•  Los expertos constatan que las vacunas existentes “siguen siendo altamente efectivas contra la enfermedad grave”

La investigación, realizada por un equipo internacional en el que han participado científicos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de otras instituciones, examina los datos de todas las pruebas clínicas y estudios observacionales publicados.

A partir de su análisis, los expertos constatan que las vacunas existentes «siguen siendo altamente efectivas contra la enfermedad grave», incluso la producida por las variantes de más riesgo.

Según un promedio de los resultados obtenidos en estudios observacionales, la vacunación actual muestra una eficacia del 95 % contra la enfermedad grave, tanto por la variante delta como por la alfa, y de un 80 % contra el contagio por cualquiera de ellas.

En todos los tipos de vacunas y variantes, la protección es más elevada frente a la enfermedad grave que ante la leve, apuntan los científicos.

Los autores agregan que, si bien se sabe que las vacunas son algo menos efectivas contra el covid asintomático y la transmisión, en las poblaciones con alto índice de inoculaciones es la minoría de no vacunados el principal vector de contagios, así como el grupo con mayor riesgo de padecer un covid grave.

Los anticuerpos de las personas vacunadas

vacunación
Foto: EFE/Enric Fontcuberta

Los expertos subrayan que, incluso si los anticuerpos contra el virus en personas vacunadas bajan al cabo del tiempo, eso «no necesariamente significa una reducción de la eficacia de las vacunas contra la enfermedad grave».

Esto podría ser, añaden, porque la protección contra una covid virulenta «está mediada no solo por las respuestas de anticuerpos, que pueden ser a corto plazo en algunas vacunas, sino también por las respuestas (inmunes) memorizadas y la inmunidad mediante células, que generalmente duran más».

«Tomados en su conjunto, los estudios disponibles no aportan pruebas creíbles de que esté habiendo un declive sustancial de la protección contra la enfermedad grave, que es el principal objetivo de la vacunación», manifiesta una de las autoras del estudio publicado en The Lancet, Ana María Henao-Restrepo.

Esta especialista arguye que, dado que el suministro de vacunas es limitado, se podrá salvar el mayor número de vidas si los preparados «se ofrecen a personas que tienen un riesgo apreciable de enfermar de gravedad y aún no han sido vacunadas».

Incluso si hubiera en última instancia algún beneficio en administrar la vacuna de refuerzo, no superaría los beneficios de proporcionar esa protección inicial a las personas que aún no han sido inoculadas, incide.

Henao-Restrepo señala que, si las vacunas se administran donde son más necesarias, ello «podría acelerar el fin de la pandemia al inhibir la evolución de las variantes».

Países que contemplan una tercera dosis

República Dominicana se convirtió en el primer país de América Latina en iniciar, el 1° de julio, con la aplicación de la tercera dosis de refuerzo al personal de salud. Las autoridades dominicanas explicaron que la decisión se tomó debido a la presencia de nuevas variantes “más contagiosas”.

El Ministerio de Salud de Uruguay confirmó el martes 3 de agosto que a partir del lunes 16 de este mes ofrecerá la tercera dosis a todas aquellas personas inmunizadas con Sinovac.

Los Emiratos Árabes Unidos comenzaron a ofrecer el 18 de mayo la tercera dosis de la vacuna china Sinopharm a los que ya cumplieron seis meses de haberse inmunizado con las primeras dos dosis.

Israel comenzó a aplicar el 1° de agosto, de manera general, la tercera dosis de la vacuna Pfizer contra el covid-19 a adultos mayores de 60 años.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, aseguró el 13 de julio que las personas que ya recibieron las dos dosis de la inmunización en septiembre podrán contar con una tercera inyección.

Grecia ofrece la posibilidad a la población más vulnerable de solicitar una dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19, y se espera que la oferta se amplíe pronto a las personas mayores de 60 años.

Se dará prioridad para recibir esta tercera dosis a personas inmunodeprimidas, como pacientes que estén en tratamiento contra el cáncer, o lo hayan estado en los últimos cinco años en el caso de leucemias; aquellos que se hayan sometido a un trasplante de órgano o estén en una lista de espera; personas con insuficiencia renal o hepática, o con enfermedades autoinmunes o inflamatorias.

El Reino Unido ofrecerá a sus ciudadanos mayores de 50 años una vacuna de refuerzo contra el covid-19, así como a los sanitarios y a los trabajadores en residencias de ancianos.

El Ejecutivo conservador tomó la medida tras recibir el asesoramiento de los expertos, que han recomendado el uso de la vacuna de Pfizer/BionNTech para este programa.

El primer ministro de Camboya, Hun Sen, anunció que lanzará en octubre una campaña nacional para inocular dosis de refuerzo de la vacuna contra el covid-19, tras superar el 60 % de la población con la pauta completa.

Vacunas de refuerzo

Qué dice la FDA. La FDA dio visto bueno al uso de un refuerzo contra el covid-19 para las personas con un sistema inmune debilitado. Así como aquellos pacientes trasplantados, con cáncer o con VIH que no presentaron una respuesta inmunológica adecuada a las dos primeras dosis.

Los expertos afirman que, si finalmente se utilizan las vacunas de refuerzo, habrá que identificar las circunstancias y los grupos de población concretos en que los beneficios superen los riesgos.

Sostienen además que, en todo caso, una dosis de refuerzo será más útil y duradera si se administra un preparado diseñado para combatir futuras nuevas variantes, y no las actuales.

La coautora del estudio Soumya Swaminathan advierte de que, «aunque la idea de reducir el número de casos de covid aumentando la inmunidad en personas ya vacunadas es atractiva», cualquier decisión en este sentido «debe estar fundamentada en la evidencia» científica y «sopesar los riesgos para las personas y la sociedad». 

Ensayo para una dosis de refuerzo

La empresa estadounidense Moderna informó el 9 de septiembre que comenzó un programa para desarrollar una vacuna de una dosis que combine el refuerzo contra el covid-19 y otro contra la gripe. La farmacéutica lo anunció en un comunicado en el que además presentó los avances de estos fármacos. 

La compañía entregó el 3 de septiembre los primeros resultados de sus ensayos clínicos a la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) y a la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés) para el estudio de una tercera dosis y esperan obtener la aprobación pronto.  

Con información de EFE

Noticias relacionadas