• Este día carece de bases científicas que lo respalden

El tercer lunes de enero de cada año se celebra el Blue Monday, el día más triste del año, supuestamente. Esta fecha se recuerda cada enero desde hace más de 15 años y se acuñó en la sociedad como una creencia popular. 

Este día tiene mucho objetivo comercial y poca base científica. En el año 2005 el psicólogo galés Cliff Arnall aseguró que había descubierto una fórmula para calcular el día más triste del año. 

Según Arnall, la ecuación incluía variables como el clima, deudas adquiridas durante las fiestas de Navidad, cuentas por pagar del mes, presión por los propósitos del año, entre otros factores. De esta manera, Arnall calculó que el día más triste es el tercer lunes de enero.

Blue Monday, el origen comercial del “día más triste del año”

La ecuación

La ecuación usada para calcular el Blue Monday fue la siguiente: [W+(D-d)]xTQ/MxNA. La W es el tiempo meteorológico que se registra; la D mayúscula son las deudas; la d minúscula es el salario; la T se refiere al tiempo que ha transcurrido desde Navidad; la Q es el tiempo que ha pasado desde que se intentó lograr una meta sin éxito; la M es motivación y la NA es la necesidad de emprender nuevas acciones.n

Sin embargo, la fórmula de Arnall fue rechazada por la comunidad científica al carecer de bases y la consideran una profecía autocumplida. 

Leer más  ¿Cuál fue el balance del Black Friday de 2022 en Venezuela?
Blue Monday, el origen comercial del “día más triste del año”
Foto Cliff Arnall, el psicólogo que inventó el Blue Monday

Objetivo comercial

El propio autor de la fórmula del Blue Monday admitió unos años después que realizó la ecuación por solicitud de una empresa de viajes llamada Sky Travel para aumentar las reservas de vacaciones.

En 2010, Arnall reveló que simplemente escogió una fecha cuando le pidieron que calculara el día más triste del año.

“Originalmente me pidieron que pensara cuál era el mejor día para reservar unas vacaciones de verano. Cuando comencé a pensar en los motivos para reservar unas vacaciones, reflexionando sobre lo que miles de personas me habían dicho durante los talleres de manejo del estrés o felicidad, hubo estos factores que señalaron que el tercer lunes de enero era particularmente deprimente”, dijo. 

En el año 2021, el psiquiatra Jaime del Corral, de la Clínica La Paz de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, explicó a la agencia EFE que Arnall utilizó factores que son reales y afectan al estado anímico, pero lo hizo con un “planteamiento arbitrario”y que las variables que consideró pueden ocurrir en cualquier momento del año.

blank
Ha cogido una serie de elementos negativos y ha hecho una ecuación de forma arbitraria para deducir que es el peor día del añou0022, dijo el experto.

El especialista señaló que insistir en que determinado día será particularmente negativo puede sugestionar a las personas.

Leer más  BlockFi se declaró en quiebra: ¿qué le ocurrió al mayor prestamista de criptomonedas?

Arnall inició en 2016 un movimiento llamado #StopBlueMonday y participó en una campaña para promocionar las Islas Canarias como un destino turístico. En 2006, Arnall buscó la contraparte del Blue Monday y descubrió que el 20 de junio es el Yellow Day, supuestamente el día más feliz del año

Blue Monday, el origen comercial del “día más triste del año”
Cliff Arnall, creador del Blue Monday, en una imagen promocional de la campaña “Stop Blue Monday” organizada por Promotur Turismo de Canarias.

Ofertas de Blue Monday

Esta fecha ha sido tomada por las empresas como una estrategia de marketing. Algunas lanzan promociones y ofertas de Blue Monday para “motivar”a los clientes a compras y “mitigar” el impacto anímico que deja el primer mes del año para muchas personas. 

Las tiendas de ropa, electrónica, ocio y viajes son las que ofrecen más ofertas al público. Este día se compara, en menor medida, con el impacto comercial del Black Friday. 

Científicamente el Blue Monday no existe. Sin embargo, este día también propicia mensajes y campañas positivas para animar a quien esté decaído o triste e impulsar las conversaciones sobre la depresión, una enfermedad que afecta a millones de personas en el mundo.

Noticias relacionadas