• El niño de dos años de edad requiere una operación del corazón, por lo que la corte nombró un tutor temporal para gestionar la emergencia

El Tribunal de menores de Bolonia, Italia, determinó la suspensión temporal de la patria potestad a los padres del niño italiano de dos años de edad que, pese a necesitar una operación de corazón, se habían opuesto a cualquier transfusión de sangre de personas que hubieran sido vacunadas contra el coronavirus.

La corte ha nombrado un tutor procedente de los servicios sociales del territorio para gestionar temporalmente la emergencia, informaron el 10 de febrero medios de comunicación locales.

El 8 de febrero, un juez de Módena había acogido el recurso del hospital Sant’Orsola de Bolonia sobre el caso del niño que padecía una cardiopatía y su familia había rechazado transfusiones de sangre de donantes vacunados contra el covid-19.

Suspenden la potestad a padres que se niegan que su hijo reciba una transfusión de sangre de vacunados contra el covid-19
Bologna, 04/02/2016. Policlinico Sant’Orsola-Malpighi. Ingresso da via Massarenti. Foto Paolo Righi/Meridiana Immagini

El hospital italiano presentó un recurso, argumentando que las opiniones de sus padres carecían de base científica y que el niño necesitaba cirugía urgente. “La cirugía prevista no se puede aplazar dado su extrema situación”, explicó el hospital.

El juez de Módena dio la razón al hospital y consideró que se dan las condiciones de absoluta seguridad en la sangre suministrada, sea cual sea su origen, por lo que el niño podrá ser intervenido. 

Italia limita a los antivacunas

El primer ministro italiano, Mario Draghi, firmó en enero una normativa para que la mayoría de las tiendas del país deban exigir el certificado sanitario.

Razones religiosas

La abogada defensora de la pareja explicó que sus defendidos “nunca negaron el consentimiento a la intervención y se lo reiteraron al juez”, pero pidieron por razones religiosas que la sangre de la transfusión viniera de personas no vacunadas. Ahora se espera que los padres del niño puedan impugnar la decisión del juez.

El presidente de la Federación Nacional de Colegios Médicas (Fnomceo), Filippo Anelli, también hizo un llamado a los padres del niño.

“Comprendemos los miedos de los padres, cuando un niño sufre nos aferramos a todo, creyendo que hacemos su bien, para protegerlo. Pero les pedimos que escuchen a los médicos que lo están tratando y que sabrán elegir la mejor terapia para él, sin demorar el tratamiento”, dijo.

Con información de EFE

Noticias relacionadas