• A pesar de que la temporada se desarrolló sin mayores contratiempos, la Liga Venezolana de Beisbol Profesional debe mejorar en algunos aspectos en pro del deporte y la fanaticada

La temporada 2021-2022 de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional culminó el 25 de enero y Navegantes del Magallanes ganó la final ante los Caribes de Anzoátegui, logrando así su título número 13 de la historia.

La campaña se desarrolló sin mayores dificultades, pero la LVBP tiene aún mucho terreno que recuperar en cuánto al nivel de peloteros y de la fanaticada que asistió a los estadios para disfrutar del campeonato.

Nuevamente los Navegantes del Magallanes y los Tigres de Aragua no pudieron contar con peloteros de las Grandes Ligas debido a las sanciones de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros de Estados Unidos (OFAC). 

Navegantes y Tigres están fuera del sistema MLB porque en sus paquetes accionarios hay presencia de los gobiernos regionales (60% en Aragua y menos de 10% en Magallanes), según el portal El Emergente.

Esta medida continúa dificultando que todos los equipos tengan la misma oportunidad para tener peloteros venezolanos que juegan en las Grandes Ligas. 

Otro de los factores que afectó a la pelota venezolana este año fue la no transmisión de la campaña en televisión abierta, que impidió que miles de fanáticos en el país pudieran disfrutar de uno de los pasatiempos favoritos de los venezolanos.

Leer más  Tres venezolanos lideran las votaciones para el Juego de Estrellas 2022

Otra temporada bajo la pandemia

La transmisión de juegos en señal abierta: una tarea pendiente de la LVBP para la temporada 2022-2023

La pandemia del covid-19 sigue siendo un factor importante debido al tema de los viajes para contratar jugadores importados, las restricciones en cuanto al aforo permitido en los estadios de beisbol, y la dificultad de las gerencias para convencer a jugadores importados de participar en Venezuela.

Roger Rojas, periodista y comentarista en el circuito de los Navegantes del Magallanes, comentó en exclusiva para El Diario las dificultades que tuvieron las gerencias de los ocho equipos y la LVBP para desarrollar la temporada, y que a pesar de estas cree que el balance fue positivo con margen aún para mejorar.

“La LVBP tiene que mejorar en muchos aspectos. El aumento de jugadores importados le va a dar mucho nivel la próxima temporada. También hay que aclarar las condiciones del campeonato porque este año se generaron demasiadas dudas a la hora de la clasificación. Poder tener una directiva de la liga autónoma, han sido directivas de emergencia buscando resolver el tema con la OFAC, y que ha hecho un gran trabajo liderado por Giuseppe Palmisano, pero que se necesita conformar una directiva autónoma que pueda mejorar el rumbo”, dijo Rojas.

Transmisión de partidos en televisión abierta

Rojas explicó que uno de los factores más importantes es la transmisión de los partidos de la LVBP en televisión abierta para que pueda llegar a aquellos fanáticos del país sin acceso a la televisión satelital o vía Internet.

Leer más  Tres venezolanos lideran las votaciones para el Juego de Estrellas 2022

“El beisbol venezolano sigue siendo una liga seguida comparada a la Super Liga de Baloncesto (SLB) y el Futve, y más allá de no contar con televisión abierta, sigue siendo la más vista por los fanáticos, pero si va a afectar siempre a una parte de la sociedad que no tiene los recursos para la suscripción de las cableoperadoras como Simple TV y eso termina alejando a la gente del beisbol”, reconoció.

El periodista recalcó que ese es un paso importante que sí cumplen las otras dos disciplinas, y es una parte que necesita recuperar el beisbol venezolano conjunto a sus aficionados. 

No solo la transmisión abierta debe ser un elemento a tomar en cuenta, sino también vía streaming, en plataformas propias o en aplicaciones como Youtube. Esto permitiría a fanáticos que han emigrado de Venezuela puedan también disfrutar de cada uno de los juegos sin importar en qué país estén y hacer que la LVBP gane en esos espacios que, en otras ligas del Caribe como la de República Dominicana y Puerto Rico, se han establecido.

Aspectos positivos y negativos

La transmisión de juegos en señal abierta: una tarea pendiente de la LVBP para la temporada 2022-2023

Uno de los aspectos positivos a resaltar en la campaña fue el regreso de los fanáticos a los estadios debido que en 2020 en la campaña no hubo aficionados por la pandemia del covid-19. 

Leer más  Tres venezolanos lideran las votaciones para el Juego de Estrellas 2022

Aunque este año hubo un alto número de espectadores en Valencia, Anzoátegui, Barquisimeto y Maracaibo, los Leones del Caracas y Tiburones de La Guaira tuvieron uno de sus peores años en cuanto al ingreso de fanáticos.

El juego con mayor cantidad de fanáticos en el Estadio Universitario de la Universidad Central de Venezuela (UCV) en Caracas fue en el primer partido entre los eternos rivales (Leones-Navegantes) en la capital con 6.164 aficionados.

Los problemas deportivos y gerenciales afectaron a los Tiburones de La Guaira, que quedaron en la última posición de la fase regular, y tuvieron una de sus peores campañas en su historia.

Roger Rojas rescató la importancia que tuvieron las redes sociales de cada equipo y de la liga, además de cómo el ámbito digital se ha convertido en una importante herramienta para el deporte y el desarrollo de la pelota en el país.

Otro de los aspectos positivos fue la incorporación de prospectos de diversas franquicias de Grandes Ligas en la pelota venezolana, como Rafael Marchán, Jermaine Palacios y peloteros de experiencia en MLB como Asdrúbal Cabrera, Pablo Sandoval, Víctor Reyes, entre otros.

La temporada 2021-2022 fue exitosa, pero con un margen amplio de mejora que puede mantener el crecimiento de la pelota venezolana para convertirla en una de las mejores ligas del Caribe.

Noticias relacionadas