• Desde hace días se realiza un operativo en la zona para desmantelar a la banda de el Wilexis. Sin embargo, los vecinos denunciaron que los puntos de control se usan para extorsionar, por lo que, entre gritos, expulsaron a los funcionarios de la GNB. También señalaron que los delincuentes mantienen un toque de queda 

“No queremos chulos” gritaron los habitantes del barrio José Félix Ribas en Petare, la tarde del viernes 18 de febrero de 2022. En medio de la protesta, lograron expulsar a los funcionarios policiales y militares encargados de custodiar el sector.

En diferentes videos difundidos en redes sociales se apreció cómo decenas de personas cerraron la avenida principal de Palo Verde. Tras horas de gritos y consignas, hicieron que las patrullas de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) y motos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se retiraran.

Los manifestantes aseguraron que el motivo de su protesta son constantes atropellos cometidos por las alcabalas, las cuales se dedican a extorsionar a los transeúntes y comerciantes. Igualmente, indicaron que la policía mantiene amedrentados a los jóvenes, quienes han sido víctimas de robos y maltratos. “Lo que hacen es golpear a los carajitos y a los que no tienen licencia (de conducir) les piden para el refresco”, gritó uno de los habitantes.

Leer más  #TeExplicamosElDía | Sábado 24 de septiembre

Ejecuciones extrajudiciales

“No los queremos”: habitantes del barrio José Félix Ribas de Petare protestaron contra presuntos abusos policiales
Foto: Referencial

En otro video, una vecina denunció que el 4 de diciembre de 2021 funcionarios secuestraron y asesinaron a su hijo. Aseguró que el joven, de 19 años de edad, jugaba baloncesto en el Parque del Este y en el camino de regreso lo abordó una patrulla motorizada. Horas después, su cadáver apareció en la Zona 5 del barrio, mientras la minuta policial declaraba que había muerto en un enfrentamiento.

Las ejecuciones extrajudiciales son una de las principales denuncias hechas por habitantes de las zonas populares de Caracas. Solo en enero de 2022 murieron en Venezuela 106 personas a manos de los cuerpos de seguridad, de acuerdo con la organización Control Ciudadano. Entre los entes más mortíferos están el Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC), con 22 asesinatos. Le siguen la GNB y la PNB, con 21 y 19 respectivamente.

Grupos como Provea han denunciado que, en general, la mayoría de las víctimas son jóvenes de entre 18 y 25 años de edad. Suelen interceptarlos dentro de sus viviendas o mientras circulaban en la calle, durante grandes despliegues de seguridad. En muchos casos los familiares reportaron que las personas no estaban armadas, y que la propia policía manipuló la escena para simular un tiroteo. Otras organizaciones como Cofavic señalan que 92 % de los casos de ejecuciones extrajudiciales no cuentan con ninguna acusación formal. De los que sí se denuncian, el 96% se cierra sin la detención de los responsables.

Leer más  El CICPC detuvo a una mujer en Petare por supuesto infanticidio

En la búsqueda de Wilexis

El 31 de enero de 2022 inició un operativo policial en José Félix Ribas para capturar a Wilexis Acevedo, jefe de una de las organizaciones criminales más grandes de Petare. Participaron funcionarios de la Brigada Especial Contra Grupos Generadores de Violencia (BEGV), Las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) y el Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin). Además del sector, también recorrieron otros barrios cercanos como La Bombilla, Julián Blanco y San José.

barrio José Félix Ribas
Foto: Cortesía

En los tres días de duración que tuvo el despliegue, se registró la muerte de 11 personas. Aunque la mayoría fueron producto de los enfrentamientos contra miembros de la banda de Wilexis, existen al menos 3 casos de presuntas ejecuciones extrajudiciales. Familiares denunciaron a Monitor de Víctimas que José Luis Nieto Suárez, José Manuel Suárez y Romer Alejandro Echenique fueron asesinados en sus respectivas casas, sin haber estado aparentemente involucrados en el despliegue.

Posteriormente, el 5 de febrero, se realizó un segundo operativo en la Zona 9, donde murió un delincuente apodado “el Chiripa”, presunto primo de Wilexis. Al igual que en la ocasión anterior, los vecinos denunciaron allanamientos irregulares de viviendas, con reportes de robos y violencia excesiva por parte de los funcionarios.

Historial de protestas

“No los queremos”: habitantes del barrio José Félix Ribas de Petare protestaron contra presuntos abusos policiales
Foto: Cortesía Emilio Materán

No es la primera vez que los habitantes de José Félix Ribas se manifiestan en contra de los abusos policiales. El 7 de febrero organizaron un cacerolazo en rechazo de los atropellos cometidos en el operativo donde cayó el Chiripa. Igualmente, entre octubre de 2019 y mayo de 2020, los vecinos cerraron en varias oportunidades la avenida principal de Palo Verde para exigir el fin de las incursiones policiales. 

Leer más  Desaparecidos en Táchira y daños en varios estados: las consecuencias de las lluvias en Venezuela

No obstante, varios periodistas especializados en la fuente de sucesos aseguran que estas protestas en gran parte son impulsadas desde la misma banda de Wilexis. Desde la Policía Municipal de Sucre se maneja la tesis de que los delincuentes convocan a los vecinos para que tranquen la calle. También amenazan a los conductores de autobuses locales para que paralicen sus actividades. 

De acuerdo con el periodista Román Camacho, además de expulsar a la policía, los habitantes también protestaron este viernes contra el propio Wilexis. Vecinos aseguraron que desde que comenzaron los operativos en el barrio, los delincuentes mantienen un toque de queda, obligando a todos los negocios a cerrar después de una hora determinada.

Otro factor que mantiene preocupados a los residentes son los enfrentamientos entre el grupo de Wilexis y la de los Chicorrios, quienes intentan tomar el control de José Félix Ribas desde las últimas semanas. Se hicieron conocidos a principios de enero luego de asesinar brutalmente a un adolescente de 14 años de edad. Camacho detalló que el joven había revelado información sobre los delincuentes luego de haber sido hostigado “a empujones” por la policía. En gran parte, esta guerra de bandas criminales es el motivo de los operativos cada vez más frecuentes, y donde los vecinos están en medio del fuego cruzado.

Noticias relacionadas