• Los astrónomos de la Universidad de Curtin en Perth, Australia, hallaron el misterioso objeto que libera una explosión gigante de energía tres veces por hora. Creen que podría ser una estrella de neutrones o una enana blanca con un campo magnético ultrapotente

Un equipo de mapeo de ondas de radio en el universo descubrió un objeto misterioso que libera una explosión gigante de energía tres veces por hora, en lo que consideran que no se parece a nada que hayan visto hasta ahora, según indica un reporte científico de Nature.

El equipo de astrofísicos que lo descubrió cree que podría ser una estrella de neutrones o una enana blanca (núcleos colapsados de estrellas) con un campo magnético ultrapotente. Girando en el espacio, explican los autores del descubrimiento, el extraño objeto envía un haz de radiación que cruza su línea de visión y, durante un minuto de cada veinte, es una de las fuentes de radio más brillantes del cielo.

“El brillo aquí es realmente impresionante, es muy, muy extremo. No esperábamos encontrar nada tan brillante”, dijo la astrónoma Natasha Hurley-Walker de la Universidad de Curtin en Perth, Australia. “Fue completamente inesperado. Fue un poco espeluznante para un astrónomo porque no hay nada conocido en el cielo que haga eso. Y está bastante cerca de nosotros, a unos 4.000 años luz de distancia. Está en nuestro patio trasero galáctico”, añadió.

Leer más  Ministerio Público emitió una alerta roja por fuga de un presunto violador serial en Caracas
Universidad de Curtin en Perth, Australia.

Desconcertados

El objeto fue descubierto por el estudiante con honores de la Universidad de Curtin Tyrone O’Doherty. Para ello utilizó el telescopio Murchison Widefield Array (MWA) en el interior de Australia Occidental y una nueva técnica que desarrolló.

“Es emocionante que la fuente que identifiqué el año pasado haya resultado ser un objeto tan peculiar”, aseguró O’Doherty, quien ahora está estudiando para obtener un doctorado en Curtin. “El amplio campo de visión y la extrema sensibilidad del MWA son perfectos para inspeccionar todo el cielo y detectar lo inesperado”, dijo.

Con cada pulso, el objeto llamado GLEAM-X J162759.5-523504.3 y ubicado a unos 4.000 años luz de distancia, liberó enormes cantidades de energía, de acuerdo con los científicos. El aluvión de ondas de radio parecían aparecer y luego desaparecer.

Según la investigadora, el objeto misterioso es increíblemente brillante y más pequeño que el Sol, emitiendo ondas de radio altamente polarizadas, lo que sugiere que el objeto tiene un campo magnético extremadamente fuerte.

Una estrella de neutrones es el remanente oscuro y denso que queda después de que una estrella supermasiva arroja su material exterior en una supernova y sufre un colapso gravitacional. De acuerdo con el sitio especializado en astronomía EarthSky, una estrella de neutrones típica tiene aproximadamente 1.4 veces la masa de nuestro sol, pero varían hasta aproximadamente dos masas solares.

Leer más  Clientes del BOD: cómo recuperar el número de tarjeta para poder afiliarse en la plataforma del BNC

Sin embargo, en una estrella de neutrones, toda su gran masa, hasta aproximadamente el doble que la de nuestro sol, se comprime en una estrella que tiene solo unos 15 kilómetros de ancho, o aproximadamente del tamaño de una ciudad terrenal, explica EarthSky.

Magnetar de periodo ultralargo

Los astrónomos consideran que podría tratarse de un magnetar, un tipo de estrella de neutrones con un campo magnético particularmente fuerte. Sin embargo, no está claro cómo un magnetar podría girar tan lentamente y brillar con tanta potencia. Se podría tratar, entonces, de lo que Hurley-Walker llamó “magnetar de periodo ultralargo”.

“Es un tipo de estrella de neutrones que gira lentamente y cuya existencia se ha predicho teóricamente”, señala. “Pero nadie esperaba detectar directamente uno como este porque no esperábamos que fueran tan brillantes”. “De alguna manera”, añadió, “está convirtiendo la energía magnética en ondas de radio de manera mucho más efectiva que cualquier cosa que hayamos visto antes”.

Leer más  Los bonos que otorgará el Sistema Patria durante el mes de julio: ¿qué se puede comprar con ellos?

Hurley-Walker y su equipo están monitorizando ahora el objeto con el MWA para ver si vuelve a encenderse. “Si lo hace, hay telescopios en todo el hemisferio sur e incluso en órbita que pueden apuntar directamente hacia él”, señala. Su objetivo es buscar más de estos objetos inusuales en los vastos archivos de la MWA. “Más detecciones les dirán a los astrónomos si se trata de un evento único y raro o de una gran población nueva que nunca antes habíamos notado”, aseveró.

Los científicos son optimistas de cara a nuevos descubrimientos en el futuro. “Hay, sin duda, muchas más gemas por descubrir por la MWA y la SKA en los próximos años”, concluyeron.

Noticias relacionadas