• Un panel de médicos explicó cómo empezó la infección a los pacientes que le diagnosticaron mucormicosis en el país. El perfil de los pacientes, en su mayoría, son personas diabéticas, que superaron el covid-19 y son  inmunodeficientes

Aunque el primer caso en Venezuela se anunció el pasado 17 de agosto en Mérida, ya han diagnosticado a tres personas más con mucormicosis en dos estados del país. Uno en Mérida y tres en Carabobo.

Diego Cáceres, epidemiólogo y microbiólogo del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), explicó en un foro organizado por la Sociedad Venezolana de Infectología (SVI) y SOS Telemedicina de la Universidad Central de Venezuela (UCV) que la enfermedad se que produce al entrar en contacto con las esporas de un hongo.

Hongo negro
Foto: EFE

Lo segundo, explicó el especialista, es que la mucormicosis afecta principalmente a pacientes con problemas de salud de base, como diabetes, cáncer o VIH.

De hecho, de acuerdo con el medio Salud con Lupa, el contagio está considerado como «una infección micótica oportunista».

Esto debido a que los estudios han revelado que es “muy probable” que constantemente las personas aspiren las esporas de estos mohos, pero no suelen causar infección en muchos de los casos.

Las personas tienen más posibilidad de contraer la enfermedad si sufren de diabetes y no tienen un respectivo control.

Otros factores de riesgo son el consumo de esteroides e inmunosupresores por un tiempo prolongado o fuera de la etapa que corresponde. 

¿Qué síntomas presentaron los pacientes en Venezuela?

Fernando Gómez Daza, micólogo venezolano y profesor de postgrado de la Universidad de Carabobo, detalló que la primera paciente, una mujer de 56 años de edad en Valencia (Carabobo), con historial médico de hipertensión, presentó  dolor cerca de su prótesis dental y cianosis, que viene siendo una coloración oscura en la piel. 

La paciente superó el covid-19 en marzo de 2021 y un mes después fue al hospital debido a estos síntomas. 

Los familiares indicaron al personal médico que la mujer se dedicaba a la siembra de vegetales y tubérculos en la zona donde vive, por lo que se piensa que la infección se alojó en su organismo cuando realizaba labores de recolección de los alimentos. 

Los exámenes médicos practicados a la paciente determinaron que contrajo el hongo Rhizopus arrhizus y que es común en las infecciones por mucormicosis. 

Hongo Negro
Foto: EFE

Sin embargo, de acuerdo con la visión de los médicos, los cuadros clínicos pueden complicarse por el uso prolongado de esteroides recetados para contrarrestar los efectos del covid-19. La mujer falleció poco tiempo después.

El mismo hongo fue detectado en mayo, en el estado Carabobo. Un hombre de 64 años de edad, con historial de diabetes, comenzó a presentar dolor en su mejilla luego de que había superado el covid-19. La persona superó la infección y fue dada de alta el 16 de julio de 2021. 

El tercer paciente con mucormicosis asociada al coronavirus fue un hombre de 53 años de edad en Valencia. También superó la infección por el virus, pero tiempo después comenzó a presentar inflamación en su mejilla derecha. 

Al igual que en los últimos dos casos, las encías empezaron a tener un ennegrecimiento de la piel. De ahí viene su nombre como “hongo negro” y no porque la bactería sea “negra o oscura”.

Ahora, el primer caso confirmado públicamente en Venezuela fue detectado en el estado Mérida. El gobernador de la entidad, Ramón Guevara, explicó que es una mujer de 59 años de edad proveniente de Ejido y con antecedentes de diabetes e hipertensión. 

Para superar el covid-19, la mujer tomó dexametasona y durante 10 días. Fue hospitalizada luego de comenzar a desarrollar una lesión en su ojo derecho, además de inflamación de su rostro. Actualmente se encuentra estable. 

¿Por qué el hongo negro afecta a los pacientes que logran superar el covid-19?

Los casos de mucormicosis en pacientes recuperados del virus son comunes porque, en la mayoría de las infecciones, las personas presentan una inmunidad muy baja. 

Al no tener el cuerpo preparado para combatir debidamente esta infección, la tasa de mortalidad aumenta. Las personas también pueden contraer el hongo a través de una herida en la piel o por la aspiración. 

Sobre esta base se suman otros problemas frecuentes como la diabetes no tratada, cáncer o el VIH. Los pacientes diabéticos mal controlados tienen un elevado riesgo de desarrollar infecciones. Asimismo, tomando en cuenta el caso de la India, el perfil de muchos pacientes con mucormicosis corresponde a personas desnutridas, con defensas bajas y que contraen el covid-19.

Otro factor importante a aclarar es que la mucormicosis no es una enfermedad contagiosa como lo es el coronavirus. 

El médico infectólogo Manuel Figuera explicó para El Diario que la única manera de ser diagnosticado por “hongo negro” es a través de una biopsia y un analisis médico. 

“El diagnóstico es importante porque se debe hacer una limpieza quirúrgica lo más pronto posible, lo cual aumenta la sobrevida. La mortalidad disminuye cuando se ponen tratamientos antimicóticos que pueden ser tóxicos de manera prolongada”, concluyó Figuera.

Noticias relacionadas