• La nave espacial registró una serie de imágenes de una estrella objetivo que se utilizará para ayudar a sus espejos a prepararse para la investigación científica


Esta es una traducción hecha por El Diario de la nota James Webb Telescope Sends Home a Selfie and 18 Images of Starlight, original de The New York Times.

Dos meses después de un espectacular lanzamiento en la mañana de Navidad y varias semanas escalofriantes de giros y despliegues , el telescopio espacial James Webb ha logrado lo que los astrónomos celebran como “primera luz”.

En realidad, fueron las primeras luces.

La NASA publicó 18 imágenes de una estrella en la constelación de la Osa Mayor conocida como HD 84406, vistas a través de cada uno de los 18 segmentos que componen el espejo principal del telescopio y registradas por el instrumento caballo de batalla de Webb, la cámara de infrarrojo cercano (NIRCam) . Los astrónomos de Webb ahora pasarán los próximos meses moviendo cada uno de esos segmentos de espejo de un lado a otro hasta que esa estrella se convierta en una.

Leer más  Cafeterías de gatos en Venezuela, una tendencia en ascenso

Marcia Rieke, profesora de astronomía en la Universidad de Arizona que dirigió el equipo que construyó NIRCam, describió al equipo de Webb como “extasiado” en un comunicado de prensa de la NASA.

El telescopio James Webb envía a casa una selfie y 18 imágenes de la luz de las estrellas
Un mosaico de imágenes creado al apuntar el telescopio a una estrella aislada y brillante en la constelación de la Osa Mayor conocida como HD 84406. Crédito: NASA
El telescopio James Webb envía a casa una selfie y 18 imágenes de la luz de las estrellas
Cada punto dentro del mosaico fue etiquetado por el espejo correspondiente que lo capturó, para ayudar a alinear los segmentos del espejo primario. Crédito: NASA

El telescopio Webb es un esfuerzo conjunto de la NASA, la Agencia Espacial Europea y la Agencia Espacial Canadiense que lleva 25 años y $10 mil millones en construcción . Nombrada en honor a un exadministrador de la NASA (James Webb) que guió a la agencia espacial durante los primeros años del Apolo, la nave espacial es la sucesora del Telescopio Espacial Hubble. Fue diseñado para estudiar el universo cuando tenía solo unos 200 millones de años y las estrellas y galaxias más tempranas estaban emergiendo de los restos brumosos del Big Bang. También estudiará los secretos de los agujeros negros y examinará exoplanetas alrededor de estrellas cercanas en busca de signos de habitabilidad o vida.

Para esos fines, sus instrumentos están diseñados para ser sensibles a la radiación infrarroja o “calor”. Debido a que las ondas de luz de objetos tan distantes se han estirado en un universo en expansión, solo se pueden registrar en longitudes de onda electromagnéticas más largas de lo que pueden ver los ojos humanos o los sensores normales.

Leer más  Cafeterías de gatos en Venezuela, una tendencia en ascenso

El Webb ahora está estacionado a un millón de millas de la Tierra, en una órbita que lo lleva alrededor del sol detrás de un escudo térmico de lámina plateada que lo mantiene lo suficientemente frío para que el telescopio sienta el calor distante de los planetas y las galaxias.

Como un bono de “primera luz”, una cámara en la NIRCam tomó una foto de la matriz de espejos en sí, la mirada más cercana a la nave espacial que alguien haya tenido desde poco después de que abandonó la Tierra.

Los primeros resultados científicos del telescopio se esperan este verano después de que se hayan realizado todos los ajustes y el enfoque. El universo debería prepararse para su primer plano.

Traducción por Oswaldo González .

Noticias relacionadas