• El promedio de cuadrangulares por encuentro en la MLB es el más bajo en los últimos siete años

La temporada 2022 de las Grandes Ligas ha presentado una extraña característica en las primeras tres semanas. Hasta este miércoles 27 de abril tiene el promedio más bajo de cuadrangulares en los últimos siete años.

0,90 es la cantidad de jonrones por juego, la más baja desde 2014. En ese año fue de 0,86, uno con los peores números de cuadrangulares por encuentro en la historia de las Grandes Ligas.

Además de la baja cantidad de jonrones, los registros indican que esta temporada es la más baja en cuánto a promedio y hits de los últimos 30 años, también la peor en cuánto a carreras en la última década.

Algunos reportes de portales como The Athletic indican que hay un cambio en las pelotas que están provocando que tengan menor proyección y afecte directamente la fuerza y distancia de los batazos.

Otro de los posibles argumentos es que los bateadores no tuvieron suficiente tiempo de preparación en los entrenamientos primaverales debido a las negociaciones en el paro laboral de la MLB.

Leer más  Los venezolanos más destacados de las Grandes Ligas durante junio

En 2019 se registró el mayor número de jonrones por juego en la historia de la MLB. Desde entonces, la oficina de las Grandes Ligas se ha encargado de modificar la pelota para que disminuya los cuadrangulares por encuentro. 

En 2020, Las Mayores afirmaron que sí hubo ligeros cambios en las costuras de la pelota que provocaron reducir la tasa de batazos. La MLB es dueña de Rawlings, empresa encargada de fabricar las pelotas que se usan en los 162 partidos de cada equipo en las temporadas.

“Rawlings produjo una serie de pelotas de beisbol desde finales de 2019 hasta principios de 2020 que aflojaron la tensión del primer bobinado de lana”, expone una carta de la oficina del comisionado, en el que explicó que esa modificación generó dos efectos: reducir el peso de la pelota en menos de una décima de onza, y también una ligera disminución en el rebote de la pelota.

Hablan los peloteros

Jonrones en las Grandes Ligas

Algunos peloteros han expresado su inconformidad por las pelotas, alegando a la MLB no le importa lo que está ocurriendo en el juego.

Leer más  Ronald Acuña Jr. será titular en el Juego de Estrellas de las Grandes Ligas: fue el más votado en la Liga Nacional

“La MLB tiene un problema muy grande con las pelotas de béisbol. son malas y todos lo saben. Todos los lanzadores de la liga lo saben. A la MLB no le importa y les hemos dicho que hay problemas con ellos. No les importa”, dijo Chris Bassitt, pitcher de los Mets de Nueva York.

El relevista Ian Kennedy de los Diamondbacks de Arizona explicó en una entrevista con el portal USA Today que han usado dos pelotas distintas desde el comienzo de los entrenamientos y luego cuando comenzó la campaña.

No soy idiota. He estado en el béisbol toda mi vida. A principios de año usábamos una sola bola, aguantaba mejor el barro. La otra es notablemente diferente porque es muy suave. Todavía hay una pelota diferente a la otra, pero si decimos algo al respecto, solo somos lanzadores quejándose”, dijo Kennedy.

A mediados de temporada de 2021, la MLB prohibió las sustancias pegajosas o pegas para los pitcher que utilizaban dichos elementos para tener un mejor agarre y efecto en sus lanzamientos.

Leer más  Los venezolanos más destacados de las Grandes Ligas durante junio

Otra de las posibles razones de la disminución de cuadrangulares es la instalación de humidificadores en todos los estadios de la liga. Estos funcionan para controlar el nivel de temperatura de la pelota en el lugar donde se almacenan en cada terreno de juego.

Esta medida fue implementada en 2002 en el Coors Field, estadio de los Rockies de Colorado, debido a que esta sede tenía el mayor número de jonrones y carreras en la MLB. 

En 2021, los Diamondbacks de Arizona, Red Sox de Boston, New York Mets, Astros de Houston, Marlins de Miami, Cardenales de San Luis, Rangers de Texas y Azulejos de Toronto instalaron el humidificador. Actualmente está en los 30 estadios de la liga.

A medida de la temporada se revelará si cambia el número de cuadrangulares por juego y la MLB deberá explicar si de verdad hubo un cambio drástico en la pelota que afecta notablemente a los bateadores.

Noticias relacionadas