• Durante el asueto de Semana Santa, el sistema de transporte subterráneo mantendrá una vía única temporal entre las estaciones Plaza Venezuela y El Valle. Los trabajos se ejecutan ante las notables deficiencias del servicios por falta de mantenimiento en sus trenes e infraestructuras

El Metro de Caracas informó que a partir del 14 de abril de 2022 se habilitará una vía única temporal en la Línea 3, la cual permanecerá hasta el 19 de abril. A través de su cuenta oficial de Twitter, indicó que el cierre parcial se debe a trabajos de reparación de los túneles entre las estaciones Plaza Venezuela y El Valle.

“Los trabajos de alto impacto que ejecutará nuestra clase trabajadora son necesarios para el control de filtraciones derivadas del nivel freático en la zona”, explicó la empresa estatal.

Durante el asueto de Semana Santa, y mientras duren las obras, el servicio de trenes operará con limitaciones entre estas estaciones. Solo estará habilitada la circulación en ambos sentidos por una sola vía, por lo que los trenes se deben desplazar con lentitud y cautela, provocando retrasos mayores a los habituales. A diferencia de anteriores contingencias, el Metro no informó sobre el despliegue de unidades de metrobús para apoyar en esa ruta.

Ante esta situación, el sistema recomendó a los usuarios de la Línea 3 tomar precauciones. Cabe destacar que este tramo no solo es utilizado por habitantes del sur de la capital, como Ciudad Universitaria, Los Símbolos, o las parroquias El Valle y Coche, sino también por personas provenientes de los Valles del Tuy, que hacen transferencia en la estación La Rinconada hacia el ferrocarril. En este sentido, resultará preferible utilizar el transporte superficial, debido a los retrasos y gran volumen de gente que se acumulará en sus andenes.

Alto impacto

Obras en la Línea 5, en el túnel de la estación Bello Monte. Foto: Cortesía Metro de Caracas

En los últimos días, el Metro de Caracas ha compartido imágenes de diferentes trabajos de mantenimiento en diferentes tramos del sistema. Incluso insinuaron una posible reanudación de la construcción de la Línea 5. Actualmente la obra inconclusa por la empresa Odebrecht solo tiene estación: Bello Monte.

Leer más  ¿En qué países de América Latina se ha despenalizado el aborto?

Recientemente, el 10 de abril de 2022, se habilitó también una vía única temporal en la Línea 1, entre Agua Salud y La Hoyada. En esta oportunidad, el personal de telecomunicaciones realizó un empalme de cableado y canalización de la red de fibra óptica. Antes de eso, en el mes de febrero, también se activó una contingencia en el tramo Zoológico-Mamera de la Línea 2. En esa ocasión, no se especificó qué tipo de labores hicieron. Igualmente, por esos días se cerró también el sistema Metrocable de San Agustín por mantenimiento.

Aunque el Metro asegura estar enfocado en la rehabilitación de sus infraestructuras, el servicio sigue siendo bastante deficiente, de acuerdo con sus usuarios. Organizaciones como Metro Comunidad, formada por trabajadores activos y jubilados del subterráneo, afirman que el término “trabajo de alto impacto” suele ser utilizado por las autoridades para encubrir cuando se activa la vía única temporal por fallas graves ocurridas. Un ejemplo fue el 8 de abril, con el descarrilamiento de un tren entre Palo Verde y Petare. La situación quedó captada en un video que se viralizó en redes sociales, pues se pudo ver cómo el último vagón se agitaba, al punto de parecer que iba a desprenderse.

De acuerdo con la cuenta de Twitter de Metro Comunidad, el incidente provocó daños en más de 300 metros de vía férrea, así como en equipos de señalización, semáforos y cajas de impedancia. Durante dos días se aplicó la ruta de contingencia entre Los Dos Caminos y Palo Verde para reparar las afectaciones, aunque nunca se mencionó qué las ocasionó.

Desperfectos en los trenes 

No fue sino hasta el 11 de abril de 2022 que el presidente del Metro, Graciliano Ruiz Gamboa, confirmó oficialmente el descarrilamiento del tren en Palo Verde. En una entrevista a Unión Radio, atribuyó el incidente a una falla mecánica en el tren, producto de su deterioro por la cantidad de años activos.

Leer más  Diego Matheuz: el venezolano que nombraron director principal de una orquesta en Japón

Reconoció que desde hace tres años el sistema presenta una serie de problemas estructurales, con más de 180 fallas detectadas. El general afirmó que el mayor deterioro está en los trenes adquiridos hace ya 12 años por la empresa española CAF. Actualmente hay 55 de estos vehículos en todo el Metro, aunque Ruiz no especificó cuántos están en este momento operativos o paralizados.

Sobre los trenes españoles comprados durante el gobierno de Hugo Chávez, el funcionario indicó que el tiempo ha hecho aflorar una serie de desperfectos que calificó como “fallas de ingeniería”. Entre ellas, mencionó un error en las zapatas de freno el cual es el causante de las explosiones registradas en algunos trenes, por cortocircuitos. También hay problemas de filtraciones en las ventanas y paredes. Aseguró que todo eso debería estar cubierto por la garantía, pero CAF suspendió el seguro posventa y la dotación de repuestos. “Todo tiene un proceso legal, en algún momento las trasnacionales tienen que responder al Estado venezolano porque no han respondido por la garantía”, declaró.

En 2008, Chávez firmó un acuerdo por 1.863 millones de dólares con el consorcio español para renovar la flota, rompiendo el convenio que el Estado venezolano tenía con la empresa francesa Alstom desde 1981. En su momento, el cambio fue fuertemente criticado por no respetar la Ley de Contrataciones Públicas, pues el mandatario prácticamente realizó toda la operación por su cuenta.

CAF demandó al gobierno en 2015 por una deuda de 148,5 millones de dólares, lo que llevó a paralizar el envío de nuevos trenes. El régimen de Nicolás Maduro debió restablecer sus relaciones con Alstrom, que diseñó los denominados trenes Metrópolis. Fueron usados originalmente para el Metro de Los Teques, pero actualmente están presentes en todas las líneas. Esto para cubrir la falta de trenes, al igual que los antiguos de las primeras tres generaciones, algunos operativos desde 1983.

Leer más  CICPC capturó a un falso farmacéutico en Valencia: los detalles

Deterioro total

Foto: Cortesía El Líbero

En los últimos años, la decadencia del Metro de Caracas se ha hecho notoria en todos sus ámbitos. Desde andenes sucios y sin iluminación, hasta descarrilamientos y problemas de trenes. Algo aupado además por la falta de personal, que llevó a muchas estaciones a quedar completamente vacías en sus taquillas y alrededores.

De acuerdo con Metro Comunidad, actualmente existe un déficit de 80 % de los trenes, especialmente en las líneas 2 y 3. Ante la gran cantidad de trenes fuera de servicio, los operadores se han visto en la necesidad de concentrarlos en Línea 1. Esto afecta principalmente a los habitantes de la periferia, quienes deben soportar retrasos de más de 30 minutos en los andenes. Igualmente, la organización señaló que el 95 % de las escaleras mecánicas están inoperativas, aunque la empresa ha hecho esfuerzos por hacerlas funcionar nuevamente.

Con la implementación del nuevo sistema de pago y el aumento de sus tarifas, la empresa dependientes del Ministerio de Transporte ha logrado percibir ingresos para atender algunos asuntos básicos. Entre ellos, la contratación de personal nuevo y la recuperación de algunas estaciones con labores de pintura e iluminación. Sin embargo, los problemas estructurales siguen más vigentes que nunca, más allá de las capas de pintura y el regreso de las vallas publicitarias.

En su entrevista, Ruiz Gamboa admitió que ante la falta de apoyo de empresas internacionales, el Metro ha tenido que capacitar a sus obreros para realizar tareas que antes hacían expertos de CAF o Alstom. En este sentido, prometió continuar con sus “trabajos de alto impacto” en otras estaciones, así como retomar las obras paralizadas en la Línea 5. 

Noticias relacionadas