• El economista Asdrúbal Oliveros explicó, a través de Instagram, los motivos del incremento de la tasa de cambio registrado en los últimos días y reveló sus proyecciones para el cierre de 2021

A horas de haber finalizado el proceso de reconversión monetaria, los venezolanos han sido testigos de cómo el bolívar se ha devaluado de forma acelerada luego de semanas de relativa estabilidad tanto de la tasa de cambio oficial, como la utilizada en el mercado paralelo.

Durante la última semana (27 de septiembre al 1° de octubre), la tasa de cambio ha visto una variación de Bs. 4,22 a Bs. 5,14, lo que representa un alza de 21,8%. Esto supone un aumento porcentual cuatro veces mayor al experimentado durante las tres semanas previas.

El ajuste de la tasa de cambio ha generado especulación en la población acerca de su posible relación con respecto a la reconversión. Los ciudadanos argumentan que el dólar se había mantenido estable hasta que se produjo la eliminación de seis ceros al bolívar.

Ante esta situación, Asdrúbal Oliveros, economista y director de la firma Ecoanalítica, explicó que no existe una causalidad directa entre la reconversión monetaria y el incremento del tipo de cambio registrado durante la última semana.

Sin embargo, aclaró que la reconversión ha generado incertidumbre en los actores económicos, lo cual a su vez se ha traducido en una expectativa de que se produzca un aumento descontrolado del tipo de cambio.

“Por un lado es cierto que la reconversión en sí no tiene por qué generar una presión en la tasa de cambio, pero las expectativas de los agentes sí generan esa presión. Por este motivo ocurrió que el nerviosismo de la población que pensaba que sus bolívares quedarían atrapados en la banca y que iban a perder ese dinero por el efecto redondeo propició que estos decidieron salir a comprar dólares”, comentó durante una transmisión en vivo vía Instagram.

Indicó que este tipo de aumentos inusitados en la demanda de dólares tienen un efecto directo en la tasa de cambio, especialmente debido a lo reducido del mercado venezolano. En tal sentido, resaltó que fue el nerviosismo de la ciudadanía y no la reconversión en sí misma, es la causa del incremento sorpresivo del dólar.

Agregó que esta situación no podía ser controlada con antelación debido a que el principal responsable del comportamiento de quienes intentaron comprar dólares con desesperación fue el miedo.

Esto es algo que no se puede atajar porque el miedo es libre y funciona como una reacción en cadena. Si yo sé que todo el mundo está comprando dólares porque creen que va a subir, yo voy a hacer lo mismo si veo que la tasa de cambio empieza a subir” Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica

Devaluación

El director de Ecoanalítica se refirió también a los comentarios acerca del impacto que tendrá la reconversión en la devaluación del bolívar. Apuntó que un proceso de este tipo no necesariamente tiene que ocasionar una pérdida de capacidad de compra con respecto al dólar.

“La devaluación en el caso venezolano sucede todos los días cada vez que el tipo de cambio bolívar dólar sube y nuestra moneda pierde valor. Eso es algo que sucedía antes de la reconversión, está ocurriendo durante la reconversión y continuará luego de que este proceso finalice”, afirmó.

Oliveros detalló que el principal problema que existe con relación al bolívar es que la gente ha perdido la confianza en él y por esta razón prefieren refugiarse en otras monedas como por ejemplo el dólar.

Añadió que todo esto ha generado una suerte de círculo vicioso en el que los venezolanos pierden confianza en el bolívar debido a la inflación, ésta a su vez hace que los montos se disparen y lo que finalmente obliga a tener que eliminar ceros a la moneda para facilitar las transacciones.

Efecto redondeo y aumento de precios

Un efecto secundario de la reconversión monetaria es que debido a que las cantidades se han simplificado, en muchos casos ha sido necesario realizar un redondeo. Este consiste en incrementar el segundo decimal de una cifra en caso de que el tercero sea igual o mayor a cinco.

El economista señaló durante la transmisión de Instagram que su impacto en la economía debería ser pequeño. No obstante, señala que un sector que sí se verá afectado por el efecto redondeo será el del transporte público.

“Creo que en las próximas semanas podríamos ver un alza en el precio del combustible subsidiado y de los peajes. Por esta razón en el sector transporte sí vamos a ver un efecto importante en cuanto a aumento de precios. Sin embargo, esto debería ser en un solo momento y no debería generar un efecto en cadena de la reconversión”, aseveró.

El experto planteó además que tomando en cuenta el alza del tipo de cambio, en conjunto al aumento del combustible y el pasaje mínimo, es previsible que durante el último trimestre del año se produzca un pico inflacionario.

Añadió que a estos factores se suma también el hecho de que es altamente factible que el régimen de Nicolás Maduro incremente el gasto público de forma considerable durante las semanas previas a las elecciones previstas a realizarse el 21 de noviembre de este año.

“En estos momentos no tenemos ningún elemento que nos haga cambiar nuestras expectativas de inflación de 1.200%”, proyectó.

La cifra supone menos de la mitad de la reportada por el propio Banco Central de Venezuela (BCV) al cierre de 2020, cuando según cifras oficiales este se ubicó en 2.959,8%.

Tasa de cambio de equilibrio y cierre de año

dólares en Venezuela servicio funerario
Foto: EFE

Durante su intervención, Oliveros aseguró que en Venezuela existe un importante rezago cambiario, lo que implica que hay una brecha entre la tasa de cambio real y la tasa de cambio de equilibrio la cual toma en cuenta la inflación.

En este sentido, apuntó que para finales del mes de agosto, la tasa de cambio de equilibrio se ubicó en torno a 9 millones de bolívares por dólar (nueve bolívares digitales), es decir más del doble de la tasa oficial del BCV que fue de Bs. 4.134.000 (4,13 bolívares digitales).

“Como la inflación de Venezuela es tan alta mes a mes, si la inflación en septiembre cierra en torno a 20%, entonces el tipo de cambio de equilibrio estará por encima de los 10 millones de bolívares” Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica

El director de Econalítica destacó que la tasa de cambio del bolívar frente al dólar se está entrando en el ciclo de alza que tradicionalmente se produce cada año durante el último trimestre. 

Señaló que de acuerdo a sus cálculos, para el cierre de este 2021 es probable que el dólar pueda llegar a cotizarse entre nueve y 10 bolívares.

“El dólar está entrando en su ciclo de alza durante este trimestre, pero no hay que perder de vista que el gobierno vende divisas a través de la banca y esas divisas funcionan como un elemento de contención. Esto no va a significar que la tasa de cambio no se incrementará de forma descontrolada como mucha gente podría pensar que ocurrirá”, concluyó.

Noticias relacionadas