Venezuela se ha convertido en un catálogo de interminables crímenes perpetrados por un régimen aterrador que ha superado cualquier referencia de la que se tenga noción en nuestro continente, y compite con regímenes totalitarios de Europa del Este.

Venezuela exhibe hoy las estadísticas más descarnadas y vergonzosas que han arrojado a más del 90 % de la población a la pobreza y el 75 % ya en el umbral de pobreza extrema; obligando a más de 6 millones de venezolanos a aventurarse en búsqueda de oportunidades de subsistencia.

Calificar y denominar al régimen de Nicolás Maduro como un mal gobierno integrado por funcionarios ineficientes, incapaces y corruptos, es un acto de omisión o de “ingenuidad” que los libera de la responsabilidad ex profesa de destruir a nuestra nación para someter a los venezolanos y perpetuarse en el poder, y de ser promotores de la perpetración sistemática de crímenes atroces contra la humanidad.

Nicolás Maduro y sus más abyectos colaboradores son perpetradores de crímenes de lesa humanidad denunciados y documentados en los distintos informes de la Comisión de Derechos Humanos de la ONU y otras organizaciones multilaterales, que han permitido llevar a cabo su acusación ante la Corte Penal Internacional (CPI).

Leer más  “He tenido que aprender a vivir con el cansancio”: los testimonios de mujeres que padecen de alteraciones de la tiroides

Hoy, Maduro sostiene alianzas estratégicas con otros regímenes totalitarios y grupos insurgentes a los que le ha hecho concesiones para permitir el esquilmado de los recursos minerales del país.

Es así como el régimen de Nicolás Maduro ha pasado a ser una amenaza panregional y hemisférica, que genera una grave inestabilidad a las democracias occidentales. 

En este estado de cosas, el presidente legítimo y constitucional de Venezuela, Juan Guaidó, ha hecho una nueva invitación a todos los demócratas venezolanos, que al margen de su militancia partidista, ejercicio gremial o sector social y/o económico al que pertenezcan, tengan en común la voluntad de luchar contra la dictadura madurista, reconquistar nuestras libertades y democracia y Salvemos Venezuela.

Salvemos Venezuela es un movimiento inclusivo cuyo propósito es nuclear la mayor suma de voluntades y consolidar la unidad de propósito, que no es otra que acabar con la dictadura y rescatar la democracia.  

Es momento de hacer un recuento de los hitos históricos de la lucha de los venezolanos por rescatar nuestra libertad y nuestra democracia. Hoy, sin mezquindades, podemos afirmar que las contribuciones de todos los factores partidistas democráticos, gremios, organizaciones sociales, líderes locales y comunitarios, han sido determinante para colocar al régimen en el peor de sus momentos y escenarios en su larga y ominosa historia y oprobio.

Leer más  Las medidas que aplican los países para evitar la propagación de la viruela del mono

El mundo está claro; los venezolanos de bien hemos expuesto a su régimen criminal y es momento de consolidar la unidad que permitirá rescatar al país. 

El llamado del presidente Juan Guaidó es claro: encontrarnos en las coincidencias por el rescate de Venezuela y la construcción de un futuro promisorio.

El movimiento Salvemos Venezuela tiene cuatro pilares estratégicos fundamentales, cuyos propósitos es lograr elecciones presidenciales y parlamentarias libres lo antes posible. Pilares que han estado presente en el Acuerdo de Salvación Nacional y que destaca, primero, el reencuentro, le reorganización y le removilización de todos los venezolanos; segundo, mayor impulso y coordinación internacional para lograr mayor presión internacional y apoyo al proceso que se adelanta ante la Corte Penal Internacional; tercero,  reimpulso de negociación y acuerdo en México y construcción de garantías para todos los sectores del país  y,  por último,  la ampliación y fortalecimiento de la unidad y la convocatoria de un proceso de base para que el pueblo elija los líderes de las fuerzas democráticas en todos los niveles.

Leer más  Hallaron el cuerpo de Everliz Valentina Vega, la venezolana que había desaparecido en una playa de Florida

Claro el propósito, bastará tener la firme y genuina voluntad de hacer a un lado cualquier diferencia en las distintas visiones que podamos tener, para que podamos coincidir en el estado superior de bienestar para todos los venezolanos, que no es otro que la libertad y la democracia. Todos los venezolanos y el presidente Guaidó pueden estar seguros de mi irrenunciable decisión de seguir siendo parte de esta lucha, cuenten conmigo  ¡Salvemos Venezuela! 

Artículos relacionados del autor