• Venezuela se ubica como el país de la región con las entradas más económicas

La crisis económica que vive Venezuela, desde hace al menos siete años, obligó a que la población tuviese que cambiar sus hábitos de consumo y las actividades que usualmente se empleaban como forma de esparcimiento. Tradicionalmente uno de estos espacios de entretenimiento eran las salas de cine, las cuales durante las fechas de estreno solían estar repletas de personas a la espera por ingresar y poder disfrutar las películas.

Diferencias. Los precios pueden variar de forma considerable dependiendo de la sala que se visite.

No obstante, actualmente visitar una sala de cine se ha convertido en un lujo para aquella parte de la población cuyo ingreso mensual es un sueldo mínimo que representa actualmente 7 bolívares ($ 1,64).

De acuerdo con los precios publicados en el sitio web de Cinex, una de las dos más grandes compañías de exhibición de películas en el país, una persona requiere entre Bs. 8,77 y Bs. 21,39 ($ 2,05 y $ 5,01) para poder asistir a una función.

Tomando en cuenta esos montos, una familia de tres integrantes que desee ir al cine a ver una película, necesita disponer de entre Bs. 26,31 y Bs. 64,17, ($ 6,16 y $ 15,02). Al comparar dicho monto con respecto al sueldo mínimo se puede apreciar que se requerirían, como mínimo, cuatro meses de trabajo para poder costear solo las entradas.

Precio entradas Cinex

8,77 bolívares

General

11,95 bolívares

Cinex Art

21,39 bolívares

Vip

Por su parte, en el caso de Cines Unidos, la otra gran exhibidora de películas, si bien los precios son relativamente más económicos, aún se encuentran fuera del alcance de un segmento importante de la población.

En el caso de Cines Unidos, una entrada general para ver una película en formato digital representa un gasto de entre Bs. 9,54 y Bs. 18,02 ($  2,23 y $ 4,22) dependiendo de la ubicación de la sede que se desee visitar.

De tal forma que si una familia de tres integrantes desea asistir a ver una película debe cancelar, por concepto de entradas, una cifra que oscila entre Bs. 28,62 y Bs. 54,06 ($ 6,7 y $ 12,65).

Las personas de la tercera edad deben cancelar entre Bs. 7,47 y Bs. 9,61. Esto supone que en caso de querer asistir debe pagar un monto equivalente a más de un mes de pensión.

Las entradas más económicas

Cines en Venezuela
Foto: Víctor Salazar / @Vaskdc

Al comparar el precio de las entradas de cine en Venezuela con respecto al sueldo mínimo que percibe un sector importante de la población, puede observarse que estas pueden ser consideradas como un lujo para muchos venezolanos.

No obstante, al contrastar dichos precios con los de otros países de la región es posible apreciar que, pese a lo que pueda llegar a pensarse, Venezuela cuenta con las entradas de cine más económicas.

En países como Argentina, Ecuador, Chile y Uruguay, un ciudadano que desee ir a ver una película debe cancelar entre $ 5 y $ 7. Por su parte, en naciones como Colombia, Perú y Bolivia comprar una entrada de cine puede llegar a costar cerca de $ 4.

Si bien en dichos países existen disparidades en cuanto al monto del sueldo mínimo, quevan desde $ 227 hasta $ 438, una persona puede pagar su ida al cine con el equivalente a un día de trabajo.

País hiperinflacionario

Foto: EFE

De acuerdo con cifras publicadas por el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF), el país acumuló para el mes de septiembre una inflación de 307,3%. Mientras que la variación interanual para dicho mes se ubicó en 2.950%. 

Los efectos de esta espiral hiperinflacionaria se han sentido especialmente en el rubro de esparcimiento. Un ejemplo de ello ocurrió en el mes de enero cuando la variación mensual se ubicó en 312,7%.

Esta ha sido hasta la fecha, el mayor incremento mensual registrado en un rubro en lo que va de año. Lo que demuestra lo difícil que se ha convertido para los venezolanos el poder costear actividades de esparcimiento como ir a ver una película al cine.

Especialistas como el economista y director de la firma Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, han proyectado que Venezuela podría cerrar 2021 con una inflación en torno a 1.500 %. Esta cifra, si bien representa una reducción con respecto a la reportada por el Banco Central de Venezuela en 2020 (2.959,8 %), evidencia la compleja situación en la que se encuentra inmerso el país.

Visitar una sala de cine es una experiencia que para muchos venezolanos ha quedado en el olvido ante la falta de dinero. Por los momentos no hay elementos que indiquen que esa situación vaya a cambiar.

Noticias relacionadas