• La relación entre la ingesta de bebidas alcohólicas a temprana edad y el cáncer de mama se debe a que ese es el periodo de tiempo en el que se está desarrollando la glándula mamaria, de acuerdo con una investigación realizada por varias instituciones de España

Las bebidas alcohólicas están relacionadas con el aumento del riesgo de presentar varios tipos de cáncer como el de boca y garganta, laringe, esófago, colon y recto, hígado y de mama, de acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades​ (CDC, por sus siglas en inglés). 

Un reciente estudio reveló que el riesgo de cáncer de mama se duplica en las mujeres que consumen alcohol de forma moderada en la adolescencia y lo incrementan en la edad adulta, en comparación con aquellas con bajo consumo de alcohol a lo largo de su vida.

Los investigadores del Instituto de Salud Carlos III, la Universidad Autónoma de Madrid y el grupo Geicam de investigación en cáncer de mama, realizaron un subanálisis de su estudio EpiGEICAM en donde detallan que la asociación entre consumo de alcohol en la adolescencia y el riesgo de desarrollar cáncer de mama se debe a que en ese periodo de tiempo es cuando se está desarrollando la glándula mamaria. 

¿Por qué el alcohol aumenta el riesgo de cáncer?

Los CDC detallan en su página web que cuando una persona bebe alcohol, el cuerpo lo convierte en una sustancia química llamada acetaldehído, la cual daña el ADN y no le permite al cuerpo reparar el daño.

“El ADN es el ‘manual de instrucciones’ de las células que controla el crecimiento y funcionamiento normal de ellas. Cuando se daña el ADN, una célula puede comenzar a crecer sin control y formar un tumor canceroso”, explica.

Todos los tipos de bebidas alcohólicas, como los vinos tintos y blancos, la cerveza, los cócteles y licores, están asociados al cáncer. Mientras más beba una persona, mayor riesgo tiene.

Influencia del consumo de alcohol

Los expertos analizaron la trayectoria del consumo de alcohol a lo largo de toda la vida. El estudio contó con investigadores de 23 hospitales de 9 comunidades autónomas y participaron 2.034 mujeres (la mitad de ellas sin cáncer de mama) de las cuales el 77,6 % había consumido alcohol en diferente grado a lo largo de su vida.

Se identificaron cuatro trayectorias de consumo de alcohol: 

-El 45 % compuesta por mujeres con bajo consumo de alcohol

-El 33 % por aquellas que gradualmente pasaron de un consumo bajo de alcohol a un consumo moderado en la edad adulta.

-El 16 % pasó de un consumo moderado en la adolescencia a un menor consumo en la edad adulta.

– El 6 % tuvo un consumo moderado en la adolescencia y aumento en la edad adulta.

Los resultados de este subanálisis revelan que, a mayor consumo de alcohol acumulado a lo largo de la vida, mayor riesgo de cáncer de mama”, indican los expertos.

Foto: Pixabay

Mayor riesgo en mujeres posmenopáusicas

La investigación revela que el riesgo de cáncer de mama relacionado con el alcohol fue mayor en mujeres posmenopáusicas, especialmente en aquellas con un peso corporal bajo o en el rango normal. 

De acuerdo con los especialistas, esto podría deberse al efecto que tiene el alcohol sobre el aumento de los niveles de estrógenos, lo que es más importante tras la menopausia debido a que el ovario deja de funcionar. 

“Es más destacado en aquellas con menor cantidad de grasa corporal, ya que el tejido graso es la principal fuente de estrógenos durante esta etapa”, precisa.

Sobre la asociación entre las diferentes trayectorias de consumo de alcohol y riesgo de presentar un subtipo específico de cáncer de mama, solo se observaron diferencias significativas para el subtipo luminal (presente en el 70,3% de los casos). 

Señalan que esto se debe a que aquellos tumores de mama que poseen receptores hormonales, además de ser los más frecuentes, son los que más se relacionan con los factores que conducen a un aumento de los niveles de hormonas circulantes.

Casos de cáncer de mama en Venezuela

César Miranda, gerente de Educación de la Sociedad Anticancerosa de Venezuela, precisó, en una rueda de prensa, que cada año se registran al menos 7.000 casos de cáncer de mama en el país.

De acuerdo con la Alianza Nacional de la Lucha contra el Cáncer de Mama, solo en 2019 murieron más de 2.800 mujeres por esta enfermedad.

Consumo de alcohol en Venezuela

El 48,27 % de los venezolanos que consumen bebidas alcohólicas lo hacen antes de los 14 años de edad, de acuerdo con uno de los últimos datos presentados por la Oficina Nacional Antidrogas de Venezuela (ONA), en el año 2006. 

La ONG Cecodap señaló en un informe sobre los efectos en el cuerpo del consumo de alcohol en adolescentes, que en la cultura latinoamericana el alcohol y otras sustancias psicotrópicas son descubiertas a temprana edad.

Según estudios realizados por Empresas Polar, en el año 2018, la edad promedio del inicio del venezolano en el consumo de alcohol se ubicó en los 11 años.

Foto: Pixabay

“Hay una gran diferencia entre el consumo de alcohol en adultos y en adolescentes o niños: el hígado. Este órgano tiende a desarrollarse mayormente a partir de los 18 años, que es cuando comienza su proceso de maduración”, indicó Johnny Marchan, director académico de la Cátedra Libre de Drogas del Instituto Pedagógico de Caracas (Upel).

En una entrevista de la Agencia de Periodistas Amigos de la Niñez y Adolescencia (Agencia PANA), explicó que en el hígado se transforman los químicos de los alimentos y bebidas que se consumen. 

“Al no tener este órgano completamente desarrollado, no se metaboliza. Su cuerpo no bota los químicos dañinos y estos se quedan más tiempo dentro del sistema. Por eso existen medicamentos pediátricos”, resaltó el especialista.

Marchan recomienda que bajo ninguna circunstancia niños y adolescentes deben consumir alcohol u otras sustancias psicotrópicas, ya que esto puede llevar a experiencias desagradables y causar daños en el organismo. 

Los investigadores del estudio destacan que es necesario impulsar políticas de salud que contribuyan a sensibilizar a la sociedad, especialmente a los adolescentes, sobre la relación entre el consumo de alcohol en esta etapa de la vida y el aumento de riesgo de desarrollar cáncer de mama más adelante. 

Noticias relacionadas