• En una entrevista con la cadena CNN, el presidente peruano evadió la pregunta de quién es el presidente legítimo de Venezuela, si Nicolás Maduro o Juan Guaidó. Cuestionado sobre cuál es su ideología, si de izquierda o de derecha, respondió que su ideología es “provinciana”

El presidente de Perú, Pedro Castillo, volvió a demostrar su ambigüedad con respecto a los regímenes de Cuba, Nicaragua y Venezuela. En una polémica entrevista con CNN, el mandatario peruano evitó llamar “dictaduras” a los gobiernos de esos países. Al ser cuestionado por el periodista Fernando Del Rincón, Castillo solo se limitó a decir que “jamás” copiaría los modelos de esos países.

“Cuba es un país hermano”, dijo el presidente, a lo que Del Rincón retomó la pregunta de si era una dictadura o una democracia. “Habrá que preguntarles a los cubanos. No quisiera que ningún otro país o persona se entrometa en la vida de los peruanos”, evadió Castillo. Al preguntarle lo mismo sobre Venezuela, el mandatario desvió su respuesta hacia los inmigrantes: “Lo mismo. Tengo muchos venezolanos acá. El problema no son los venezolanos, son los delincuentes”, expresó. “Los mismos venezolanos están en contra de los venezolanos que les roban”, añadió.

El periodista atajó la respuesta para preguntar sobre el motivo de esa migración. De acuerdo con datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), en Perú hay más de un millón de venezolanos y 496.000 de ellos están en condición de refugiados. “¿Por qué están acá? Porque también hay muchos peruanos allá (en Venezuela)”, dijo Castillo, sin mencionar la crisis venezolana ni las violaciones de derechos humanos por parte del régimen de Nicolás Maduro, como han denunciado diferentes países e instancias internacionales, como la ONU. Por otra parte, según datos de las Naciones Unidas para 2019, en Venezuela hay poco menos de 50.000 peruanos.

Cuestionado entonces por si replicaría el modelo de Cuba y de Venezuela, reiteró: “Jamás”. “No voy a traer ningún modelo (del extranjero) a Perú, quiero un país libre de delincuencia, narcotráfico, terrorismo. Quiero que las fronteras se abran para todos los países sin ningún tipo de ideologías”, subrayó.

Leer más  McDonald’s anuncia su retiro definitivo de Rusia: ¿qué significa para el país?

Sin ideología

Castillo también evitó tomar posición sobre quién es el presidente legítimo de Venezuela, si Nicolás Maduro o Juan Guaidó. “Es una pregunta que habrá que responder en la próxima entrevista. Hay que preguntarle a los venezolanos. Es igual como si dijeran en el Perú a quién reconocen. ¿A Keiko Fujimori o a Pedro Castillo? Es igual”, justificó el mandatario.

Desde que Castillo asumió la presidencia en julio de 2021, el gobierno peruano retiró su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela. De igual manera, diluyó al llamado Grupo de Lima, la agrupación creada en 2017 por el entonces presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski y conformada por varios países de la región para hacer seguimiento a la situación venezolana. Sobre ese grupo, Castillo dijo en la entrevista que “nunca lo encontró” y que no lo “sintió” en el pueblo peruano.

Del Rincón mencionó en varias oportunidades la política venezolana. Por ejemplo, cuando Pedro Castillo aseguró que no buscará extender su mandato más allá de 2026 –año en el que termina su periodo presidencial-, el periodista le recordó que eso mismo prometió Hugo Chávez en Venezuela. “Sería letal que un maestro dé esas muestras (mentir sobre su mandato) al magisterio, a mi familia, a mis hijos”, zanjó el presidente para desligarse de lo que hizo Chávez.

Leer más  McDonald’s anuncia su retiro definitivo de Rusia: ¿qué significa para el país?

Respecto a su posición ideológica, Castillo evitó decir si es de izquierda o de derecha. “Ideológicamente soy un provinciano”, declaró.

Mar para Bolivia

La entrevista con CNN, que se emitió en dos partes, generó críticas contundentes contra el presidente Castillo por su poca capacidad para responder a las preguntas de Fernando Del Rincón, y por acrecentar varias polémicas. Una de ellas, por ejemplo, tiene que ver con la eventual posibilidad de que Perú dé salida al mar a Bolivia.

“Es un clamor de Bolivia. Ahora nos pondremos de acuerdo, lo consultaremos al pueblo, para eso se necesita que el pueblo se manifieste”, señaló. Al preguntarle sobre su postura personal, volvió a evadir la respuesta. “¿Y si los peruanos están de acuerdo? Yo me debo al pueblo. Ese es su derecho. Haremos lo que los pueblos claman, lo que los pueblos necesitan”, añadió.

Consultado sobre las posibles reacciones que estas declaraciones podrían generar en la prensa peruana, contestó: “Y eso me tiene sin cuidado. Yo he venido a hacer la voluntad del pueblo peruano”. Castillo no especificó si esta “consulta al pueblo” se haría a través de un referendo o algún otro mecanismo.

El mandatario justificó su intención de cambiar la actual Constitución Política – vigente desde 1993– porque “los tiempos han cambiado”. Se le consultó sobre modificaciones específicas o propuestas detalladas de nuevos artículos y su respuesta fue: “Que se le dé espacio a los hombres del pueblo, que se incluya a las comunidades nativas”. También mencionó la descentralización y el acceso a la salud, pero el entrevistador le recordó que estas son políticas de Estado que no están sujetas a reformas constitucionales.

Leer más  McDonald’s anuncia su retiro definitivo de Rusia: ¿qué significa para el país?

Terminar su mandato

En solo seis meses de gobierno, Pedro Castillo se enfrenta a múltiples escándalos que han minado su popularidad. Del Rincón le recordó varios de ellos durante la entrevista: renuncia de varios ministros, vínculos con grupos terroristas, inexperiencia en la política y reuniones extraoficiales con personas que enfrentan procesos judiciales. A pesar de todo ello, el mandatario se mostró “convencido” de que terminará su mandato constitucional.

“Yo nunca pasé por una luna de miel, como se ha dado en los demás gobiernos. Nunca me formé para político. No fui entrenado para ser presidente”, dijo.

En su gestión ha habido, según el mandatario, “un proceso de aprendizaje”. Castillo defendió que no fue entrenado para ser presidente. “Yo no me fui al exterior. Yo no fui a los Estados Unidos porque no me presté a eso. Estoy acá por el país, por el pueblo. Y estoy acá para dar la cara por el país. Y no le voy a robar un centavo al país”.

El presidente señaló que los pocos meses que lleva en el gobierno le han demostrado que no puede cometer errores y admitió, implícitamente, que no puede usar a Perú como prueba y error. “No puedes utilizar un país, millones de vidas, para aprender a ser presidente”, le cuestionó Del Rincón, a lo que el mandatario respondió: “La escuela es hacer las cosas bien, corregir lo que está mal y hacer las cosas para bien de todos los peruanos. Eso para mí también es una escuela”.

Noticias relacionadas