• A partir del 1° de octubre de 2021 entrará en vigencia el bolívar digital, nueva expresión en la cual se restan seis ceros a la moneda actual. Llegará en un país que atraviesa una dolarización de facto, y donde sus habitantes parecen estar ya acostumbrados a convertir los precios de los productos a divisas

La economía de Venezuela nuevamente se enfrenta a una reconversión monetaria. La tercera en los últimos 21 años. A partir del 1° de octubre de 2021 entrará en vigencia el bolívar digital como nueva unidad del sistema monetario nacional. No obstante, a pesar de que en esa fecha comienza su circulación en todo el país, la moneda anterior, el bolívar soberano, seguirá siendo aceptada hasta que lo determine el Banco Central de Venezuela (BCV).

La nueva expresión monetaria contará con seis ceros menos respecto al bolívar actual. Es decir, que 1.000.000 de bolívares soberanos serían equivalentes a 1 bolívar digital. Del mismo modo, 500.000 bolívares soberanos serían igual a 0,5 bolívares digitales.

Desde el 1° de septiembre de 2021 inició en el país un periodo de preparación para que la población se adapte a la nueva moneda que traerá esta reconversión. El BCV ordenó mostrar de manera obligatoria los precios de bienes y servicios reflejados en ambas expresiones monetarias, medida que se mantendrá mientras dure el periodo de transición de un bolívar a otro.

Aunque su finalidad es familiarizar al lector con los precios rotulados en bolívares digitales, para algunos compradores puede prestarse a malinterpretaciones si no está correctamente indicado. En muchos casos, los clientes han confundido la cifra con el valor del producto en dólares.

Misma expresión

De acuerdo con la Gaceta Oficial N° 42.185, con fecha 6 de agosto de 2021, el símbolo del bolívar digital será el Bs., el cual históricamente se ha utilizado para expresar a la moneda venezolana. No obstante, durante el periodo de convivencia de ambos conos monetarios puede generar confusión, al ser el mismo símbolo empleado para el actual bolívar soberano.

En 2008, cuando el gobierno del fallecido expresidente Hugo Chavéz instauró como moneda el bolívar fuerte, este utilizó la denominación Bs.F. para diferenciarlo del bolívar convencional. Una vez pasado el año de transición, y cuando el cono anterior salió de circulación, fue cuando los bolívares fuertes pudieron adoptar la nomenclatura oficial de Bs.

La misma situación ocurrió en 2018, cuando Nicolás Maduro anunció la creación del bolívar soberano. Durante todo el proceso de transición se usó la denominación Bs.S. para diferenciar un cono de otro, hasta que finalmente la moneda vigente también pudo adoptar el nombre de bolívar a secas.

Dado que para el BCV el símbolo Bs. será usado directamente para referirse al bolívar digital, El Diario utilizará la antigua denominación Bs.S. para referirse al bolívar soberano, a fin de poder diferenciarlo de su nueva moneda.

Por este motivo, el equipo de El Diario recopiló los precios de diferentes productos, servicios básicos y demás pagos para mostrar su nueva expresión tras la entrada en vigencia de la reconversión.

País dolarizado

Hablar de reconversión monetaria para algunos puede ser irrelevante, especialmente en tiempos donde el bolívar se convirtió en moneda en desuso en su propia tierra. La hiperinflación y la subsiguiente devaluación del bolívar llevaron a Venezuela a adoptar desde hace años una dolarización no oficial. La divisa estadounidense predomina en las calles del país, e incluso el régimen de Nicolás Maduro, aunque continúa sin reconocerla, informalmente ha permitido su uso como método de pago.

A pesar de la depreciación del bolívar, todavía resulta indispensable para expresar los sueldos en las nóminas. También para calcular prestaciones sociales, impuestos o el valor de la unidad tributaria. La nueva moneda tendrá su mayor uso dentro de la banca y los medios de pago electrónicos como pago móvil y transferencias. Actualmente todas las entidades bancarias y casas de cambio han adaptado ya sus límites, tarifas y comisiones al bolívar digital.

reconversión monetaria
Foto: EFE

Con la reconversión monetaria, el salario mínimo en Venezuela será de Bs. 10 (Bs.S. 10.000.000). Cantidad que, indiferentemente de su denominación, continúa por debajo del umbral de ingresos necesario para adquirir los productos más necesarios de la  cesta básica. 

En el caso de la unidad tributaria (UT), actualmente de Bs.S. 20.000, lo que equivaldría a Bs. 0,02. De este modo, para trámites como certificar un título de bachiller, el timbre fiscal de 25 UT tendría un costo de Bs. 0,5. Para legalizar una partida de nacimiento, matrimonio o defunción, se necesitan 100 UT, es decir, Bs. 2 (Bs. 2.000.000).

Proteínas básicas

Desde principios de septiembre los anaqueles de varios comercios comprimen tres cifras en sus etiquetas: los precios en bolívares soberanos, digitales y dólares. Aunque pueda parecer confuso, solo basta recordar la fórmula para hacer la conversión: quitar seis ceros y redondear. 

Por ejemplo, una hamburguesa con un valor de un dólar puede costar Bs.S. 4.104.217,99 a la tasa oficial del BCV, o Bs.S 4.224.962,92 a la tasa paralela del 27 de septiembre de 2021. En este sentido, con la nueva expresión monetaria tendrá un precio de Bs. 4,1 (a tasa oficial), o de Bs. 4,2 (a tasa paralela).

Cabe destacar que los precios de los productos pueden variar dependiendo de la ciudad, incluso del establecimiento donde se compre. En un recorrido realizado por el equipo de El Diario en Caracas y Los Teques (Miranda) se encontró que el precio promedio del kilo de carne de primera es de Bs.S. 17.956.092,41, equivalentes a Bs. 17,96. Igualmente, el kilo de carne molida está en Bs. 15,63 (Bs.S. 15.632.362,80) y el de lomito en Bs. 21,12 (Bs.S 21.124.814,6).

Consumo de carne en Venezuela
Foto: Cortesía

Un pollo entero tiene en supermercados un costo de Bs. 11,41 por kilo (Bs.S. 11.407.399,88), mientras el muslo sale a  Bs.11,61 (Bs.S. 11.618.648,03) y las alas a Bs. 9,92 (Bs.S. 9.928.662,86). El kilo de chuleta de res tiene un precio de Bs. 15,63 (Bs.S. 15.632.362,8), y medio cartón de huevos puede costar Bs. 9,43 (Bs. 9.439.701).

En cuanto a charcutería, un kilo de queso duro popular tiene un precio estimado de Bs. 11,83 (Bs.S. 11.829.896,17), mientras otros tipos de queso como el paisa pueden valer hasta Bs. 21 (Bs.S. 21.000.000) y Bs. 25 (Bs.S. 25.000.000) el queso amarillo. Un kilo de jamón de espalda tiene un precio de Bs. 29,9 (Bs.S. 29.900.000) mientras la mortadela de pollo especial puede oscilar entre Bs. 6,76 (Bs.S. 6.759.940,67) y Bs. 20,07 (Bs.S. 20.068.573,87).

Al carrito

Otros precios consultados por El Diario de algunos productos de la cesta básica quedarían reflejados en bolívares digitales de la siguiente manera:

– Paquete de arroz de un kilo: Bs. 4,2 (Bs.S. 4.200.000).
– Paquete de pasta tipo vermicelli de 500 gramos: Bs. 1,9 (Bs. 1.990.000).
– Paquete de pasta tipo spaghetti de 500 g: Bs. 3,99 (Bs.S. 3.990.428).
– Paquete de Harina PAN regular: Bs. 3,75 (Bs, 3.750.000).
– Un litro de aceite de soya: Bs. 11,05 (Bs.S. 11.046.000)
– Un litro de aceite vegetal: Bs. 7,4 (Bs.S. 7.400.000).
– Café de 250 g: Bs. 5,7 (Bs.S. 5.700.612,75).
– Café de 500 g: Bs. 13,95 (Bs. 13.954.341,17)
– Margarina de un kilo: Bs. 13,65 (Bs.S. 13.650.000).
– Margarina de 250 g: Bs. 7,18 (Bs.S. 7.182.436).
– Litro de leche entera: Bs. 10,63 (Bs.S. 10.629.924).
– Papel higiénico de cuatro rollos: Bs. 12,73 (Bs.S. 12.734.888,76)
– Lavaplatos de 360 g: Bs. 7,51 (Bs.S. 7.518.000).

Servicios públicos

No solamente la comida y productos del hogar se verán reflejados en la nueva moneda. Quizás en mayor medida que los bienes de mercado, los servicios públicos serán calculados en bolívares digitales.

Un ejemplo es la factura de la electricidad. En promedio, y dependiendo de la zona y del consumo eléctrico del usuario, puede tener un costo de Bs. 15,4 (Bs. 15.400.000). De igual modo, un servicio telefónico puede salir hasta en Bs. 22,8 (Bs.S. 22.800.000) si incluye un plan de internet ABA de 8 megabytes. En este campo uno de los servicios más económicos es el del agua, que ronda los Bs. 3,5 (Bs.S. 3.500.000).

reconversión en Venezuela

El transporte público es un servicio que podría presentar dificultades al momento de la reconversión. Actualmente un viaje en el Metro de Caracas tiene un costo de Bs. 0,50 (Bs.S. 500.000), mientras el pasaje en un autobús para una ruta urbana es de Bs. 0,80 (Bs. 800.000). Las rutas interurbanas, como aquellas que comunican Caracas con regiones como Altos Mirandinos y Guarenas-Guatire tienen un costo de Bs. 2 (Bs. 2.000.000).

Hasta el momento el BCV no ha mostrado planes para acuñar monedas de montos inferiores a Bs. 1, por lo que existe la posibilidad de que al entrar en vigencia la reconversión, el transporte público todavía se pague con bolívares soberanos o sufra un aumento para adaptarse a la nueva realidad monetaria.

Si se dispone de vehículo propio, también será necesario calcular los precios de la gasolina. Luego de soportar una larga cola en una estación de servicio subsidiada, cada litro de combustible valdría Bs. 0,005 (Bs. 5.000), con un límite de 120 litros permitidos por mes para carros y 60 litros para motos. En este sentido, mensualmente un auto consumiría apenas Bs. 0,6 en gasolina, mientras una moto Bs. 0,3. En las estaciones con precios internacionales el precio del litro es de $0,5, es decir, Bs. 2,05 a tasa oficial. Estas gasolineras no tienen límites de abastecimiento, por lo que un usuario en promedio puede gastar en ellas mensualmente alrededor de Bs. 82,08 (Bs.S. 82.084.359,8).

Por la salud

Al igual que los productos y servicios, para esta reconversión es importante tener en cuenta el nuevo precio de los medicamentos al momento de acudir a una farmacia. En cadenas comerciales, pastillas de uso común como el acetaminofén de 650 mg tienen un costo de Bs. 2,5 en su presentación de 10 tabletas, mientras el diclofenac potásico de 50 mg vale Bs. 6,36 (Bs.S. 6.360.500) en 30 comprimidos.

Para los problemas de tensión arterial alta, el losartán potásico de 50 g y 30 comprimidos tiene un costo de Bs. 11,5 (Bs.S. 11.500.000) y el captopril de 50 mg tiene precios que van desde los Bs. 3 hasta los Bs. 26,2. El enalapril de 20 mg también puede ir de los Bs. 2,22 (Bs.S. 2.220.000) a los Bs. 8,75 (Bs.S. 8.750.000).

En el caso de la insulina, su valor está entre Bs. 74,4 (Bs.S. 74.400.000) y Bs. 139,5 (Bs.S. 139.500.000). Por su parte, los inhaladores para el asma pueden ir de Bs. 25,85 (Bs. 25.850.000) a Bs. 45 (Bs.S 45.000.000) dependiendo de la presentación.

Nueva realidad

Foto: EFE

Adaptarse a la nueva reconversión será un ejercicio de paciencia, sobre todo debido a la volatilidad del bolívar. Su antecesor, el bolívar soberano, apenas duró tres años en circulación, en los cuales experimentó varias extensiones de su cono monetario. La última fue la emisión del billete de un millón de bolívares, que entró en circulación en marzo de 2021 con una equivalencia de $0,52, y cierra su corta vida valiendo poco menos de $0,25.

Al ritmo inflacionario del país, los economistas temen que el bolívar digital corra la misma suerte. Por ejemplo, hoy un par de zapatos de $40 tendrán un precio de Bs. 169 (Bs.S. 168.998.516,8), si usa como referencia la tasa paralela. La cifra crece aún más si se consulta el precio de un teléfono celular de $150 (Bs. 633,74 o Bs.S. 633.744.438) o un automóvil usado de $2.500 (Bs. 10.562,4 o Bs.S. 10.562.407.300). 

Mientras se mantengan los problemas económicos estructurales y el bolívar se siga devaluando aceleradamente, los venezolanos continuarán prefiriendo las divisas para hacer transacciones. Desde grandes operaciones de compra-venta, hasta el mercado del fin de semana. Mientras tanto, los bolívares servirán para pagar el pasaje o unos pocos servicios subsidiados.

Noticias relacionadas