• En el Cono Sur viven desde hace una semana sus mayores picos de calor, con temperaturas que superan los 40 grados centígrados en varias ciudades. Aunque para el domingo se espera que las lluvias ayuden a refrescar la región tras un verano de sequías e incendios 

Los países del extremo sur de América atraviesan actualmente una de las mayores olas de calor de los últimos años. En Buenos Aires, Argentina, la sensación térmica alcanzó los 46,9 grados centígrados el sábado 15 de enero de 2022, de acuerdo con el Servicio Meteorológico Nacional (SMN). Desde el año 1995 la ciudad no superaba los 40°C.

Mientras en el hemisferio norte hay fuertes nevadas por el invierno, en el sur están en pleno verano. De ahí que el calor extremo, además de Argentina, afecte a otros países en la parte austral de Surámerica, como Uruguay, Paraguay y el sur de Brasil. Sin embargo, en esta temporada se evidencia un patrón que causa preocupación a varios investigadoras: la temperatura cada vez más elevada del planeta.

El año 2021 fue el sexto más caluroso en la historia de la Tierra, de acuerdo con investigaciones realizadas por instituciones como la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) o la Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA), ambas en Estados Unidos. De acuerdo con el jefe de análisis de la NOAA, Russell Vose, en los últimos mil años jamás ha hecho tanto calor como en la actualidad. Y el 2022 parece apuntar por el mismo camino.

Argentina entre apagones y humo

Ola de calor en Argentina y Uruguay alcanza récords históricos de temperatura
Foto: Cortesía

Desde el 9 de enero el aumento de la temperatura se hizo más notorio. De hecho, podría considerarse esta como la mayor ola de calor en la historia reciente Argentina, con picos que no se habían visto en décadas pasadas. En ciudades como Córdoba, en el centro del país, la sensación térmica llegó el 10 de enero a los 42,5°C, batiendo su récord histórico.

La condición de calor y sequía ha provocado varios incendios forestales en todo el país, lo que llevó al gobierno a declarar el miércoles “emergencia ígnea”. De acuerdo con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, persisten hasta el momento nueve focos importantes en todo el país. En la Provincia de Buenos Aires, se registraron especialmente en localidades como Canning y el Delta del río Paraná. Debido al viento, el humo se ha extendido hacia el área metropolitana de la capital federal, cuyos habitantes reportaron un fuerte olor a quemado. Su punto de mayor intensidad se registró el 14 de enero, cuando el cielo se tornó de color naranja debido a la calima.

Leer más  Spotify: los artistas y canciones más escuchados de la plataforma en 2022

Precisamente el viernes Buenos Aires alcanzó la segunda marca térmica más alta de su historia. De acuerdo con el SMN, la temperatura alcanzó los 41°C, con una sensación térmica de 45°C. La cadena de noticias argentina TN informó que 11 provincias están en alerta roja, de las cuales 7 podrían superar los 41°C este sábado. Por ese motivo, el SMN instó a las personas a mantenerse frescas ante el riesgo de sufrir un golpe de calor.

Pero aún quedándose en casa, muchos argentinos debieron padecer el viernes los embates del clima, sin posibilidad de encender el ventilador o el aire acondicionado. Esto debido a un corte eléctrico que afectó a toda la ciudad, y se prolongó hasta las 11:00 pm. El Ente Regulador de la Electricidad (Enre) reportó que hasta el sábado todavía permanecen sin servicio eléctrico un total de 82.526 habitantes de las zonas que competen a la compañía eléctrica Edesur. Igualmente, también están afectadas otras 17.220 personas dependientes de la distribuidora Edenor.

¿Cuál es la diferencia entre temperatura y sensación térmica?

En muchas oportunidades, los servicios meteorológicos comparten ambas escalas, lo que puede causar confusión en la población cuál es el tiempo climático real. La temperatura es una escala científica objetiva, que se encarga de medir el nivel de calor presente en un cuerpo o en el ambiente. Existen diversos sistemas para expresar la temperatura, siendo la más común la escala Celsius, o centígrada (°C), aunque también se utilizan otras como el grado Fahrenheit (°F) y Kelvin (°K).nnPor su parte, la sensación térmica responde a la percepción subjetiva que los seres humanos pueden tener del ambiente, y que no necesariamente corresponde con la temperatura real. Por ejemplo, diferentes factores como el viento o el clima de la región pueden influir en que las personas sientan más o menos calor. Es decir, aunque los termómetros arrojen 41°C de temperatura, en la ciudad se percibe como si fueran 45°C por la falta de viento y sombra.

Uruguay sumida en la sequía

Ola de calor en Argentina y Uruguay alcanza récords históricos de temperatura
Foto: Cortesía

El vecino de Argentina, Uruguay, tampoco atraviesa un buen momento. El 9 de enero alcanzó en las ciudades de Paysandú y Salto un pico de 42,5°C, la temperatura absoluta más alta registrada en el país desde 1961. 

Leer más  ¿Cuál es el salario promedio del personal obrero en la industria privada en Venezuela?

“Desde la semana pasada habíamos mencionado ya esta masa de aire muy calurosa que iba a afectar a la región, en particular a Uruguay, y estábamos previendo un umbral de temperaturas máximas en el entorno de los 36 a los 43 grados”, informó el jefe de Pronóstico del Instituto Nacional de Meteorología de Uruguay (Inumet), Néstor Santayana, en entrevista a la agencia EFE.

El país ya vivió una primera ola de calor a principios de diciembre, la cual causó dos graves problemas: sequías e incendios forestales. La suma de todos los fuegos surgidos arrojó más de 22 hectáreas quemadas, siendo la peor devastación forestal en la historia de Uruguay. 

¿Por qué tanto calor?

Ola de calor en Argentina y Uruguay alcanza récords históricos de temperatura
Foto: Cortesía

Muchos factores han contribuido para la actual situación del Cono Sur de América. El experto en climatología de la Universidad Federal de Rio Grande do Sul (Ufrgs), Éder Maier, explicó a BBC Mundo que la falta de nubes y la presión atmosférica sobre el río Grande del Sur creó una gran masa de aire caliente que en este momento está asentada entre Brasil y Argentina.

Leer más  Lo que se sabe sobre las cifras de muertes de obreros en las construcciones para Catar 2022

“La nubosidad baja y el clima seco hacen que el sistema ambiental sea más eficiente en la conversión de la radiación solar en calor”, dijo.

Por su parte, la investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas de Argentina (Conicet), Matilde Rusticucci, también señaló a la BBC que la región viene de sufrir las sequías causadas por el fenómeno La Niña. Esto, sumado al calentamiento general del planeta por el cambio climático, ha hecho que este verano sea particularmente más intenso que los anteriores.

“El suelo se calienta más fácilmente, permanece la temperatura más elevada en todo el sistema suelo-atmósfera y eso hace que las temperaturas puedan subir mucho más. Es una suma de factores”, indicó.

Viene el alivio

Luego de una semana sofocante, tanto argentinos como uruguayos tienen la esperanza de que la temperatura baje en los próximos días. Los expertos aseguran que ese alivio llegará a partir del 16 de enero, cuando un frente frío refresque ambos países con las lluvias.

En su página web, el SMN pronosticó que para el domingo habrá tormentas aisladas en el centro y norte del país. Se espera que la temperatura baje a 32°C, marcando así un paulatino descenso hasta llegar el martes a los 23°C en el norte, y 16°C en Buenos Aires y La Pampa.

En Uruguay también se espera que las lluvias permitan llegar a los 26°C, aunque el Inumet mantiene la alerta ante una posible tercera ola que llegue al final del verano. Con esto cerraría la primera gran ola de calor del año 2022, dando a los países del norte un vistazo de lo que podrían enfrentar cuando su verano llegue en junio. Mientras el planeta se dirige a un punto irreversible de su cambio climático, sus consecuencias ya se hacen perceptibles con cada vez más fuerza.

Noticias relacionadas