto previo con instrumentos fue en este orden: platillos, redoblante y corno–. 

En Caracas. Participó en movimientos y eventos culturales tocando guitarra con sus dos hermanas.

Cuatro años más tarde, en 1932, viajó a Caracas junto con su hermano Francisco, de quien aprendió a apreciar y sentir pasión por varios géneros musicales: joropo venezolano, vals, merengue, tango, entre otros. Incluso compuso canciones pertenecientes a estos y otros géneros.  

En 1935, con 15 años de edad, su talento le permitió ingresar en la Orquesta Sinfónica de Venezuela. Allí inició formalmente la gran carrera musical que lo mantiene presente en la historia nacional. 

Tras décadas de servicio y aportes relevantes, el sistema creó la Sinfónica Juvenil Inocente Carreño en 2013. 

Premios 

Una obra no se puede componer en un día, pueden pasar uno o tres meses, el Concierto para Corno y Orquesta que escuchamos, me tomó dos meses hacerlo, en 1954. Margariteña es un poema sinfónico. Sí, es mi obra más conocida, pero es muy complicada, muy lejana. Hay que buscar un coro, ensayar los solistas… Eso sí, todas mis obras las estrené dirigiéndolas yo, la única que no he dirigido es una pequeña ópera que me dirigió Alfredo Rugeles”. –Músico Inocente Carreño en su última entrevista.

Dentro del vasto repertorio de Carreño, un significativo número de sus piezas recibieron importantes premios, entre los cuales están: 

De Ti Yo Quiero Hablar – Primer Premio. Por: Ministerio de Comunicaciones (1946). 
Azul – Primer lugar en el Premio Oficial de Música Vocal (1948). 
Suite Sinfónica – Primer Premio. Por: Concurso de Composición Vicente Emilio Sojo (1955).
Obertura No.1 – Primer Premio. Por: Concurso de Composición Vicente Emilio Sojo (1956).
Aguas Crecidas para Tenor y Orquesta – Primer Premio. Por: Concurso de Composición Vicente Emilio Sojo (1957).
Concierto para Trompa y Orquesta – Primer Premio. Por: Concurso de Composición Vicente Emilio Sojo (1958).
Amor mi Buen Amor – Primer Premio a la Mejor Canción Venezolana. Por: Pro Venezuela (1959). 
Obertura Sinfónica – Premio Nacional de Música. Salón Oficial Anual de Arte Venezolano (1961). 
Cuatro Canciones Románticas y Un Poema de Ausencia – Premio Oficial de Música (1963).
En mar inquieto – Premio Nacional de Música Coral (1965).
Tríptico Tu nombre, Novia de Abril y Eternidad del Canto – Premio Nacional para Obras Corales (1970).
Doliente Amada – Premio Junta Estadal del Bicentenario del estado Yaracuy (1983).
Sinfonietta Satírica – Premio Nacional de Música (1965).
Diafanidad y Cabellera Nocturna – Premio Juan Vicente Lecuna (1969). 
Canto a Jesucristo – Premio Nacional de Música para Obras Corales (1972).
Estudio Sinfónico – Premio Nacional de Composición (1983).
-Premio Nacional de Música por trayectoria musical (1989).
-Homenaje en la III Edición de los Premios CIANE, Centro de Convenciones Sambil Margarita (2013). 
-Homenaje en el Festival de Juventudes, con la proyección de un documental y la distribución de su libro Anécdotas y otros recuerdos (2014). 

Participación y postura política de Inocente Carreño

Crédito: Sistema Nacional de Orquestas

Carreño fue el autor del himno del partido Acción Democrática (AD). En su entrevista para Clímax señaló que “fue un honor” realizarlo y le parecía asombroso que siguiera vigente tras tantos años. “Ahí lo tengo grabado por Carlos Almenar Otero. Es un bello himno”, dijo. 

En ese mismo momento afirmó ser fundador de AD y leyó una carta que le envió Rómulo Betancourt: “Ha vivido usted sin aspavientos y con naturalidad (…) Se ha entregado a su arte con afán creativo y la música no ha sido para usted una manera de evadir la responsabilidad de ciudadano, ha sido y es un venezolano demócrata que es la única manera decente de ser un venezolano integral”.

Señaló que deseaba ver a Venezuela con un sistema democrático como el que, aseguró, existió por mucho tiempo. “Esto de ahora no se había visto aquí: ¡Que la gente tenga que comprar por el terminal de la cédula! Aquí nunca faltaba nada”, aseguró. 

Noticias relacionadas