• La medida consiste en restringir la circulación de ciudadanos extranjeros que trabajan de repartidores. También se les podría impedir la movilización por el distrito peruano de los migrantes que se identifiquen como mototaxis

El alcalde del municipio La Molina en Perú, Álvaro Paz de la Barra, planteó una normativa para prohibir “temporalmente” que migrantes puedan trabajar como repartidores o mototaxistas en su distrito.

El Perú está aburrido de la demagogia. Lamentablemente este gobierno no tiene ideas claras. Al no haber una política migratoria, lo que sugerimos es que se les restrinja el ejercicio de actividades de mototaxi o repartidores”, dijo Paz de la Barra para Canal N.

El alcalde justifica la decisión para reducir el “alto índice delincuencial” que, en su opinión, es cometido por sus ciudadanos extranjeros. 

Respecto a si el alcalde considera que su planteamiento es discriminatorio, Paz de la Barra respondió que no va a permitir “que un 70 % o 80 % de extranjeros estén atentando todos los días contra nuestra tranquilidad”. 

La propuesta ya ha sido calificada por otras autoridades del Perú como xenófoba y discriminatoria. El alcalde de San Luis, Zee Carlos Corrales, por ejemplo, aseguró que la idea planteada es una acción populista y que atenta en contra de los ciudadanos extranjeros.

La Defensoría del Pueblo también se pronunció y recomendó a las autoridades evitar “criminalizar y estigmatizar la migración”. A través de un comunicado, el ente pidió no promover ideas discriminatorias ni limitar el derecho a trabajar de los migrantes en el país.

La propuesta afectaría al 80 % de venezolanos que son repartidores 

Un reportaje del medio Wayka Perú indicó que la propuesta del alcalde Álvaro Paz de la Barra afectaría al 80 % de repartidores de nacionalidad venezolana, por lo que su aprobación solo agravaría aún más la situación laboral de los extranjeros. 

Solo 2 de cada 10 venezolanos en Perú trabaja en su especialidad

La encuesta regional de la población migrante y refugiada venezolana, de agosto de 2021, reveló que solo 2 de 10 extranjeros profesionales trabaja en un empleo relacionado a su especialidad de estudios. nnHasta esa fecha, solo 11 % convalidó sus títulos profesionales.nnMientras que el 89 % aún no lo ha hecho por obstáculos en el proceso de validar y apostillar sus documentos migratorios. n

Alcalde propone prohibir que migrantes puedan trabajar de mototaxistas o repartidores en un municipio de Perú
Foto: EFE

Stefano Corzo, investigador del Área de Seguridad Ciudadana del IDL, consultado por el medio de comunicación, afirmó que la propuesta de Paz de la Barra solo está empujando a la población migrante al subempleo y la informalidad.

Son personas que no cuentan con derechos laborales, tienen que financiar sus propios implementos de trabajo y al haber un desamparo normativo quedan expuestos a una serie de riesgos como accidentes vehiculares, discriminación y xenofobia”, dijo. 

Sobre los índices de criminalidad en el país, el investigador sostuvo que no existe evidencia que vincule a la inseguridad ciudadana con la migración. 

Un informe de Equilibrium CenDE concluyó que “la migración venezolana no tendría efectos significativos en delitos relacionados a hurtos, robos, lesiones, homicidios y violencia sexual en Lima Metropolitana”.

El informe señaló que este “sería un indicador de que la criminalidad en Lima y Callao se encuentra ligada a otros factores ajenos a la dinámica migratoria”.

Foto: Natalia Cordoves

De acuerdo a datos del Instituto Nacional Penitenciario del Perú (INPE), en diciembre de 2019, la población carcelaria era de 95.548, de los cuales solo 2.199 eran extranjeros. 

Al respecto, la organización Equilibrium CenDE, en 2019, informó que la tasa de venezolanos en cárceles peruanas representa solo el 0,48 % del total de población penitenciaria en el país es menor comparado al 2,69 % que representa al total de la población venezolana.

No es la primera vez que se plantea una normativa contra migrantes en Perú

Álex Gonzáles, alcalde del municipio peruano de San Juan de Lurigancho, en enero de 2021, anunció una medida discriminatoria similar contra ciudadanos extranjeros.

La autoridad local también quería promover una ley para restringir el tránsito de personas con nacionalidad distinta a la peruana. 

En San de Lurigancho, muy pronto, a través de una ordenanza, estará prohibido que extranjeros hagan mototaxi. Hay otras formas de ganarse la vida”, afirmó Gonzáles.

La medida finalmente no prosperó debido a las críticas que recibió de diferentes sectores de la política. 

El alcalde San de Lurigancho ya ha sido criticado anteriormente por promover la xenofobia contra los migrantes en Perú.

Durante el operativo policial realizado en octubre de 2019, Gonzáles consideró que todos los ciudadanos venezolanos que llegan a ese país tienen problemas con la justicia.

“Lo que ha venido es gente que consume drogas, gente que bebe y se intoxica y sale a asaltar”, aseguró Gonzáles en entrevista con Buenos Días Perú.

Noticias relacionadas