• Esta baja en la inflación influyó en la disminución de 0,65 % en el precio del dólar, de acuerdo con datos del OVF

El Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) reveló las cifras de inflación recogidas por su equipo durante el mes de diciembre. Los datos sugieren que este indicador presentó un descenso leve en el último mes de 2021, pero la hiperinflación aún es una realidad en Venezuela. 

El índice de inflación en diciembre se ubicó en 6 % y la tasa anualizada en 660 %, esto significa que es el décimo mes en que se registra una tasa de inflación menor al 50 %. Este descenso influyó en la disminución de 0,65 % en el precio del dólar. 

Con respecto a los datos anuales presentados por el OVF, se registró una desaceleración en el ritmo de aumento de precios. Este porcentaje pasó de 3.713 % en el año 2020 a 660 % en el año 2021.

Hiperinflación

Se le conoce como hiperinflación al aumento acelerado y continuo de los precios con el que también se pierde el valor real de la moneda. Este fenómeno representa una pérdida de patrimonio monetario para la población.

¿Qué factores explican estos cambios en la economía?

El observatorio detalló en su página web que tres factores explican estas modificaciones en los indicadores económicos venezolanos. 

El primer factor es la reducción en el gasto fiscal real asociado al pago de remuneraciones a empleados y pensionados del sector público. Esto se debe a que la capacidad adquisitiva de los empleados públicos se redujo a mucho menos del mínimo vital.  

Otro aspecto determinante fue la agresiva política que implementó el Banco Central de Venezuela (BCV) al intervenir en el mercado cambiario con la intención de estabilizar el tipo de cambio nominal. 

Continúa la hiperinflación en Venezuela pese al leve descenso de la inflación en diciembre
Foto: EFE

Ante esto, durante 2021 el dólar aumentó 280 %, menos de la mitad de la tasa de inflación registrada, lo que acumula un retraso cambiario significativo. Esto se traduce en que las importaciones son cada vez más económicas, pero la producción nacional más costosa. Dicha política le costó al BCV la pérdida de 250 millones de dólares en reservas internacionales. 

El tercer factor responde al elevado encaje bancario que se ubica en 85 %. Esto restringe los bolívares en circulación para la compra de dólares, pero también impidió el financiamiento de actividades económicas. 

Cómo afecta la inflación en la cotidianidad del venezolano 

Otro indicador de la economía que más afecta a los venezolanos es el costo mensual de la canasta alimentaria. El OVF señaló que en diciembre de 2021 llegó a los 370 dólares, su valor más alto desde que se mide esta variable. 

El salario mínimo de Bs 7, fijado por el régimen de Nicolás Maduro, solo alcanzó para adquirir 0,60 % del valor de esta canasta. De acuerdo con el observatorio, cerca de 1.000.000 de empleados públicos y 3.000.000 de pensionados dependen de este ingreso. 

La pérdida del poder adquisitivo ha llevado a los venezolanos a buscar alternativas para generar ingresos, también a depender de subsidios como los bonos del sistema patria. 

La imposibilidad de adquirir la totalidad de los productos también implica que varios alimentos se ausenten de la mesa de la familia venezolana por sus altos costos. 

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) reveló el 6 de enero que  los productos que más compran los ciudadanos en referencia a sus precios son la margarina, las sardinas, las pastas y la harina de maíz precocida.

Foto: EFE

Ángel Alvarado, fundador del OVF, publicó el sábado 8 de enero la canasta alimentaria de supervivencia más reciente. Esta es una lista de productos con la capacidad de cubrir la carga calórica de supervivencia para una familia de cuatro miembros. 

El costo más reciente de esta canasta fue de 107 bolívares o 22,73 dólares, un monto extremadamente superior al salario mínimo mensual. 

Prevén el fin de la contracción económica 

A finales del año 2021, las firmas Ecoanalítica y Econométrica coincidieron en sus proyecciones en las que estiman que el año 2022  podría representar el fin de la contracción económica. Las firmas esperan que se registre un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de entre 5 % y 6,9 %.

Desde Ecoanalítica apuntan que dicho crecimiento estará apalancado en mayor medida por el sector comercios y servicios de reparación; el cual esperan que crezca en torno al 9,1 %, seguido de este se encuentra el sector petrolero con 8,2 % y por último el de construcción con un alza de 6,5 %.  

No obstante, las previsiones presentadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) son menos optimistas. Estos afirman que si bien la economía venezolana experimentará un crecimiento, este solo será de un 1 %.

El panorama es aún menos alentador si se toman en cuenta las proyecciones realizadas por el Fondo Monetario Internacional (FMI). El cual espera que Venezuela no registre crecimiento y  continúe la tendencia negativa.

Eso es lo que refleja su último informe publicado titulado “Perspectivas Económicas, Las Américas: Un largo y sinuoso camino hacia la recuperación” en el cual detallan que el PIB se contraerá un 3 % con respecto al 2021.

Noticias relacionadas