Es falso. El texto que se difundió en la plataforma de mensajería WhatsApp, el cual indica que supuestamente la Corte Suprema de Estados Unidos anuló la vacunación universal, es una fake news que circula desde mediados de 2021.

La noticia falsa, que se ha publicado en varios idiomas, ha sido desmentida por diferentes medios de comunicación. De acuerdo con Snopes, miembro del International Fact-Checking Network (IFCN), el Tribunal Supremo nunca se ha pronunciado respecto a la vacunación universal, pero sí sobre la inmunización obligatoria.

¿La Corte Suprema de Estados Unidos anuló la vacunación universal?

Corte Suprema está a favor de la vacunación 

En un artículo publicado en noviembre de 2020 por la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins Bloomberg (JHSPH), la profesora de política y gestión sanitaria, Joanne Rosen, explica que existe un precedente legal sobre la vacunación obligatoria que se remonta a un caso de la Corte Suprema de 1905. 

En el caso se dictaminó que “está dentro del poder policial de un Estado promulgar una ley de vacunación obligatoria”. Según Rosen, este sigue siendo el caso de referencia sobre el poder del Estado para exigir la vacunación. 

Leer más  Hallaron muertos a cuatro miembros de una familia secuestrada en California

Por consiguiente, no es cierto que la Corte Suprema haya anulado la vacunación universal. 

Manipulación de datos

El mensaje falso que circula también dice que Bill Gates, Anthony Fauci y las grandes farmacéuticas perdieron una demanda de la Corte Suprema debido a que “no demostraron que todas sus vacunas durante los últimos 32 años eran seguras para la salud de los ciudadanos”. 

Según la fake news, la demanda la presentó un grupo de científicos encabezados por Robert F. Kennedy Jr (nieto del expresidente de Estados Unidos John F. Kennedy), el cual ha impulsado el movimiento antivacunas en el país.

El caso que se menciona en la cadena es realmente uno presentado ante el Tribunal de Distrito Sur de Nueva York por un grupo antivacunas estadounidense denominado Red de Acción por el Consentimiento Informado (ICAN). 

En 2017, este grupo hizo una solicitud de información a través de la Ley de Libertad de Información (FOIA) al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de EEUU, en donde pedían que se aportaran unos informes sobre la seguridad de las vacunas que el HHS debe presentar al Congreso, sin embargo, el departamento respondió diciendo que la búsqueda no había dado resultados. 

De acuerdo con Snopes, esto produjo que la ICAN, junto a Robert F. Kennedy, pusieran una demanda en el Tribunal del Distrito Sur de Nueva York para que la HHS “declarara ese hecho por escrito”.

Leer más  Babcock Ranch, la comunidad con energía solar que sufrió daños mínimos tras el paso del huracán Ian

El medio de verificación español Maldita.es reseña que el hecho de que el HHS no facilitara informes, alegando que no encontró registros, no quiere decir que las vacunas administradas en EE UU en los últimos 32 años no sean seguras para la salud de los ciudadanos. 

Las vacunas de ARN mensajero no alteran el ADN

“Por primera vez en la historia de la vacunación, las llamadas vacunas de ARNm de última generación interfieren directamente en el material genético del paciente y por tanto alteran el material genético individual, que es la manipulación genética, que ya estaba prohibida y anteriormente considerada como un delito”, señala el mensaje falso.

Los Centros para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), explican que este tipo de vacunas “enseñan” a las células del individuo a producir una proteína, o una porción de una proteína, que desencadena una respuesta inmunitaria dentro del organismo, pero no interfiere con el ADN.

“El ARNm nunca ingresa al núcleo celular, que es donde está nuestro ADN (material genético). La célula se descompone y se deshace del ARNm al poco tiempo de haber terminado de usar sus instrucciones”, indica el organismo en su página web.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Miércoles 5 de octubre

Las fake news sobre las vacunas continúan definiéndose en la web; por lo que es importante que los usuarios verifiquen toda información antes de compartirla en redes sociales y plataformas de mensajería.