• Especialistas consideran que las cifras de vacunación y contagios no son las ideales para relajar las medidas de cuarentena 

Eliminar el esquema 7+7, que consiste en siete días de cuarentena radical precedidos por siete de flexibilización, es la medida que evalúa aplicar el régimen de Nicolás Maduro próximamente con respecto a la lucha contra el covid-19. 

“He estado pensando en flexibilizar casi totalmente todas las medidas de restricción (…) ir a una flexibilización vigilada, alerta”, dijo el 14 de julio Nicolás Maduro durante una alocución en Venezolana de Televisión.

De acuerdo con el líder chavista, la idea de flexibilizar más ampliamente la economía surgió por una estabilidad en los contagios de covid-19. No obstante, advirtió que esta medida solo será efectiva si la población sigue las normas de bioseguridad. 

El sector salud venezolano considera que esta decisión sería imprudente debido a que no existe una reducción importante de los casos nuevos y tampoco hay una plan de vacunación eficiente. 

Huniades Urbina, secretario de la Academia Nacional de Medicina, explicó que Venezuela transita la fase ascendente de la segunda ola de contagios. Además, indicó que en los periodos extendidos de flexibilización siempre se registran aumentos de casos. 

La población libre de cuarentena, que no es responsable, que no cumple las medidas de aislamiento y además que no está vacunada, puede ser un caldo de cultivo para una explosión de casos. Esto no lo hemos tenido hasta la fecha en pandemia, pero en esa situación podríamos estar a las puertas de un desastre nacional”, dijo Urbina entrevista para El Diario.

Crisis hospitalaria 

El vocero de la Academia Nacional de Medicina (ANM) recordó que el país enfrenta una crisis hospitalaria previa a la pandemia por covid-19. Agregó que en 15 meses de cuarentena no ha habido una inversión significativa para superarla.

Aseguró que muchos centros de salud carecen de servicios básicos como el agua, también escasean los productos de limpieza y los equipos de bioseguridad para el personal.  

Fin del esquema 7+7: ¿Qué dice el sector salud sobre la medida que podría anunciar el régimen?

“Con la capacidad hospitalaria tan menguada que tenemos, una explosion de casos pudiera terminar de colapsar el sistema de salud nacional. En Venezuela falta más o menos el 40% de las camas hospitalarias que deberíamos tener. Apenas hay 100 camas de terapia intensiva que también son ocupadas por pacientes diabéticos, con infarto o accidente cerebrovascular”, expresó el también médico intensivista. 

Urbina recalcó que el sector salud no está en capacidad de contener un repunte de los casos producto del relajamiento de las medidas. El gremio ha sido uno de los más afectados por la pandemia. Hasta la fecha se han registrado 692 muertes de miembros del personal de salud por covid-19. 

“El esquema 7+7 tampoco parece ser la mejor solución”

Alejandro Rísquez, epidemiólogo y experto en vacunas, explicó que en los seguimientos hechos al curso de la pandemia en Venezuela se halló que cuando iniciaron los esquemas 5+10 y 7+7 hubo un aumento de casos importante; es decir, que se convirtió en una epidemia dentro del territorio nacional. 

También alegó que en las flexibilizaciones más amplias como en diciembre de 2020 y en Carnaval en 2021 se produjo un repunte en los contagios. 

“Actualmente estamos en una ‘meseta’, es decir, que el número de casos se elevó y se mantiene estable. Pareciera que van a caer los contagios, pero no sabemos si definitivamente será así o será una oscilación tipo sierra que a veces ocurre”, detalló Alejandro Rísquez en entrevista para El Diario. 

El epidemiólogo aclaró que las naciones que han eliminado las restricciones casi siempre se enfrentan a una propagación abrupta del covid-19, por lo que considera que Venezuela no sería la excepción. 

Fin del esquema 7+7: ¿Qué dice el sector salud sobre la medida que podría anunciar el régimen?
Foto: José Daniel Ramos
El 7+7 tampoco parece ser la mejor solución al problema porque no se puede considerar el país como si fuera un todo. Hay diferentes tendencias de contagios por zona, por ejemplo, la ciudad de Caracas está relativamente estable en casos de covid-19 en comparación con la epidemia que están sufriendo algunos estados como Guárico, Portuguesa, Yaracuy y el mismo estado Zulia, que ha sufrido enormemente durante mucho tiempo”, agregó.

Un esquema más efectivo que plantea Rísquez es una vigilancia epidemiológica estricta por localidad. Esto implica monitorear la información de contagios por sector, parroquia o ciudad y así flexibilizar en espacios donde haya menor cantidad de casos. 

Rísquez indicó que en los sectores se pueden hacer pruebas de laboratorio masivas para detectar casos temprano y aislarlos. Sugirió que a las localidades que permanezcan en cuarentena estricta se les podría otorgar un beneficio de alimentación por el tiempo que no puedan dejar sus hogares. 

Poca certeza sobre el plan de vacunación

El epidemiólogo señaló que no existen estadísticas oficiales sobre la vacunación contra el covid-19 en Venezuela. Sin embargo, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que se han aplicado 2,2 millones de dosis en el país. 

“La OPS habla de un 8%, lo que es un porcentaje bastante bajo en relación al resto de los países de Latinoamérica. Estamos en la retaguardia de la cobertura de vacunación contra el covid-19”, añadió Rísquez. 

Foto: EFE

Gran parte de esta población aún no recibe la segunda dosis de la vacuna rusa Sputnik V. Las jornadas de vacunación con este farmaco se han retrasado casi un mes y Rísquez advierte que podría hacerlo aún más. 

Es un tema muy difícil porque aparentemente Rusia no va a tener la capacidad de poder ofrecer la segunda dosis a muchos países, los más notorios en Latinoamérica son Argentina y Venezuela. Hay miles de personas que están esperando su segunda dosis y no se ha podido cumplir, lo más probable es que no se haga porque ya no habrá el producto”, alertó.

No obstante, el médico asomó la posibilidad de que se asigne una segunda dosis de otro laboratorio a esas personas. Esto ocurriría luego de realizarse estudios de compatibilidad y eficacia entre la vacuna rusa y las de otros países desarrolladores. 

“Hay que esperar la evidencia sólida de pruebas científicas y vamos a ver qué dicen los resultados, pero por analogía pareciera indicar que las vacunas aunque tengan diferentes plataformas podrían mejorar el estado inmunitario de la persona y brindar protección. Esto ocurrió con las vacunas AstraZeneca y Pfizer, ya se han hecho estas pruebas y se ve como la combinación de ambas produce una protección más elevada”, añadió.

Responsabilidad ciudadana ante la eliminación del 7+7

Ambos especialistas coinciden en que, si el anuncio de eliminar el esquema 7+7 se materializa, toda la responsabilidad de la propagación del virus recaerá en los ciudadanos. Es por esto que ofrecieron una serie de recomendaciones para reducir al máximo la posibilidad de contagio. 

– Respetar el distanciamiento físico

– Usar tapabocas y doble tapabocas en espacios donde puede haber aglomeraciones

– Aumentar la frecuencia del lavado de manos 

– Evitar el contacto físico

– Solo hacer reuniones en espacios abiertos o con amplia ventilación 

– Acudir a la cita de vacunación y respetar las indicaciones del personal de salud 

– Aislarse o acudir al médico si presenta síntomas asociados al covid-19

Los especialistas instaron a la población a mantener la prudencia en un posible escenario de flexibilización amplia, pero también hicieron un llamado a la administración de Maduro para reconsiderar la medida y así evitar un repunte de los contagios en el país. 

Noticias relacionadas