• Motivado por la escasez de gasolina Fidel Ontiveros comenzó a buscar alternativas y, tras ensayo y error, logró obtener combustible del plástico a través de un proceso conocido como pirolisis, que consiste en la degradación térmica de una sustancia

A pesar de la crisis de la escasez de gasolina, Fidel Ontiveros, de 47 años de edad, encontró una oportunidad. Él se ha dedicado a distintos oficios a lo largo de su vida. Soldador, mecánico y electricista son solo algunos de los trabajos que ha tenido para generar ingresos. No obstante, hace dos años comenzó a investigar, estudiar y ejecutar distintas alternativas para producir gasolina y, tras varios intentos fallidos, obtuvo el hidrocarburo. 

De un kilo de plástico obtiene un litro de combustible que –tras otro proceso- convierte en gasolina, diésel, kerosene, grasa automotriz pesada y liviana.

El tachirense que recicla plástico para convertirlo en combustible
Foto: Fidel Ontiveros

En su casa, ubicada en El Valle, municipio Capacho Nuevo, estado Táchira, Fidel acondicionó un espacio donde puso en práctica sus ideas. Hace dos años, cuando la escasez de combustible se acentuaba en la entidad andina, él decidió experimentar e intentar producir su propia gasolina para solucionar el problema. 

“Me metí a inventar hasta que fui dando con el chiste, logré cumplir la meta después de varios ensayos y errores (…) empecé a recoger plástico, reciclar, meterme en la pirolisis, hice un reactor y así fue”, recordó Fidel en exclusiva para El Diario.

De esa forma, poco a poco, produjo gasolina para llenar el tanque de su moto y –en la actualidad- hasta la comparte con vecinos y familiares.

Leer más  ¿Qué se sabe de los videos de avistamientos de ovnis que desclasificó el Pentágono?

Primeros pasos fallidos

En sus intentos iniciales, Fidel hizo una máquina con hidrógeno, pero al cabo de un tiempo, desistió de esa idea porque era demasiado peligrosa. Luego hizo lo mismo con un gasificador a base de leña que funcionaba bien, sin embargo, era igualmente arriesgado, así que renunció a esa intención y continúo investigación para encontrar una solución.

Al cabo de un tiempo, decidió intentarlo con plástico, aunque no fue sencillo al principio. Tuvo que probar con varios reactores, de hecho recuerda haber hecho entre cinco y seis hasta lograr que funcionaran como deberían. 

El tachirense que recicla plástico para convertirlo en combustible
Foto: Fidel Ontiveros

A través de Internet conoció un proceso llamado pirolisis, el cual se encarga de descomponer térmicamente sustancias cuando estas se calientan a temperaturas elevadas. Fidel asegura que no se trata de algo que él haya inventado, pero sí se considera la única persona en el país en ejecutarlo. 

Poco a poco fue perfeccionando la técnica. Comenzó sacando 250 mililitros de combustible, luego producía medio litro y en la actualidad obtiene hasta tres litros. De hecho, tiene un proyecto calculado a cabalidad con el cual pretende producir 30 litros en cada ciclo.

Se siente orgulloso de su invento, pues toda la maquinaria la hizo a base de objetos reciclados y eso le permite evitar la contaminación y ayudar al planeta. Entre los artículos que emplea para la pirolisis cuenta con extintores, tuberías, soldadura, hierro y capacitores.

“A mí me parece una gran idea porque una botella de plástico puede tardar hasta 400 años en degradarse según estudios y yo lo desaparezco del mapa en cuatro horas más o menos”, contó Fidel. 

Leer más  ¿Qué se sabe de los videos de avistamientos de ovnis que desclasificó el Pentágono?

¿Cómo es el proceso?

El primer paso para obtener combustible a través de la pirolisis es recolectar la materia primera, en este caso, el plástico. Luego, Fidel se encarga de molerlo en una picadora que él mismo diseñó y construyó con un motor de lavadora, una tina y una hojilla de guadaña para cortar las botellas en trozos pequeños. 

La siguiente etapa consiste en encender el reactor e introducir todo el plástico triturado. Allí inicia el proceso de pirolisis. 

“Luego la máquina hace todo sola porque ya está automatizada”, dijo Ontiveros.

El tachirense que recicla plástico para convertirlo en combustible
Foto: Fidel Ontiveros

Fidel construyó ese aparato con un extintor, un condensador, una resistencia eléctrica de 220 voltios, un termocupla y un reloj de presión que marca la temperatura mientras está en uso.

“Cuando comienza la condensación suben los gases, pasan por un sistema de enfriamiento (elaborada con un tobo con agua, una bomba de un cuarto de caballo de fuerza y un radiador de carro) y cae en estado líquido”, explicó.

La finalidad de ese sistema es evitar el recalentamiento de la sustancia y que así el combustible salga frío. 

Tres litros de combustible diarios 

La máquina de Ontiveros está diseñada para producir tres litros de combustible diarios y, partiendo de ese hidrocarburo como materia prima, obtiene gasolina, si repite el proceso de condensación saca gasoil; lo siguiente es grasa liviana y pesada, hasta llegar al coque, es decir, el residuo, este tiene cierta utilidad para hacer pinturas. Básicamente cada producto se obtiene según la repetición del proceso.

Leer más  ¿Qué se sabe de los videos de avistamientos de ovnis que desclasificó el Pentágono?

“De un kilo de plástico saco un litro de combustible que sirve para sacar 200 mililitros de gasolina, 700 mililitros de gasoil, unos 100 gramos de grasas, y ya de coque sí queda poquito”, explicó Fidel.

Su próximo objetivo es materializar el proyecto que tiene en mente de una máquina para obtener 30 litros de combustible por ciclo, es decir, cada cuatro horas. Para ello anhela contar con apoyo financiero de empresas públicas o privadas y así ejecutar la idea. 

Foto: Fidel Ontiveros

“Yo estoy esperando respuesta del gobierno para ver si se van a interesar en esto. También hay un ingeniero que me está asesorando en todo porque incluso me han llamado de otros países para que los oriente (…) En Colombia tienen hasta una muestra del combustible que se saca de mi máquina”, puntualizó Fidel. 

Aunado a ello, se le han presentado ofertas de empleo en otros países como Ecuador, donde –según cuenta- quieren que él trabaje en la producción del combustible a través del proceso de pirolisis.

Fidel aún no decide si tomar o no las propuestas de trabajo que tiene fuera de Venezuela. Prefiere esperar, pues anhela ejecutar sus ideas en su tierra y “ayudar al país contribuyendo desde sus posibilidades con una opción para obtener gasolina mucho más amigable con el ambiente”.

Noticias relacionadas