• El presidente mexicano acusó al gobierno de España del “saqueo” de sus bienes. El ministro de Asuntos Exteriores español respondió que se trataba de unas declaraciones “absolutamente injustificadas” y pidió establecer relaciones “basadas en el respeto” y sin este tipo de comentarios

El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), abrió otra crisis diplomática entre México y España. El mandatario propuso una “pausa” en las relaciones con el gobierno y con las empresas españolas. Si bien luego matizó sus declaraciones, diciendo que no se trata de una “ruptura”, España considera que el ataque es “absolutamente injustificado”. Esta es la segunda vez que AMLO arremete contra España, luego de que en septiembre de 2021 los acusara de “soberbia” por no disculparse por la conquista.

“Vale más darnos un tiempo, hacer una pausa. A lo mejor cuando cambie el gobierno (el mexicano) ya se restablecen las relaciones”, comentó el mandatario durante su conferencia de prensa matutina. Justificó que ese tiempo es necesario para que el gobierno de España no vea a México como una “tierra de conquista”.

“Queremos tener buenas relaciones, pero no queremos que nos roben”, apuntó el mandatario.

Es el caso de las empresas españolas, si ahora no es buena la relación y a mí me gustaría que hasta nos tardáramos en que se normalizara, para hacer una pausa, que yo creo que nos va a convenir a los mexicanos y a los españoles, desde luego al pueblo de México y al pueblo de España”, agregó AMLO.

López Obrador afirmó que existía un “contubernio arriba, una promiscuidad económica, política, en la cúpula de los gobiernos de México y de España”, durante unos “tres sexenios seguidos” (los últimos tres gobiernos) y aseguró que, en este caso, México era el que llevaba la “peor parte” porque “nos saqueaban”. “Entonces, vale más darnos un tiempo, una pausa”, reiteró.

España respondió

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, expresó su “sorpresa” por las declaraciones de AMLO. “El gobierno de España no ha hecho ninguna acción que pueda justificar una declaración de este tipo”, aseveró el diplomático español.

La pausa reclamada por López Obrador, dijo el ministro español: “No tiene ninguna traducción oficial, ni se nos ha comunicado nada oficialmente de ningún tipo” y añadió que: “Habría que preguntarle al presidente López Obrador qué es lo que ha querido decir”. Defendió que las relaciones con México: “Se sostienen sobre muy profundos lazos humanos, culturales, lingüísticos, históricos y económicos”.

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, durante su visita a México en 2018. FOTO: ISAAC ESQUIVEL /CUARTOSCURO.COM

“La relación entre España y México es una relación estratégica que va más allá de declaraciones verbales súbitas”, continuó Albares. “Hay miles, literalmente miles, de empresas españolas en México y cada vez hay más mexicanas en España. El gobierno (español) desea unas relaciones basadas en el respeto mutuo, como quieren los españoles y los mexicanos, sin este tipo de manifestaciones”.

Luego del comunicado del ministro de Exteriores de España, AMLO volvió a referirse al tema en su conferencia del jueves 10 de febrero. “Lo que dije es ‘vamos por el bien de nuestros pueblos, a tener una pausa’. No hablé de ruptura. No”, matizó el presidente mexicano, pero inmediatamente después volvió a hablar de “saqueo” por parte de España. “Dije ‘vamos a serenar la relación’, que ya no se esté pensando que se va a saquear a México impunemente. Ya eso pasó, es una falta de respeto”, declaró.

AMLO insiste contra España

A pesar de la cercanía ideológica, la relación de México con España ha pasado por varios momentos críticos desde que López Obrador llegó a la presidencia en 2018. En septiembre de 2021 declaró: “No son buenas las relaciones con España”, aunque en ese momento centró su crítica en que el gobierno español ofreciera disculpas por los abusos cometidos contra pueblos originarios durante la conquista y la colonia.

Les planteamos de manera muy respetuosa que ofrecieran disculpas, sobre todo la Monarquía, por lo que se llevó a cabo de manera abusiva en nuestro país con las comunidades originarias, la represión que hubo, los asesinatos masivos, el exterminio, pues ellos no lo entendieron así, se sintieron ofendidos, actuaron creo que con soberbia”, dijo AMLO después de que el gobierno español evitara las disculpas.

Ahora López Obrador consideró que el gobierno de España también debería pedir perdón por el comportamiento de sus compañías, a las que acusó de “influyentismo” y de “favorecerse” del presupuesto público de México. “Tenemos relaciones íntimas con el pueblo de España, pero en los últimos tiempos, durante el periodo neoliberal, empresas españolas apoyadas por el poder político, tanto de España como de México, abusaron de nuestro país y de nuestro pueblo, nos vieron como tierra de conquista”.

España salió en defensa de sus empresas y de su “honorabilidad” y reiteró el llamado al presidente mexicano a mejorar las relaciones “basadas en el respeto y sin este tipo de declaraciones”.

Con información de EFE.

Noticias relacionadas