• Tipco Asphalt es acusada de realizar transacciones a nombre de la estatal petrolera venezolana a cambio de envíos de crudo a precio preferencial

La compañía tailandesa Tipco Asphalt está siendo investigada por la justicia estadounidense por presuntamente haber participado en un esquema de lavado de dinero que benefició al régimen de Nicolás Maduro.

El nombre de la empresa surgió a raíz de la detención del empresario venezolano estadounidense Jorge Luis Nóbrega. Este es acusado de haber efectuado trabajos de mantenimiento a la flota de aviones de combate rusos Sukhoi-30 que posee la Fuerza Aérea de Venezuela.

Como parte de las averiguaciones se dio a conocer que la firma Achabal Technologies, propiedad de Nóbrega, vendió a los militares venezolanos un tipo de espuma aislante utilizada en sus tanques de combustible para evitar que estos explotaran en caso de recibir disparos enemigos.

El pago por estos servicios, que se estima suman más de siete millones de dólares, fue efectuado por parte de Tipco Asphalt, Petróleos de Venezuela (PDVSA) y su filial Bariven a una cuenta de Achabal Technologies en Portugal.

Según informó la agencia de noticias Associated Press (AP) en una reunión grabada con un informante no identificado, Nóbrega se jactó de haberse reunido con el ministro de Defensa de Maduro, Vladimir Padrino López. En la conversación el empresario comparó la técnica utilizada para aplicar la espuma en los tanques de combustible con una especie de diálisis que ahorraría al país una suma considerable de dinero al no tener que enviar los aviones a Rusia a recibir mantenimiento.

La investigación contra el empresario venezolano surge a partir de averiguaciones iniciadas por la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (HSI, por sus siglas en inglés) luego de recibir la denuncia de un informante confidencial.

De acuerdo con la HSI, Nóbrega nunca solicitó una licencia especial que le permitiera prestar servicio a los aviones de la Fuerza Aérea de Venezuela. En tal sentido, destacan que sus acciones representan una violación de la Ley de Poderes Económicos Internacionales de Emergencia (IEEPA), la Ley de Control de Exportaciones de Armas (AECA) de Estados Unidos y la comisión del presunto delito de lavado de dinero.

Permisos especiales

Aquellas empresas o ciudadanos estadounidenses que desean realizar negocios con PDVSA deben contar con permisos especiales a fin de evitar ser objetos de sanciones que les impidan continuar operando en Estados Unidos.

Estas licencias son emitidas por el Departamento del Tesoro a través de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros (OFAC).

Un ejemplo de este tipo de permisos es la Licencia General N° 40, que permite realizar transacciones, bien sea directas o indirectas, relacionadas con la exportación y reexportación de gas licuado de PDVSA.

Negocios con PDVSA

Tipco Asphalt ha estado en la mira de las autoridades estadounidenses desde hace años por su vinculación con PDVSA. Específicamente por su implicación en operaciones cuyo objetivo es burlar las sanciones impuestas a la estatal venezolana.

Se sabe que desde el año 2018 la compañía petrolera ha utilizado los servicios de Tipco para poder realizar pagos a proveedores en el extranjero de forma tal que las cuentas internacionales de las que aún disponen no puedan ser identificadas y posteriormente congeladas. 

Una investigación publicada por AP reveló que a cambio de esto PDVSA le ofrece envíos de crudo con un porcentaje de descuento. De acuerdo con investigadores de la HSI, la firma tailandesa movió cientos de millones de dólares en nombre de Petróleos de Venezuela.

Desde la empresa aseguran que este tipo de transacciones son perfectamente legales debido a que alegan que estas no están contempladas en las sanciones emitidas por el gobierno estadounidense contra PDVSA.

No obstante, en septiembre de 2020 la compañía anunció que paralizó la compra de crudo venezolano a petición del Departamento de Estado de Estados Unidos, bajo la amenaza de posibles sanciones contra la empresa.

“Para evitar la sanción, la compañía está tomando medidas para cumplir con dicha solicitud. La refinería de Kemaman tendrá que cerrar temporalmente hasta que se levanten las sanciones contra Venezuela o encontremos una materia prima alternativa”, indicaron en un comunicado oficial con fecha del 11 de septiembre.

En caso de ser encontrada culpable de violar las sanciones impuestas en contra de PDVSA, Tipco Asphalt puede ser sancionada y ver congelados todos sus bienes e intereses en Estados Unidos, lo que podría acarrearles perdidas multimillonarias. 

Noticias relacionadas