• Los gobiernos de Italia, Francia y Grecia implementaron medidas que restringen algunas actividades para quienes no estén vacunados y declararon que todo el personal sanitario debe ser inmunizado

Desde que se aprobaron las primeras vacunas contra el covid-19, los gobiernos han realizado campañas y jornadas de vacunación que iniciaron con la inmunización del personal sanitario y los adultos mayores; no obstante, recibir la dosis era opcional.

Aunque se han empleado múltiples acciones para promover la vacunación en todo el mundo, aún existe escepticismo en parte de la población. Esto ha ocasionado que algunas naciones tomen medidas más severas, como obligar a algunos sectores a vacunarse y limitar la capacidad de acción de quienes no estén inmunizados. 

Vacunación obligatoria para el sector salud

En vista del repunte de casos por la propagación de las variantes del covid-19, la controversial obligatoriedad de las vacunas se ha extendido por varios países como medida para frenar los contagios. 

Estas son las naciones que han impuesto la inmunización obligatoria en el sector salud:

Italia

El 25 de mayo, el gobierno de Italia decretó una ley que obliga a médicos y el resto del personal sanitario a vacunarse contra el covid-19. Fue el primer país en imponer esta medida. Los trabajadores de la salud que se nieguen a inocularse con las dosis se arriesgan a quedar privados de ejercer su profesión.

Desde inicios de abril, las autoridades sanitarias regionales realizaron una encuesta al personal sanitario no vacunado. La hicieron para determinar si sus razones son por algún motivo médico (patologías que impidan la inmunización) o si ya han superado recientemente la infección.

El personal que no tenga razones para no vacunarse, debe aplicarse la dosis y los que rechazan la inoculación son sancionados. Estos pueden ser relegados de funciones o ser suspendidos del empleo y sueldo hasta el 31 de diciembre de 2021.

De acuerdo con una encuesta realizada a finales de febrero por la Agencia Nacional de Servicios Regionales de Salud (Agenas, por sus siglas en italiano) y la Universidad Santa Ana de Pisa, el 18% de los ciudadanos italianos no piensa vacunarse contra el covid-19 y un 17% está indeciso.

Sin embargo, un sondeo reciente de Demos y Euromedia Research muestra que el menos el 58% de la población está a favor de que las vacunas sean obligatorias.

Francia

El 12 de julio el gobierno de Emmanuel Macron anunció la exigencia de vacunación para todo el personal de salud e impuso nuevas medidas restrictivas. El certificado será necesario para entrar en teatros, cines y espacios culturales que reúnan a más de 50 personas a partir del 21 de julio y en agosto se expandirá a restaurantes, bares, centros comerciales y transporte público. 

La medida desencadenó una ola de protestas en diferentes ciudades de Francia. De acuerdo con el Ministerio de Interior francés, al menos 114.000 personas salieron a las calles a manifestar en contra de lo que denominaron “dictadura sanitaria”.

Grecia

Al igual que Francia, el mismo 12 de julio el gobierno de Grecia decretó la obligatoriedad de la vacunación para el personal de hogares de ancianos con efecto inmediato y para todos los trabajadores de la salud desde septiembre. 

Además, quedó restringido el ingreso a bares, cines, teatros y otros espacios cerrados para las personas que no estén vacunadas.

El 14 de julio, miles de ciudadanos se manifestaron en varias ciudades griegas en rechazo de la decisión del gobierno.

De acuerdo con la agencia de noticias Efe, la protesta fue organizada por el movimiento “Libertad de Nuevo”, liderado por un cardiólogo que hizo el llamamiento por Facebook donde aseguró que cualquier práctica médica contra la voluntad del paciente está prohibida.

Reino Unido

La nación insular obliga a todas las personas en residencias de ancianos y al personal médico que desempeñen labores geriátricas a vacunarse. El anuncio se dio el 16 de junio y se dio un plazo hasta octubre para que el trabajador cumpla con la medida.

El Parlamento del Reino Unido aprobó las vacunas obligatorias para el personal de las residencias de ancianos en Inglaterra, no obstante, algunos ministros estuvieron en desacuerdo con esta acción.

Desde el 19 de julio, Reino Unido eliminó la mayor parte de las medidas restrictivas por el covid-19. Los británicos pueden asistir a bares, clubes nocturnos y espectáculos públicos sin límite de aforo y se retomó de forma gradual la presencialidad en las oficinas. Aunque se sigue recomendando el uso de tapabocas, este no es obligatorio.

Hungría 

El 16 de julio, el gobierno húngaro autorizó la administración de una tercera dosis de las vacunas contra el covid-19. Además, anunció que la inoculación será obligatoria para todos los trabajadores del sector salud.

“Será posible pedir la tercera dosis, pero recomendamos que pasen cuatro meses después de la segunda”, dijo el primer ministro del país, Viktor Orbán.

Orbán enfatizó que los trabajadores de la salud deberán ser vacunados obligatoriamente debido a que trabajan con enfermos, no obstante, no especificó cuándo se introducirá esta medida.

Países donde la vacuna es obligatoria 

Indonesia fue uno de los primeros países en imponer este tipo de acciones. Desde febrero, el gobierno ha instaurado la vacunación obligatoria, con amenazas de multas o cortes de servicios públicos a las personas que se nieguen a recibir la inyección. Aunque aún no hay abastecimiento suficiente para vacunar a toda la población, la medida busca evitar el rechazo a los fármacos. 

El gobierno de Tayikistán emitió un decreto que obliga a todos los ciudadanos mayores de 18 años a vacunarse. Lo mismo fue impuesto en Turkmenistán, país en donde prácticamente no se han declarado casos de covid-19 y obliga, desde el 7 de julio, a todas las personas mayores de 18 años sin contraindicaciones médicas a vacunarse.

Desde el pasado 8 de febrero de 2021, el Vaticano declaró que todos los residentes y trabajadores de la Santa Sede deben vacunarse obligatoriamente. Las sanciones incluyen el despido para los empleados que se nieguen a recibir la inyección.

Inmunización obligatoria para otros sectores

Rusia

Aunque el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se opone a una obligatoriedad de vacunación en todo el país, la ciudad de Moscú ha ordenado la inmunización obligatoria contra el covid-19 a todos los empleados del sector servicios.

Previo a esta medida, las autoridades rusas habían intentado varias estrategias para convencer a los ciudadanos a vacunarse contra el covid-19, incluso regalando comestibles y realizando sorteos de autos y departamentos nuevos.

El 25 de junio, Moscú y San Petersburgo determinaron que la vacunación sea obligatoria para empleados de determinados sectores como oficinas gubernamentales, comercios minoristas, atención médica, educación, restaurantes y otras ramas de servicios, como gimnasios y centros de belleza.

Las autoridades dijeron que las empresas deberían suspender el sueldo a los trabajadores que no deseen inmunizarse. Además, amenazaron con clausurar temporalmente a los negocios que no cumplan con el objetivo de tener al 60% de su plantel con al menos una dosis antes del 15 julio, y con las dos antes del 15 de agosto.

Kazajistán

Desde el 1º de julio de 2021, en la nación es obligatorio que todas las personas que trabajen en contacto con ciudadanos estén vacunados contra el covid-19. Quienes se nieguen a cumplir con esta medida no podrán interactuar con los clientes.

Fiji

En el archipiélago del Pacífico todos los trabajadores del sector público y privado deberán estar vacunados contra el covid-19. Los funcionarios que no reciban su primera inyección antes del 15 de agosto deberán tomar una baja y se arriesgan a ser despedidos si no tienen la inmunización completa antes del 1º de noviembre. 

En el sector privado, los trabajadores deben haber recibido la primera dosis antes del 1º de agosto.

Estados Unidos

En la ciudad de San Francisco, Estados Unidos, es obligatorio que los 35.000 trabajadores estén vacunados. De no ser así se enfrentan a posibles sanciones o despidos. En Texas, más de 150 empleados de uno de los hospitales más grandes del estado han sido despedidos tras rechazar vacunarse.

Medidas parciales 

Hay países donde no existe una obligación de vacunarse pero las restricciones conllevan a que las personas que no están inmunizadas se vean en la obligación de hacerlo.

A partir de agosto de 2021, en Arabia Saudita será obligatorio estar vacunado para poder entrar en edificios públicos privados: incluye las escuelas, centros de ocio y los transportes públicos. Asimismo, solo los trabajadores que estén inmunizados podrán volver a sus puestos de trabajo presenciales.

La provincia de Baluchistán, Pakistán, desde el 1° de julio prohíbe a las personas no vacunadas entrar en los edificios públicos, parques, centros comerciales y transporte público. En la provincia de Sind, los trabajadores públicos que rechacen ser vacunados no recibirán su sueldo. Y en la provincia de Punjab, a quienes se nieguen se les cortará el teléfono.

La obligatoriedad de la vacuna es un tema que sigue en debate en algunas naciones. El desacuerdo por parte de los movimientos antivacunas representa un estancamiento en el cumplimiento de esta medida, la cual algunos consideran que va en contra de los derechos de las personas.

Noticias relacionadas