• Dos zapateros oriundos de Colón se unieron para ayudar a Jeison Rodríguez, el hombre vivo con los pies más grandes del mundo, a tener un nuevo par de zapatos que le permita una mejor calidad de vida y movilizarse sin muchas complicaciones

Dos hermanos tachirenses quieren ayudar con su fábrica de zapatos a Jeison Rodríguez. Cuando supieron de su caso, al ser el hombre con los pies más grandes del mundo, también se enteraron que siempre utilizaba los mismos zapatos, pues no hay muchos especialistas que elaboren la horma de su talla. 

Ambos aceptaron asumir el reto de crear la horma que le permitiera a Rodríguez, de 26 años de edad, tener unos zapatos cómodos para mejorar su calidad de vida. 

Edixon y William Contreras tienen su taller de zapatos llamado “Joseíto”, en Colón, municipio Ayacucho del estado Táchira.

Allí, el pasado 5 de enero de 2022, los hermanos tomaron las medidas de los pies de Rodríguez para iniciar el proceso de confección de sus nuevos zapatos.

Jeison Rodríguez comentó para El Diario que los zapatos les serán donados y sus expectativas están puestas en que elaboren un calzado que sea holgado y atendiendo a sus requerimientos físicos debido a su constante crecimiento. 

Foto: Jeison Rodríguez
Ellos se contactaron conmigo a través de una prima de su familia y están haciendo este trabajo sin ningún mérito de ganancia. Me dijeron que querían diseñar los zapatos como un regalo por mi récord a pesar de la situación por la que estoy pasando”, expresó. 

Cuatro pares para toda la vida

Llevar a cabo un modelo de calzados con dichas especificaciones no es una tarea fácil. A Rodríguez solo le han fabricado dos hormas para sus pies, la última fue hace mucho tiempo cuando tuvo la oportunidad de viajar a Alemania. 

Leer más  El Banco de Venezuela ofrecerá públicamente entre 5 % y 10 % de su capital social en la bolsa de valores 

Desde entonces, Jeison cuenta con cuatro pares de zapatos que al principio fueron de gran ayuda, pero con el tiempo sus pies cambiaron y ahora le cuesta salir a la calle debido a las molestias que siente al caminar.

Además, adquirir calzado por su cuenta le resulta imposible debido a que el precio de unos zapatos de gran medida supera los 1.000 dólares. 

Por esa razón, el principal reto para los hermanos Contreras es fabricar una horma que se adapte a las necesidades del venezolano que obtuvo un Récord Guinness debido a su condición llamada gigantismo. 

Fabricar una suela única en el mundo 

La familia Contreras ya realizó el primer paso en el largo camino para llevar a cabo el reto que se propusieron para este año.

Los hermanos ya han tocado muchas puertas de talleres en Venezuela y el exterior, pero sus esperanzas están puestas en amigos y aliados que residen en Colombia.

Edixon Contreras explicó para El Diario que tomaron las medidas de diferentes ángulos para tener una idea de cómo fabricar la horma.

Tras haber concluido esa parte, ahora los dos hermanos se encuentran a la espera de que el modelo de horma que solicitaron llegue a Venezuela desde Colombia. 

Contreras agregó que su labor se enfocará en elaborar una suela que no existe en ninguna parte del mundo y que tendrá un diseño único. 

Leer más  La doble crisis que transitan las personas con cáncer en Venezuela 
Foto: Jeison Rodríguez

“Nosotros nos comprometimos a elaborar dos zapatos: unas sandalias y otro modelo que será sorpresa. Lo que estamos esperando es la horma para empezar a trabajar”, concluyó. 

Actualmente, Rodríguez está calzando lo que sería talla 62.

Sus pies han crecido desde el año 2018, cuando la organización de los Guinness certificó la longitud de su pie derecho en 40.55 centímetros (1.33 pies) y el izquierdo en 40.47 (1.33 pies), dejando atrás los 40.1 y 39.6 que se registraron en 2014.

Para este año, los pies de Jeison aumentaron 2 centímetros el pie derecho, mientras que su pie izquierdo a 1.5 centímetros. De esta manera, Rodríguez rompió su propio récord por tercera vez consecutiva.

La historia de Jeison y su decepción del Récord Guinness

Jeison contactó a los organizadores de los Récords Guinness Mundiales en el año 2014 con la esperanza de recibir algún tipo de ayuda económica para tener una mejor calidad de vida al certificar que su condición lo hace el hombre con los pies más grandes del mundo.

Sin embargo, llegó a estar decepcionado al enterarse que la organización no brinda ningún tipo de “ayuda” ni regalías a las personas que aparecen en cada uno de los libros. 

Lo del Récord Guinness fue una alegría de momento, pero ya para mí eso es un fiasco porque yo me inscribí con tanto esmero, tanta emoción y entusiasmo. Mucha gente decía que daban una ayuda de 10.000 dólares por pertenecer al libro y lo único que me dieron fue un certificado y hasta ahí”, contó en una entrevista exclusiva para El Diario.

Jeison señala que, a su juicio, no vale la pena el reconocimiento mundial ni la fama que pueda darle un libro de récords mientras continúa padeciendo problemas con su salud y fuertes dolores de cabeza a causa de su condición.

Ellos venden libros, ganan plata a costillas de los demás y no le dan nada a uno. Ahorita tengo los pies más grandes y han querido contactarme para ver si los pies crecieron y yo les he dicho que sí, pero que no quiero que me actualicen esa historia ahí en un libro”, enfatizó Jeison.

De momento, Jeison se encuentra desempleado. Antes trabajaba como carretillero en el estado Táchira, pero actualmente reside en Maracay, estado Aragua.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Martes 24 de mayo

La situación económica se tornó complicada para el hombre vivo con los pies más grandes de Venezuela y el mundo. Las intensas cefaleas y los dolores en el cuerpo se intensifican debido a que no puede costear todos los medicamentos que le recetan. Jeison necesita recibir unas inyecciones que tienen un costo entre los 1.000 y 2.500 dólares.

Pese a las dificultades, Jeison tiene una cuenta de instagram (@elpieguinnessoficial) donde comparte fotografías y publica el enlace de su campaña de recolección para lograr reunir el dinero necesario para sus inyecciones.

Noticias relacionadas