• Ordenó también la celebración de un nuevo juicio oral y público y que se mantenga la privativa de libertad en contra del presunto responsable

La Corte de Apelaciones del Circuito Judicial de Caracas decretó la nulidad absoluta de la decisión del Tribunal de Control que había declarado la absolución del funcionario imputado por el homicidio de David Vallenilla, durante las protestas antigubernamentales del año 2017. 

En un comunicado, la Corte decretó con lugar la apelación que introdujo la abogada María Alejandra Poleo, que lleva el caso del homicidio del joven víctima de la represión policial. 

Por esa razón, ordenó la celebración de un nuevo juicio oral y público y que se mantenga la medida privativa de libertad contra Arli Méndez Terán, sargento de la aviación señalado por el homicidio de Vallenilla en las inmediaciones de la base aérea La Carlota en Caracas. 

El texto señala que la abogada de la familia Vallenilla no tuvo oportunidad de actuar de manera continua en los juicios.

Absolución en el caso


El lunes 27 de septiembre el Tribunal 15 de Juicio del Área Metropolitana de Caracas absolvió al sargento de la aviación Arli Méndez. El militar estaba detenido por ser el presunto autor del asesinato de David Vallenilla, de 22 años de edad, durante las protestas de 2017.

De acuerdo con la defensora de derechos humanos y exfiscal del Ministerio Público (MP), María Alejandra Poleo, la decisión de la corte se dio luego de ocho meses y la interrupción del juicio oral y público. La noticia generó indignación en redes sociales, especialmente entre activistas sociales y dirigentes políticos.

En Venezuela no hay justicia, ni hay esperanzas que podamos ser una sociedad civilizada con separación de poderes. Me uno al dolor que embarga a la familia Vallenilla. Ante tal injusticia, seguiremos adelante buscando justicia para David», escribió Poleo en su cuenta de Twitter.
David Vallenilla era enfermero de profesión

Vallenilla murió durante una protesta contra el régimen de Nicolás Maduro el 22 de junio 2017. El joven se encontraba en la autopista Francisco Fajardo (actualmente Gran Cacique Guaicaipuro), frente a la la Base Aérea Francisco de Miranda en La Carlota. Junto a otros manifestantes resistía la represión de los cuerpos de seguridad cuando, al acercarse al perímetro de la base, recibió un disparo a quemarropa. Vallenilla, enfermero de profesión, estaba desarmado y su asesinato quedó registrado por las cámaras de televisión de varios medios de comunicación.

Cuatro años sin justicia

Dos meses después de la muerte de Vallenilla fue cuando se detuvo al presunto culpable. El fiscal general del régimen de Maduro, Tarek William Saab, anunció la detención de Arli Cleiwi Méndez Terán, sargento primero la Policía Aérea, encargado de la custodia de la base. Fue señalado como el funcionario que disparó contra el manifestante y trasladad a la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim). Saab acusó a Méndez de los delitos de homicidio calificado y uso indebido de arma orgánica.

David Vallenilla participó en una protesta antigubernamental en el año 2017

El caso fue objetos de múltiples retrasos. Diferimientos, interrupciones, e incluso indiferencia por parte de los jueces, fueron parte de las irregulares denunciadas por los familiares durante los cuatro años que han transcurrido desde el hecho.

La querella había sido admitida por el tribunal de control; sin embargo, el 31 de agosto de 2021 la jueza Carrillo decidió desestimarla. Vallenilla padre denunció que el tribunal dejó en manos del MP la potestad de hacer nuevas acusaciones. «Por eso quieren desestimarla, porque eso fue admitido en fase de control y saben que están violando el derecho a la vida. Son normas y pactos internacional que ha conculcado el gobierno», indicó David Vallenilla, padre de la víctima

David Vallenilla, padre de la víctima

El demandante está actualmente exiliado en Madrid, España, en parte por las amenazas recibidas en su lucha por hacer justicia. Desde allí lleva ahora la causa de su hijo ante la Corte Penal Internacional. El 15 de julio de 2021 solicitó al fiscal general del ente, Karim Khan, incluir el asesinado de David José Vallenilla en las investigaciones sobre Venezuela.

Al no conseguir justicia en los tribunales de Venezuela, la CPI se convierte en la esperanza para el jubilado del Metro de Caracas. Espera que la muerte de su hijo, y la de los cientos de civiles asesinados en protestas, ni quede en el olvido y la impunidad.

Información en desarrollo

Noticias relacionadas