• La Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia de Brasil, divulgó un comunicado en el que indicó que el mandatario será sometido a varios exámenes médicos. Foto archivo de EFE

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue ingresado a un hospital por problemas abdominales. Así lo informó la Secretaría de Comunicación Social de la Presidencia, que agregó que el mandatario será sometido a exámenes médicos. 

En el texto se asegura que «el presidente se encuentra bien» y que esta dependencia del gobierno divulgará otros detalles sobre la situación del líder ultraderechista cuando tengan más información del hospital. 

Bolsonaro, de 66 años de edad, es atendido en el hospital Vila Nova Star, en Sao Paulo, la misma unidad clínica en la que estuvo cuatro días bajo tratamiento médico tras sufrir una serie de dolores abdominales hace seis meses. 

En su cuenta de Twitter, Bolsonaro publicó una foto en la que se le ve acostado en una cama de hospital con el pulgar de la mano derecha arriba. Además tiene una sonda en la nariz.

Leer más  ¿Qué es la deep web y cuáles son los peligros de navegar a través de esta red?

En el tuit el mandatario detalló que comenzó a sentirse mal el domingo 2 de enero, después de almorzar.

Lo que ha dicho el hospital

En otro comunicado, divulgado por el hospital el 3 de enero, se explica que el mandatario fue ingresado en la madrugada de ese día «debido a un cuadro de suboclusión intestinal».

Aunque el centro de salud no especificó cuándo podrá ser dado de alta Bolsonaro, aseguró que «está estable, en tratamiento y será evaluado a lo largo del día».

Antônio Luiz de Vasconcellos Macedo, es el cirujano jefe a cargo de la salud del gobernante. De acuerdo con medios brasileños, el médico estaba de vacaciones en Bahamas y anticipó su regreso para ponerse al frente del equipo de doctores tratantes de Bolsonaro.

Algunos médicos que atienden a Bolsonaro fueron consultados por la prensa brasileña y dijeron que la sospecha es que el jefe de Estado está sufriendo una obstrucción intestinal similar a otras que ha tenido desde que fue acuchillado en el abdomen en 2018.

Leer más  Arrestan a un estudiante por llevar un rifle a una escuela en Texas

Dicho tipo de obstrucción, de acuerdo con los especialistas, provoca dolores abdominales, vómitos y náuseas.

Es otra de las consecuencias del atentado de 2018 

El mandatario recordó que estos problemas derivan del atentado que sufrió el 6 de septiembre de 2018 cuando fue acuchillado en el abdomen en medio de la campaña electoral.

El agresor fue detenido inmediatamente después del ataque, pero fue declarado inimputable. El juez consideró que no estaba en capacidad de responder por sus actos debido a sus problemas mentales.

Como consecuencia del ataque, Bolsonaro ha tenido que someterse a cuatro cirugías. Además una quinta intervención estaba prevista, pero fue descartada por los médicos en su último ingreso hospitalario en Sao Paulo, en julio de 2021.

Leer más  Detuvieron a una venezolana en España por amenazar de muerte a su nuera y nietos durante un ritual de santería

Bolsonaro también ha sido operado para retirar un cálculo en la vejiga y se realizó una vasectomía, ambas intervenciones fueron en 2020. 

Bolsonaro también padeció de covid-19 

Foto archivo de EFE/ André Coelho

El presidente dio positivo en una prueba de covid-19 en julio de 2020. Estuvo 20 días en aislamiento mientras se recuperaba del virus.

«Las medidas que estoy tomando son para evitar la contaminación de terceros», declaró en ese entonces a  periodistas desde el Palacio de la Alvorada, en Brasilia.

Bolsonaro es un prominente negacionista de los peligros del covid-19, enfermedad a la que llegó a referirse como una «gripecilla». Además ha tachado de «crimen» los confinamientos generalizados porque suponen un riesgo para la economía.

Y aunque ya pasó por la enfermedad, asegura que será el último brasileño en su país que se vacunara contra el coronavirus.

Noticias relacionadas