• Varios deportistas piden conocer el paradero de la atleta china. La ex número uno mundial de dobles y ganadora de Roland Garros en esa categoría acusó al antiguo viceprimer ministro Zhang Gaoli de abusar sexualmente de ella. Desde entonces nadie la ha visto públicamente

El mundo pide conocer el paradero de Peng Shuai. La reconocida tenista china “desapareció” misteriosamente hace dos semanas, luego de que denunciara a un alto exdirigente del gobierno chino por abuso sexual. Y si bien los medios oficiales de China publicaron un supuesto correo electrónico acreditado a Peng Shuai en el que dice que “todo está bien”, varias figuras han puesto en duda su veracidad.

El supuesto correo, compartido por la televisión estatal CGTN, lejos de despejar las dudas sobre el paradero de la deportista, aumentó la preocupación por el estado de Peng Shuai. “No estoy desaparecida. Las acusaciones de abuso sexual no son ciertas. Estoy descansando en casa y estoy bien”, dice la carta, dirigida a Steve Simon, director ejecutivo de la Asociación de Tenis Femenino (WTA, por sus siglas en inglés).

Simon respondió en un comunicado que tenía “dificultades para creer” que el correo electrónico fuera escrito por Peng o en su nombre. Previamente Simon había declarado que la WTA había obtenido confirmación por varias fuentes, incluida la Asociación China de Tenis, de que Peng se encontraba bien, pero añadió que no habían podido comunicarse directamente con ella.

Peng Shuai. Foto: EFE.

“Si le han obligado a escribirlo, o si alguien lo ha escrito por ella, no sabemos… pero hasta que no hayamos hablado con ella en persona no estaremos tranquilos”, aseveró el director ejecutivo de la WTA.

¿Cuál fue la denuncia?

La publicación apenas duró unos minutos en Internet antes de que la eliminaran. El 2 de noviembre Peng, ex número uno mundial de dobles y ganadora de Roland Garros en esa categoría, acusó en su cuenta de Weibo -el equivalente a Twitter en China-, al antiguo viceprimer ministro Zhang Gaoli de abusar sexualmente de ella y convertirla en su amante. Zhang es considerado como uno de los hombres más poderosos del país entre 2013 y 2018, cercano al presidente Xi Jinping.

Según las capturas de pantalla que todavía circulan en las redes sociales, en su mayoría fuera de China, la tenista acusa a Zhang, de 75 años de edad, de haberla invitado a su casa con la excusa de jugar al tenis con él y su esposa, y de haber acabado abusando sexualmente de ella. Todo esto con el consentimiento de la esposa del político chino.

Peng explica que sí mantuvo una relación extramarital con Zhang, pero que dejó de contactarla una vez comenzó a escalar puestos dentro del Partido Comunista de China (PCCh). Hace tres años, Zhang, que ya se había jubilado, regresó a su vida y la invitó a su casa donde la agredió sexualmente, según denuncia la tenista.

“¿Por qué tuviste que volver a mí, me llevaste a tu casa para obligarme a tener sexo contigo? Sí, no tenía ninguna prueba, y era sencillamente imposible tenerla”, escribió.

Zhang Gaoli. Foto: Bloomberg.

En su extenso relato, la tenista entremezcla sentimientos de culpa (“fui una chica mala, muy mala”), repulsa (“lloré toda la tarde de aquel día”), desesperación (“soy como un muerto andante que finge cada día”), rencor (afirma que, cuando eran amantes, él le aseguró que no podía divorciarse por su posición) y miedo (“sé que estoy cavándome mi propia tumba, pero voy a contar toda la verdad”).

“No podría describir lo asqueada que estaba, y cuántas veces me pregunté si todavía soy humana. Me siento como un cadáver andante. Cada día actuaba, ¿Qué persona es la verdadera yo? Esa tarde no estaba de acuerdo y no paraba de llorar”, escribió Peng sobre el día de la agresión sexual. “Tenía pánico y miedo”, agregó la deportista.

El #MeToo en China

La denuncia de Peng Shuai toma impulso luego de que, con el movimiento #MeToo, algunas mujeres chinas comenzaron a denunciar presuntos abusos sexuales por parte de académicos, periodistas, empresarios, famosos e incluso líderes religiosos.

“El gobierno chino ha silenciado sistemáticamente el movimiento #MeToo en el país. Habida cuenta de que además tiene un enfoque de tolerancia cero respecto a las críticas, resulta sumamente inquietante que Peng Shuai parezca estar en paradero desconocido tras haber acusado a un ex alto cargo del gobierno de agresión sexual”, indica Doriane Lau, investigadora de Amnistía Internacional sobre China.

La representante de Amnistía Internacional subraya que “en el caso de Peng Shuai se pone de manifiesto el trato al que se enfrentan las mujeres que sobreviven al abuso sexual en China, unas mujeres cuyas denuncias son sistemáticamente ignoradas y que a menudo son atacadas por alzar la voz”.

Liz Throssell, portavoz de la Oficina de Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), enfatizó “que es importante saber dónde está y conocer cuál es su estado de salud”.

#DóndeEstáPengShuai

En las redes sociales ya se ha activado toda una campaña con el hashtag #WhereIsPengShuai (#DóndeEstáPengShuai), para presionar a que se conozca el paradero de la tenista, a la que se han unido importantes figuras del deporte. Ya varias organizaciones internacionales se unieron al llamado.

En entrevista con CNN, Steve Simon declaró: “Estamos dispuestos a retirar nuestras actividades (de China) y a asumir todas las complicaciones que se deriven de ello”, si no se esclarece la situación de la tenista. “Esto (las denuncias de Peng de abuso sexual) es más importante que el negocio, porque las mujeres deben ser escuchadas, no censuradas”.

La ATP dijo que sigue “de cerca” la situación de la jugadora china.

“Estamos profundamente preocupados por la incertidumbre en torno a la seguridad inmediata y la localización de la jugadora de la WTA (el circuito femenino) Peng Shuai. Nos han tranquilizado las recientes garantías recibidas por la WTA de que se está a salvo, y seguiremos vigilando la situación”, afirmó el presidente de la ATP, Andrea Gaudenzi, en un comunicado.

Por su parte, la tenista estadounidense Serena Williams compartió la foto de Peng en sus redes sociales y escribió: “Estoy devastada y conmocionada al escuchar las noticias de mi colega Peng Shuai. Espero que esté a salvo y que la encuentren lo antes posible. Esto debe investigarse y no debemos quedarnos callados. Envío mi amor a ella y a su familia durante este momento increíblemente difícil”.

La tenista también asiática Naomi Osaka, jugadora oriental de carrera más prolífica en el ambiente, compartió un mensaje similar. “No sé si han estado siguiendo las noticias, pero recién me comentaron de una colega tenista que ha desaparecido poco después de revelar que había sufrido abusos sexuales. La censura a cualquier costo jamás está bien, espero que Peng y su familia se encuentren sanas y salvas. Estoy en shock con esta situación y le envío amor y luz”, redactó.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas