• El 21 % de la población de Puerto Paez, capital de la parroquia Codazzi del municipio Pedro Camejo de Apure, se ha desplazado a territorio colombiano debido al conflicto entre el ELN y las disidencia de las FARC

La oleada de violencia que se ha registrado en el estado Apure y el Departamento de Arauca (Colombia), debido a los enfrentamientos entre integrantes del frente de guerra oriental del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), ha generado que familias hayan abandonado sus hogares en busca de zonas más seguras. 

Juan Francisco García, coordinador del Observatorio de Defensa de los Derechos Humanos de Fundaredes en Apure, señaló que Venezuela debe verse en el espejo de Colombia, en donde se ha derramado mucha sangre durante el conflicto en las zonas fronterizas. Afirmó que se debe ver que el combate militar que se establece en la frontera venezolana no escapa de esa realidad.

El defensor detalló para Un Mundo Sin Mordaza que cada zona fronteriza representa la posibilidad de ser abordada por grupos irregulares; quienes se asientan en estas localidades para delinquir y efectuar diferentes actividades que van desde el narcotráfico hasta el tráfico de combustible y comida.

“La violencia se ha desatado de una forma abismal y la cantidad de desplazados va en aumento. Cuando se ve que es insuficiente la acción militar del Estado venezolano, significa que este conflicto va en escalada y podría llegar a todo el país”, enfatizó.

Sostuvo que el régimen de Venezuela habla de soberanía cuando se tiene una situación grave en los espacios fronterizos venezolanos.

Leer más  ¿Qué ha pasado con los billetes de alta denominación del nuevo cono monetario en Venezuela?

Se deben crear políticas binacionales

García precisó que decir que las poblaciones que se encuentran al margen del río Arauca son las más vulnerables, sería reducir el conflicto, debido a que el problema mayor es para todo el país.

El coordinador de la ONG en Apure comentó que se requiere de mucha consciencia y una revisión de los parámetros para construir políticas binacionales que permitan confrontar la existencia de los elementos terroristas.

No obstante, resaltó que es improbable que el régimen venezolano cree medidas con Colombia. Esto debido a las diferentes confrontaciones de orden político que tienen, las cuales agudizan la crisis que vive el pueblo venezolano. 

De acuerdo con García, el desguarnecimiento y la falta de apoyo en el extremo del Vichada colombiano sigue siendo preocupante, porque aunque han estado ejerciendo mayor fuerza de control en la zona de Puerto Paéz (capital de la parroquia Codazzi de Apure), las autoridades venezolanas no se han ubicado en Pedro Camejo, donde el conflicto se ha acentuado.

Desplazados van en aumento

García indicó que aunque la confrontación en ese espacio contiene una cantidad de civiles muy bajo como para creer que se tendrá una movilización masiva, hasta el momento se han registrado un total de 1.010 desplazados provenientes de las comunidades indígenas, de los sectores campesinos y del casco urbano de la población de Puerto Páez, capital de la parroquia Codazzi del municipio Pedro Camejo de Apure.

“La situación es bastante alarmante. Si revisamos a profundidad, Puerto Paez tiene un aproximado de 5.000 habitantes; lo que significa que el 21 % de esa población se ha desplazado al territorio colombiano”, aseveró.

Recordó que en el año 2021 se registraron aproximadamente 4.000 desplazados en la zona del Arauca y Arauquita, provenientes de La Victoria y otras zonas. Esto por los enfrentamientos armados entre la Fuerza Armada Nacional (FAN) y disidentes de las FARC. 

Leer más  Colombia cerrará la frontera con Venezuela por las elecciones presidenciales

No obstante, indicó que el control que se ejerce sobre el paso del río Arauca, controlado también por los grupos irregulares, impide que el desplazamiento sea mayor.

Conflicto en Apure
Foto: EFE.

Conflicto armado en la frontera venezolana

García resaltó que la existencia de conflictos en la franja fronteriza no es nueva y que históricamente ha existido algunos acuerdos de convivencia entre los grupos irregulares que les ha permitido desarrollar sus actividades.

Sin embargo, en 2021 se comienzan a acentuar los enfrentamientos entre disidentes de las FARC y el Ejército venezolano; conflicto que ha dejado una cantidad importante de muertos y heridos. 

Contó que luego de estas confrontaciones, algunos civiles fueron acusados de ser colaboradores de esta guerrilla. Lo que conllevó a múltiples denuncias internacionales de que el propio Ejército venezolano estaba criminalizando a sectores de la sociedad civil.

“Al menos 19 apureños están privados de libertad en la cárcel de Santa Ana en el estado Táchira, los cuales tienen poco comunicación con sus familiares debido a la pobreza en la que se encuentran”, precisó García.

Además, esta situación siguió ocasionando pérdidas de los enseres del hogar, de las fincas, la ganadería y maquinaria agrícola, que terminó cayendo en las manos de las organizaciones terroristas.

Sin condiciones para documentar desde la zona

Juan García señaló que estar en este momento como periodista o defensor de los DD HH en el área de Pedro Camejo es prácticamente imposible debido a la situación de riesgo. No solo por el control que establecen las autoridades venezolanas, sino por lo brusco de los enfrentamientos con el ELN.

Leer más  El derecho a poseer armas en EE UU: ¿en qué consiste la Segunda Enmienda?

“Cualquier documentación que se desee realizar de manera libre es impensable, no hay condiciones para hacerlo. No hay manera de que se establezca un trabajo con óptimas condiciones ni por parte de los medios de comunicación ni de ninguna ONG que se encuentre dentro del estado Apure”, aseguró.

Explicó que la dinámica de trabajo de las ONG se ha vuelto complicada debido a que antes tenían información por parte de algunas autoridades colombianas. Sin embargo, actualmente son pocas las comunicaciones que se pueden establecer. 

Militares venezolanos secuestrados en Apure

Un llamado para promover la paz

García destacó que el país históricamente ha menospreciado la frontera venezolana, cuando esta es la puerta de entrada a todo el territorio. Reiteró que no se debe creer que el conflicto se va a reducir única y exclusivamente al estado de Apure. A su juicio, es un problema que si sigue pronunciando va en escalada y llegará a todos los rincones de Venezuela.

Considera que no se debe permitir que esta situación sea invisibilizada. Cre que hay que generar noticia, comentarios, y promover la paz como único elemento para conquistar la democracia y la libertad el pueblo venezolano.

El defensor hizo un llamado a la iglesia venezolana, a la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) y a la Cruz Roja Internacional, para que se aboquen en el conflicto y ejerzan la búsqueda de la paz en ese territorio para que Venezuela no experimente los hechos de violencia tan fuertes como los vive Colombia.

Noticias relacionadas