• La institución eclesiástica exhortó a que las autoridades civiles y militares cambien su actitud y permitan ayudar a los afectados por las lluvias en la entidad

La Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV) expresó este lunes 30 de agosto su rechazo a la actitud de funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) que han impedido la entrega de insumos a los afectados por las lluvias en el estado Mérida.

A través de un comunicado lamentaron que autoridades tanto civiles como militares no estén cooperando para facilitar el traslado de los productos de primera necesidad a los afectados.

“Lamentamos y reprobamos la actitud de algunas autoridades civiles, así como de la Guardia Nacional Bolivariana, quienes, lejos de cooperar desinteresadamente, no sólo han impedido el acceso de gran parte de la ayuda enviada desde diversas partes del país, sino que han tenido una actitud de displicencia y ofensa hacia los miembros de la Iglesia y de otras instituciones”, refiere el texto del CEV publicado en sus redes sociales.

Desde la institución eclesiástica plantean que la excusa utilizada por los funcionarios de la GNB, para entorpecer las labores de los voluntarios de Cáritas Venezuela que se encuentran en el lugar, es que han recibido órdenes de sus superiores.

Ante esta situación exhortaron a los militares a que permitan el tránsito de los vehículos que transportan las medicinas y alimentos para los pueblos afectados.

“Les exhortamos, en nombre de las comunidades afectadas, a cambiar su actitud y colocarse al servicio de las instituciones que sí están colaborando, de tal forma que los envíos de ayudas lleguen pronto a su destino, dando prioridad al tránsito de carga de insumos; movilizando contingentes para abrir los caminos y otras acciones en bien de la población afectada. Todo esto indica asumir los principios fundamentales de la Constitución nacional”, continúa el comunicado.

Asimismo, enviaron un mensaje a las autoridades tanto nacionales, como regionales para que actúen en función del bienestar de la colectividad, y no de intereses personales. Les recordaron que están al servicio de todos los venezolanos y no de una parcialidad política.

Pese a esta situación, Cáritas informó que ha logrado distribuir más de 30.000 litros de agua potable y 16 toneladas de alimentos a los habitantes de Santa Cruz de Mora, una de las localidades más afectadas.

La entrega de los insumos se produjo con la colaboración de la Fundación Primeros Auxilios ULA, integrada por estudiantes y profesionales de la salud del estado Mérida que prestan atención de primeros auxilios de forma gratuita.

Víctimas y desaparecidos

De acuerdo con el último parte dado a conocer por la gobernación del Estado Mérida, hasta el momento la cifra de fallecidos es de al menos 20 personas, mientras que se contabilizan 17 desaparecidos.

Por su parte Protección Civil Mérida ha indicado que 1.230 viviendas se encuentran en situación de alto riesgo.

Gobernación de Mérida

¿Por qué la GNB obstaculiza la entrada de ayuda humanitaria en Mérida?

La gobernación de Mérida también expresó su rechazo a la actuación de funcionarios de la GNB quienes impidieron el acceso a voluntarios de Cáritas y de otras organizaciones que trasladaban ayuda humanitaria hacia El Valle de Mocotíes.

En este sentido el secretario general de gobierno, Arquímedes Fajardo, aseguró que la forma de proceder de los uniformados además de constituir una violación al derecho al libre tránsito, también supone cercenar la posibilidad de la ciudadanía de contribuir con aquellas personas que necesitan ayuda.

Fajardo criticó que los funcionarios de la GNB sí permitieron el libre tránsito a más de 100 motorizados pertenecientes a grupos bien identificados con factores políticos en el estado Mérida.

Afirmó que a diferencia de la ayuda humanitaria, ellos no tuvieron ningún inconveniente para circular libremente.

Labor altruista

¿Por qué la GNB obstaculiza la entrada de ayuda humanitaria en Mérida?

Desde la CEV elogiaron el trabajo que se encuentran realizando miembros de la Iglesia Católica, así como otras denominaciones religiosas e instituciones civiles que desde el primer momento han prestado ayuda a los miles de afectados por la vaguada.

“Gracias a la respuesta inmediata de tantas personas de buena voluntad, se ha podido brindar ayuda en diversas especies, desde medicinas y alimentos hasta ropa y otros insumos necesarios”, dice el texto difundido por la CEV.

En el comunicado también destacaron el trabajo realizado por Cáritas que ha hecho posible recolectar insumos provenientes de todo el país. Aseguran que esto demuestra la solidaridad de los venezolanos, los cuales aun en medio de la crisis que afronta el país han decidido compartir con aquellos que se encuentran atravesando una situación compleja producto de las lluvias.

“Reiteramos nuestro apoyo al arzobispo de Mérida, Cardenal Baltazar Porras, a su obispo auxiliar, monseñor Luis Enrique Rojas, al presbiterio arquidiocesano y a todos los fieles de esa querida Iglesia hermana, así como a la Cáritas de Mérida y tantas instituciones religiosas y civiles que han actuado desinteresadamente siempre mirando el bien de los que sufren”, concluyen.

Noticias relacionadas