• El término extiende la justicia y los castigos del implicado inicial a su familia, alegando crímenes políticos. En el informe de la misión internacional de la ONU sobre Venezuela, la aplicación del Sippenhaft se documentó y mencionó en al menos un caso

El método de represión nazi Sippenhaft está presuntamente dentro de las estrategias del régimen de Nicolás Maduro para reprimir a sus adversarios políticos. Así lo denunció en un informe la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el jueves 16 de septiembre.

El documento, presentado ante el Consejo de DD HH del organismo internacional, expone que el sistema de justicia venezolano colabora a agravar la crisis de derechos humanos, al menos desde el año 2014. Impunidad judicial, desapariciones forzosas, tortura, asesinatos, violencia sexual, de género y ejecuciones extrajudiciales son algunas de las observaciones sobre el régimen de Nicolás Maduro y su entorno.

Los métodos de análisis incluyeron 177 entrevistas, entre víctimas y especialistas. Según el informe, entre 2014 y agosto de 2021 detuvieron a 183 opositores. Además, la misión no ha recibido respuesta del régimen para la investigación, tras 17 cartas enviadas a sus representantes.

El Sippenhaft en el informe

En el apartado de la inacción del Estado para actuar ante el arresto, la detención y desapariciones forzadas de corta duración se subraya que, de los casos documentados, agentes de seguridad o de inteligencia como el DGCIM y el Sebin, presuntamente utilizaron tácticas criminales, incluyendo el secuestro o la detención de miembros de la familia de opositores, para lograr arrestos.

“Un acusado de participar en la Operación Gedeón dijo al Tribunal de Control en su audiencia preliminar que agentes del DGCIM lo torturaron y le dijeron que aplicarían el ‘Sippenhaft’ (una táctica de castigo colectivo utilizada por los nazis). Detuvieron posteriormente a sus dos hermanas, a su cuñado y los retuvieron en La Boleíta durante 32 días”, se puede leer en el punto 73 del informe de 22 páginas.

ONU naufragio

¿Qué implica la práctica nazi?

El Sippenhaft o Sippenhaftung hace alusión a la responsabilidad familiar. Aunque el término proviene de un principio legal de derecho germánico de la Edad Media, durante el Tercer Reich de la Alemania Nazi se adoptó en su sistema para impartir justicia a los disidentes.

Implica que se aplique justicia sobre un acusado de un crimen contra el Estado y también a su familia, independientemente si esta estuvo involucrada en el hecho o no. Por lo tanto, la responsabilidad penal aplica tanto para el presunto culpable, sus familiares y resultaba normalmente en arrestos colectivos o condenas a muerte.

La aplicación al sistema nazi fue aplicada por Heinrich Himmler, jefe de las Shutzstaffel (SS), grupo militar y policial. Himmler aplicó el criterio legal contra un grupo de personas que presuntamente estaban implicados en el asesinato de Adolf Hitler en el Plan Valquiria. A su juicio, y alegando corrupción de sangre, también era necesario aplicar justicia a los familiares de los implicados.

Heinrich Himmler. Foto: Getty Images.

Al oficial de las Fuerzas Armadas que trabajaba como oficial nazi en Grecia, Alexander von Stauffenberg se le aplicó el Sippenhaft por supuesta traición, incluso estando lejos de territorio alemán. Mientras se planificaba su captura, su esposa Claus Von Stauffenberg fue condenada y sus hijos, por ser menores de edad, fueron llevados a un orfanato.

En los casos donde se aplicaba el mandato legal germánico, los responsables de impartir justicia colaboraban a que se continúe perpetuando la práctica en los sistemas legales. El Sippenhaft era comúnmente observado en casos políticos. Posteriormente, durante la Alemania nazi, fue aplicado el criterio a militares.

Se aplicó durante la Gran Purga de la Unión Soviética en 1934 a personas que posteriormente fueron llevadas a prisión. Se alegaban delitos de traición a la patria, y sus parientes eran igualmente considerados enemigos del pueblo. Fue documentada también durante la Revolución Cultural comunista en China, y existen denuncias de la aplicación de justicia a familiares en Corea del Norte.

La investigación sobre Venezuela continúa

La Misión Internacional de Determinación de los Hechos de Venezuela inició en 2019, por mandato del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y su período terminará en 2022, por lo que se espera que la delegación continúe evaluando los alcances de la crisis venezolana. Aunque a la fecha ofreció recomendaciones al Estado venezolano, el análisis final lo presentará en el cuadragésimo noveno y quincuagésimo primer periodo de sesiones del Consejo.

El informe de la misión internacional que expone la presunta aplicación del Sippenhaft es el segundo que se redacta sobre Venezuela. El primero lo presentaron en septiembre de 2020. En ambos, los investigadores creen que hay motivos razonables para creer que el régimen vulnera los derechos humanos en el país, junto al sistema de justicia y las fuerzas militares, pues colaboran a reprimir a disidentes y opositores.

Noticias relacionadas