• Tan solo 2,6% de las solicitudes han sido procesadas. El tiempo de espera oscila entre cuatro y seis meses, por lo que recomiendan aplicar lo más pronto posible

A cuatro meses de que se anunciara que Venezuela sería uno de los países designados para recibir el Estatus de Protección Temporal (TPS, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos, la congresista Debbie Wasserman Schultz, representante del estado de Florida, anunció que el Departamento de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) ha recibido 178.185 aplicaciones de los venezolanos.

De ellas, se desglosa que ya han sido aprobadas 4.780 solicitudes, y cinco fueron negadas. Las peticiones procesadas representan solo el 2,6% del universo de aplicaciones. Las otras 173.400 están pendientes.

La cantidad total de aplicaciones hasta el momento representan 55% de los 320.000 potenciales beneficiarios que se encontraban en EE UU cuando fue aprobada la medida de protección (8 de marzo de 2021) por el gobierno de Joseph Biden.

Los solicitantes que no han recibido respuesta conclusiva sobre su trámite (97,3%) están ya protegidos de una deportación automática, debido a que primero deben recibir una decisión sobre el TPS antes de tomar cualquier acción.

TPS domingo

Es importante recordar que la solicitud que inicialmente cerraba su periodo de inscripción el 5 de septiembre del presente año, fue extendida por un plazo de 18 meses, hasta el 9 de septiembre de 2022. Una medida que facilitará a quienes aún no han aplicado por dificultades económicas, hacerlo más adelante. Adicionalmente, desde julio también se puede llenar la aplicación de la planilla I-821 de forma online a través de la página web de USCIS.

Retrasos procesales y beneficios consulares

De acuerdo con información del Director de Asuntos Consulares de la embajada de Venezuela en EE UU, Brian Fincheltub, desde el momento que una persona aplica a este trámite pasan entre cuatro y seis meses para que llegue el permiso de trabajo (en caso de haberlo solicitado) y el mismo lapso para que aprueben el TPS. Por ello, recomienda hacerlo lo más pronto posible aunque haya aún poco más de un año para solicitarlo.

María Trina Burgos, abogada especialista en inmigración, explica que el TPS no otorga un estatus legal sino que ofrece un estado de protección para los venezolanos. En ese sentido, explica que “si un solicitante tiene algún otro estatus en el país y quiere mantenerlo junto con el TPS puede hacerlo, siempre que cumpla los requisitos de la visa previamente recibido al estatus de protección“.

La norma dice que cuando se vence el TPS, el aplicante vuelve a su estatus anterior, pero siempre y cuando ese estatus no haya expirado, tiene que seguir renovándolo. Si la persona no mantuvo su estatus en simultáneo (visa de trabajo, estudiante, entre otras) lo pierde“ acota Burgos, aunque es optimista sobre la permanencia de la protección para la comunidad venezolana en EEUU: “Yo estoy segurísima que lo van a renovar y lo van a renovar por muchísimo tiempo“, sentencia.

Uno de los mayores beneficios que otorga un TPS es la posibilidad de obtener un parol (permiso) de viaje (internacional), sin embargo, Burgos recomienda no viajar a menos que sea estrictamente necesario, porque recuerda que quienes tienen otro trámite vigente podrían tener un conflicto migratorio una vez intenten regresar, lo que le podría afectar su vigencia del permiso de protección al que están optando.

La aprobación del trámite está demorando debido a las medidas de control sanitario por la pandemia del COVID-19 y los recortes presupuestarios llevados a cabo bajo la Administración de Donald Trump, en donde ha habido un sobrecarga del personal de USCIS, ante la disminución de funcionarios.

Entre los principales retrasos, se encuentra la cita de las huellas (paso inicial para darle continuidad a cualquier trámite migratorio en el país), en virtud de ello, USCIS está utilizando (en muchos casos) las huellas anteriores que tenga el solicitante con un trámite anterior (si lo tuviese) para agilizar el procedimiento. Quienes no tienen huellas (personas que se mantuvieron en el país de forma irregular o entraron como turistas recientemente) tienen que esperar dicha cita para continuar el proceso.

Aunque en muchos casos USCIS está utilizando huellas previas del solicitante, debido al retraso procesal que existe, igualmente deben ser pagados los 85 dólares de ese trámite al ente migratorio a fin de que avance el proceso, junto con los 50 dólares de la solicitud per se.

Para los venezolanos que no han aplicado al TPS por no contar con toda su documentación o tener muchos tiempo de vencimiento (más de cinco años), Fincheltub explica que la embajada ha creado un Certificado de Nacionalidad que es aceptado por USCIS, y cualquier venezolano puede solicitarlo para demostrar su identidad ante el ente migratorio estadounidense. A través del correo electrónico: serviciosconsulares@us.embajadavenezuela.org se pueden hacer dichas solicitudes.

Entre algunas noticias positivas para quienes hacen vida dentro de EE UU, es que a pesar de la demora procesal de USCIS, no es necesario obtener la aprobación del TPS para comenzar a obtener documentación legal en el país, entre las que se incluye la licencia de conducir.

Para sacar la licencia de conducir como extranjero es necesario demostrar el ingreso al país de forma legal a través de la I-94 (permiso de entrada), pasaporte y recibos de correo postal con su identidad, pero una vez la I-94 vence, es necesario demostrar la residencia no inmigrante, por medio de una visa o comprobante de tramitación del mismo.

En este caso, con el acuse de recibo del tramite del TPS, la planilla I-821 junto con el pasaporte, la I-94 (aunque haya vencido) y la correspondencia, cualquier venezolano puede acceder a una licencia de conducir, luego de realizar un examen escrito y práctico que demuestre conocimiento y habilidades para manejar un vehículo.

Adicionalmente, el personal de la embajada informó que aquellos que tuviesen licencia venezolana, independientemente de su fecha de vencimiento, pueden optar por un servicio consular llamado Certificación de Licencia, éste sirve (en Florida, Nueva York y California, principalmente) para tener un beneficio por haber tenido una licencia extranjera.

Noticias relacionadas